elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Kiss: los maquillados reyes del marketing dicen adiós, por Pedro Suárez-Vértiz

"Sea como sea, si tienen la oportunidad de verlos en esta última gira, háganlo. Es lo más divertidamente espectacular que he visto en mi vida".

Kiss anunció su retiro definitivo de los escenarios. Fue durante la transmisión en vivo de la gran final del show norteamericano America’s Got Talent. Kiss fue la banda encargada de abrir el espectáculo con una ejecución magistral de uno de sus clásicos, Detroit Rock City. Luego de la performance, Tyra Banks, la presentadora del programa, le preguntó a Paul Stanley, vocalista de la banda, cómo se sentía con el End Of The Road World Tour, la última gira que la banda hará. Paul dijo: “Esta va a ser nuestra última gira. Va a ser la más explosiva y el show más grande que hemos hecho. Aquellos que nos quieren, vengan a vernos. Si nunca nos han visto, este es el momento. Este será EL concierto”. 

Luego Stanley siguió propagando el mensaje en las redes. En su cuenta de Twitter no dejó de agradecer el cariño y el apoyo de los fans y reiteró que este tour va a ser el más “explosivo”. “El End Of The Road durará tres años y abarcará todos los continentes”, dijo Gene Simmons, ‘el demonio’ de lengua larga y bajista de la banda.
Se le preguntó a Paul Stanley si Kiss tenía en proyecto un último álbum. Paul respondió con brillante realismo lo que significa sacar nueva música en estas épocas. “Ahora se viven tiempos diferentes, ya no es como antes. Así sea capaz de componer una obra maestra al nivel de Let It Be de los Beatles, lamentablemente la gente no la apreciaría lo suficiente, dirían ‘Genial. Ahora toca Detroit Rock City’”. Paul Stanley dice que las bandas de rock antiguas son como la foto de un momento de tu vida, el cual es difícil reemplazar. “Mira, si pones un video en vivo de cualquier banda o de Paul McCartney o los Rolling Stones y quitas el volumen, te diré cada vez que estén tocando una nueva canción, porque el público se sienta”, sentenció. 

El último disco de Kiss, Monster, fue lanzado hace ya seis años y a pesar de haber alcanzado el número uno en Billboard su recepción no se compara al apogeo discográfico de la banda durante el siglo XX.
La banda también ha tenido grandes proyectos personales, como la serie Gene Simmons Family Jewels, un reality de la vida familiar de Simmons que duró seis años, en la reconocida cadena A&E, y alcanzó siete temporadas. Por otro lado, Paul Stanley se encuentra innovando en el creciente mercado de calzado de Estados Unidos. El mes pasado sacó unas zapatillas en colaboración con la marca alemana Puma. El guitarrista Ace Frehley tiene un negocio llamado The Ace Frehely Wedding Exeperience, el cual consiste en que el disfrazado ‘Spaceman’ lleve a tu novia al altar en la capilla del Kiss Mini Golf de Las Vegas. Este servicio cuesta 6 mil dólares y, créanme, los fans lo pagan. El club de fans de la banda, llamado Kiss Army, es el más organizado, rentable y multitudinario del mundo. 

Claramente, Paul y Gene son quizá los empresarios más grandes de la historia del rock. El merchandise de Kiss le pisa los talones al mismísimo George Lucas y sus juguetes de Star Wars. Los productos de Kiss generan casi dos tercios de sus ingresos y son de lejos los más caros y solicitados del mundo. Todo lo imaginable existe: muñecos, videojuegos, cómics, libros, disfraces, condones, loncheras, mesas de ping pong, camisetas, etc. Ya ni hablar de los vinos californianos carísimos de reserva especial, los automóviles Mini Cooper full equipo de 18 mil euros cada uno, las máquinas de Pinball estacionarias, las rocolas, las tarjetas de crédito First USA Bank Kiss Platinum Visa, etc.
Pero donde la extravagancia y el estatus de Kiss se lucen es en sus ataúdes personalizados. Cuestan 4.500 dólares cada uno (el fallecido guitarrista de la banda Panthera fue enterrado en uno). Ofrecen todos los objetos utilizados en servicios fúnebres, incluyendo urna de cenizas y memoriales.

Gene Simmons y Paul Stanley compraron la franquicia de un equipo de fútbol americano y lo llamaron Los Angeles Kiss. El equipo debutó en la Arena Football League. Por eso, aunque no lo mencionen en su anuncio de despedida, estoy seguro de que el retiro de Kiss se debe a las dolencias de cadera y hombro que afectan a Paul Stanley desde hace varios años. Porque apetito comercial les sobra. Sea como sea, si tienen la oportunidad de verlos en esta última gira, háganlo. Es lo más divertidamente espectacular que he visto en mi vida. //

Tags Relacionados:

Kiss

Pedro Suárez Vértiz

Somos

Rock

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada