Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

"Inauguraciones inolvidables", por Gisella López

El inicio del Mundial siempre genera expectativa. Y la inauguración no es la excepción. Hay ceremonias pomposas y sofisticadas, otras sencillas y entrañables pero que quedaron marcadas en mi memoria. Sin embargo, la de Rusia me dejó un sinsabor. ¿Fue igual para ustedes?

robbie williams

El cantautor británico dio inicio al torneo de fútbol más importante del mundo. (Foto: Reuters)

La pelota, por fin, empezó a rodar. Después de tanta expectativa, tanto conteo regresivo, álbumes comprados, apuestas emprendidas y prolongadas –y muchas veces insufribles– transmisiones en la tele, comenzó oficialmente el Mundial. El que –hasta ahora me parece increíble– acoge de nuevo a nuestra selección.

Pero, debo confesar, la inauguración me dejó un sinsabor. Siendo Rusia la anfitriona, con su historia, sus tradiciones y sus colores, pensé que sería una ceremonia bastante más vistosa. O será que la expectativa era alta por ver la inauguración del Mundial que por fin nos tiene de vuelta, o quizá porque a Vladimir Putin, el jefe todopoderoso del Kremlin, no le gusta mucho el fútbol y prefiere el judo.

Recuerdo vagamente –pero lo recuerdo sí, y también ya tengo algunas canas– la ceremonia de España 82. Una paloma formada en la cancha y el niñito que llegaba hasta el centro con una pelota, de la cual salía una paloma de verdad. Algo simple, pero entrañable e inolvidable.
Luego vinieron los jarabes tapatíos en México 86, el desfile de modelos en 1990 –y obvio, “Un’ estate italiana”– hasta que llegó Estados Unidos 94.

Cómo olvidar aquella fallida recreación de un gol en esa ceremonia inaugural. La cantante Diana Ross –que hasta ahora no debe entender para qué la contrataron– debía patear ante un arco inmenso. La pelota tenía que entrar. No había manera de que ocurriese lo contrario. Pero falló, y malogró la alegoría creada para la ocasión. Y se entiende. Un país que no es futbolero, ni lo será, acogiendo un Mundial solo por negocio. Ojalá para el 2026, cuando el torneo vuelva a EE.UU., no repitan ese penal.

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada