Talía Azcárate fue futbolista profesional. Jugó en la selección. Hoy es comentarista deportiva.
Talía Azcárate fue futbolista profesional. Jugó en la selección. Hoy es comentarista deportiva.
Talía Azcárate

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Desde mi perspectiva, que creo haber vivido en carne propia el proceso, diría algo primero: en los 90 resultaba casi imposible entender/aceptar que una mujer jugara fútbol. Normalmente las barreras las encontrábamos en casa por falta de conocimiento o difusión. Mi mamá, por ejemplo, me hacía la pregunta de manera constante: ¿Talía, por qué fútbol? Y a pesar de ser muy chica, mi respuesta siempre era: ¿Y por qué, no? Pasa que el deporte no tiene género y el “común denominador” trató de encasillar o etiquetar los deportes que —según ellos— eran para hombres, y cuáles eran para mujeres.

Pasó el tiempo y con 14 años jugué por , entré a la Videna y sentí que era Disney.

Era exactamente lo que venía buscando, un grupo de chicas con las que se pudiera jugar a un buen nivel; no saben lo difícil que era en esa época juntar a once mujeres para armar un equipo —me tocó integrar equipos de hombres, porque en las bases no salía que una mujer no podía jugar, claramente era una cuestión implícita—.

DEBATE: ¿Por qué algunos hinchas peruanos se alegran cuando la selección pierde 3-0?

LA PRIMERA FOTO DE FÚTBOL FEMENINO PUBLICADA EN EL COMERCIO

Imagen publicada en la portada de El Comercio el 30 de junio de 1959. Se aprecia a una jugadora de Universitario de Deportes en un partido de exhibición en el Estadio Lolo Fernández.
Imagen publicada en la portada de El Comercio el 30 de junio de 1959. Se aprecia a una jugadora de Universitario de Deportes en un partido de exhibición en el Estadio Lolo Fernández.

Estar en la selección y ponerse la camiseta de nuestro país, es además de un GRAN orgullo, una enorme responsabilidad. Pero sobre todo, particularmente pasa por las ganas de estar ahí y representar a tu país, porque está lejos del interés económico —nos pagaban 5 soles diarios— y era lo último que importaba, el orgullo era tremendo. Cuando decidí dar un paso al costado en la selección, para dedicarme a mis estudios de lleno, tuve siempre la consigna y el compromiso en mente de contribuir con el crecimiento del fútbol femenino desde donde me tocara estar.

En el 2019 las chicas del fútbol femenino, es decir, del torneo local lideraron un movimiento con el #QueremosSerVistas. ¿Por qué? Resulta que no les permitían llevar gente a que las vean en los partidos desde la tribuna, cuando la idea era darles difusión. Para ese año DirecTV apostó por televisar las 3 finales del femenino, la cantidad de gente que acudió al estadio fue una cifra récord en nuestro país, jugaba Alianza vs Universitario e incluso se jugó con ambas hinchadas. El 2020 por coyuntura fue durísimo y no tuvimos fútbol femenino. Este 2021 se está televisando de forma íntegra el torneo de fútbol femenino, según la FPF serán 98 partidos transmitidos en vivo, permitirá que equipos/jugadoras tengan mayor visibilidad y las niñas podrán tener referentes femeninos locales en este deporte.

Queda mucho camino por recorrer, y uno de los objetivos es la profesionalización, pero ha habido un avance notable.

La 'U' clasificó a la Libertadores en diciembre de 2019. Cindy Novoa será una de las grandes ausencias. (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
La 'U' clasificó a la Libertadores en diciembre de 2019. Cindy Novoa será una de las grandes ausencias. (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
LEE: La evolución del fútbol femenino en el Perú en imágenes