elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

"¿Con un pie fuera?", por Juan Carlos Tafur

La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales votó por el desafuero del congresista Kenji Fujimori por 10 votos a favor y 5 en contra. Ahora pasará a la Comisión Permanente y luego al Pleno. ¿La suerte de Kenji ya está echada? Circunstancias políticas podrían salvarlo

Kenji Fujimori

Kenji Fujimori espera solucionar el impasse congresal, evitar el desafuero y la inhabilitación. Si se libra, buscará reiniciar el proceso de inscripción de su partido, Cambio 2021. (Foto: Reuters) 

Ha habido ya dos reuniones –ambas fuera del recinto del hemiciclo por temor a ser chuponeados– a las que han acudido los voceros de todas las agrupaciones políticas con representación en el Parlamento, a excepción de Fuerza Popular. ¿La razón? Coordinar la elección de una mesa directiva en la que no participe la bancada naranja. 

El fujimorismo tiene 59 votos y estima como suyos los de Julio Rosas y Yeni Vilcatoma, es decir, llega a 61. No le alcanza para asegurar su reelección en la directiva parlamentaria. Por el contrario, la coalición de no fujimoristas tiene casi asegurados 68 votos, salvo que desafueren a los tres ‘avengers’ mencionados. Peruanos por el Kambio tiene 15 más los tres independientes (De Belaunde, Costa y Zeballos), los seguidores de Kenji Fujimori son 12, Alianza para el Progreso cuenta con 8 (aunque Acuña aún no ha definido si irá con los fujimoristas en una lista a la directiva), las izquierdas (Frente Amplio y Nuevo Perú cuentan con 10 cada una) y el APRA y Acción Popular con cinco respectivamente. 

En las reuniones se ha tratado de conciliar expectativas. Por lo pronto, Kenji Fujimori ha instruido a sus voceros a que señalen que su grupo no tiene interés en formar parte de la Directiva, pero que está dispuesto a sumar sus votos. Y ha dejado entrever que podría contar con cuatro votos adicionales de la bancada de Fuerza Popular, que en el escenario anterior de la vacancia de PPK ya estaban listos para sumarse a su grupo. Si así ocurriera, sería un hecho que Fuerza Popular perdería el control del Congreso para el año legislativo venidero. 

Hay dos posibilidades barajadas. Una de ellas es que la presidencia del Congreso recaiga en algún parlamentario de Peruanos por el Kambio, considerando que es la bancada no fujimorista mayoritaria. Al respecto se baraja el nombre de Gilbert Violeta. 

Pero también se sigue evaluando que ese cargo lo ocupe uno de los congresistas con mayor experiencia, como Víctor Andrés García Belaunde. “La idea es clara. Si las bancadas de esta coalición votan a favor del desafuero de los tres ‘avengers’, perderán la Mesa Directiva. Confiamos en que los intentos de desafuero e inhabilitación no pasarán”, nos señala una fuente del grupo de Kenji.

Otras preocupaciones
Las relaciones familiares entre Kenji y Alberto Fujimori siguen siendo cordiales. El menor de los Fujimori visita a su padre con regularidad. Pero últimamente se percibe que el ex gobernante se ha inclinado pragmáticamente por restablecer una buena relación con su hija Keiko. Una mayor asiduidad de visitas de la ex candidata y su uso fotográfico en redes revelan que la hipótesis de un apoyo incondicional del padre hacia su hijo Kenji no se ajusta tanto a la verdad. 

En cualquier caso, la estrategia política de Kenji no pasa en estos momentos por fomentar o desalentar una relación familiar o política con su padre. Lo primero es arreglar el impasse congresal y evitar el desafuero y la inhabilitación. 

Recién una vez que ello se consiga se dará los siguientes pasos, que son, primero, elegir algunas candidaturas regionales y municipales en todo el país y expresarles apoyo explícito (Kenji no busca presentar candidatos en esta jornada); y, segundo, reiniciar el proceso de inscripción de su partido, Cambio 2021.

El análisis completo de Juan Carlos Tafur este sábado en la edición impresa de la revista Somos

Tags Relacionados:

Kenji Fujimori

Fuerza Popular

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada