Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Firmas

Firmas

Estos son los libros de mi vida, por Pedro Suárez-Vértiz

"La vida me sabe bien es distinto. En él repaso los 50 años que llevo en el planeta desde mi llegada, en 1969, el mismo año en que el hombre llegó a la Luna, se llevó a cabo el festival de Woodstock".

Pedro Suárez Vértiz

Estos son los libros de mi vida, por Pedro Suárez-Vértiz. ILUSTRACIÓN: Omar La Hoz.

Cuando Planeta, mi casa editorial, me propuso publicar mi autobiografía ilustrada, y que incluyera los últimos siete años posteriores al lanzamiento de mi primer libro, Yo, Pedro, me entusiasmé. Pero también me pareció una locura, por el estrés de aprobar los dibujos. No soporto cambiar detalles en pos de la comercialidad. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, la ilustración se ha convertido en una manifestación artística de alcance masivo. Gracias al avance de las tecnologías –que permiten graficar simplificadamente al mundo– y también gracias al Internet, los artistas generan portafolios virtuales para ser vistos en todo el mundo. “Ah”, dije. “Caballero, tengo que ponerme al día”.

Son, pues, los tiempos de lo visual. Se ha fortalecido la alianza entre los escritores y los ilustradores para así hacer mejores y más atractivos los textos. Por esa razón, el mercado de los libros ilustrados crece como una estrella joven en el universo editorial. Un buen ejemplo de este fenómeno son las biografías ilustradas de personajes icónicos y legendarios de la cultura popular contemporánea, como Nick Cave, David Bowie, Coco Chanel, Steve Jobs y Frida Kahlo, por nombrar solo a algunos.

En el Perú, este ejercicio está aún explorándose y he tenido el honor de que empiecen conmigo. Aunque, a diferencia de los libros mencionados (que son retratados por el ojo inquisidor de un cronista), el mío: La vida me sabe bien, se trata de una autobiografía estilo ‘en sus propias palabras’. Se ha tenido que recurrir a varios expertos en mi vida para acceder a declaraciones o relatos míos, en radio, revistas de TV y prensa, que yo no recordaba en absoluto. Qué bestia, cómo olvidamos lo vivido.

Yo, Pedro, mi primer libro publicado en el 2013, por ejemplo, es un cúmulo de reflexiones y anécdotas que invita a mis seguidores a ingresar al interior de mis sentimientos y pensamientos. A mi forma de ver el mundo. Pero Yo, Pedro también tenía el propósito de contarle a mi público la razón de mi alejamiento de los escenarios y las buenas nuevas que anduve preparando. Fue el grito de un recién diagnosticado. Parlanchín por el shock.

Ese libro se convirtió en la bisagra entre mi primera vida y la de hoy. Permitió que mi voz llegara a miles de personas. De hecho, es uno de los libros más vendidos de la historia del Perú y aún puede conseguirse en librerías y supermercados, cual chocolates.

La vida me sabe bien es completamente distinto. En él repaso los 50 años que llevo en el planeta desde mi llegada, en 1969, el mismo año en que el hombre llegó a la Luna, se llevó a cabo el festival de Woodstock y los Beatles publicaron su último álbum, Abbey Road. Cuento mi reconocimiento en la música y el dibujo, en el seno familiar en la pequeña casa ubicada en Puerto de Palos, en San Isidro. Mis padres siempre incentivaron la creatividad de mis hermanos y la mía.

Pedro Suárez Vértiz

La vida me sabe bien, el último libro de PSV.

Conocerán a un personaje que nos volvió a Patricio y a mí fans de los Rolling Stones. Hay personas que nos marcan en la vida y otra de ellas fue el primer mánager infantil que tuve (sí, antes de Robelo), quien quería que yo fuera pintor como mi papá. Datos ‘caletas’ –como la alineación de mi primera banda del colegio, con la cual hacíamos tributos a bandas de rock en inglés– abundan.

Muchos se preguntarán por qué me desembarqué de un proyecto como ese, tan exitoso como Arena Hash, para ser solista en un país en plena crisis. Pues ahí verán que uno no escribe su vida. En La vida me sabe bien realizo un repaso detallado por mi vida y mi carrera artística, un ejercicio de la memoria que me ha llevado a encontrarme con el Pedro que fui y que, en realidad, nunca he dejado de ser. Pero que había olvidado.

Además La vida me sabe bien está ilustrada por el estupendo Omar La Hoz, un ilustrador de nivel mundial que ha ganado innumerables reconocimientos y que logró plasmar mi imagen con una ilustración estilo cartoon que me gusta mucho. También ha hecho lo propio con otros personajes famosos que fueron determinantes en mi vida y por eso estoy muy agradecido.

Solo deseo que disfruten este libro tanto como yo. Me considero un gourmet de los buenos momentos, del presente y sus antecedentes. Por eso, y a pesar de todo, la vida me sabe bien. //


Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada