elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Hace 5 años Angelito unió a hinchas de la 'U' y Alianza: se curó y volvió a la cancha

En octubre del 2013, un niño de 7 años hizo posible el milagro: juntar a los hinchas que más se detestan en el país, los de Universitario y Alianza Lima. Necesitaba tratarse de una fibrosis pulmonar. El domingo volvió al estadio, muy restablecido, a alentar a su equipo

En octubre del 2013, un niño de 7 años hizo posible el milagro: juntar a los hinchas que más se detestan en el país, los de Universitario y Alianza Lima. Una foto de Ángel Cruz Sánchez en una de las escalinatas del Estadio Monumental, chalina crema, gorra de lana, silla de ruedas y una sonda que conectaba sus pulmones y un balón de oxígeno, alteró la forma del cariño: los de Alianza, los de Cristal, los de Muni y los de Boys; todos querían que el muchacho de camiseta de la ‘U’ gane este partido y sea el mejor de todos.

Los médicos le habían dicho que no grite, pero grita. Le habían pedido que no salga de casa, pero apenas llegaba el domingo buscaba su chalina y papá Ángel ya sabía: toca ir al Monumental. Los médicos le habían sugerido que evite las emociones fuertes, pero es imposible: Ángel Cruz Sánchez es hincha de la 'U' y la euforia puede más que él.

Su biografía, entonces, se hizo conocida gracias a un grupo de hinchas de Universitario que decidieron contarla en redes sociales: Angelito no era un hincha cualquiera. Ese 2013 tenía 7 años, vivía en Barranco y coleccionaba todo tipo de souvenirs de su equipo. Sus ídolos eran el Puma Carranza y Rainer Torres, hasta que los dos bajaron del póster y llegaron a su casa, para decirle que también jugaban su partido: una fibrosis pulmonar que quiere vencerlo, pero no puede. Se hizo una colecta nacional, con éxito. La Asociación Todo por la ‘U’ consiguió una donación de 42 latas de Pulmocare, un nutriente que necesita tomar 5 veces al día. Carlos Zambrano, entonces futbolista del Eintracht Frankfurt de Alemania, donó una camiseta para subastar. George Forsyth, a nombre de Alianza, pidió a sus hinchas sumarse a la campaña. Siguió con su terapia en la clínica San Pablo. Univisión le hizo un reportaje. Entonces, el Hospital Militar del Perú lo recibió para operarlo. El 6 de agosto del 2015, es decir, hace tres años, entró al quirófano. Cinco horas de angustia y la atenta mirada de médicos de la Fundación Mending Kids, de Estados Unidos. Fue un éxito: la fibrosis pulmonar se acabó. Luego, no supimos nada de él.

Hasta el último domingo.

Con esa misma sonrisa que le llega a la orejas, Ángel Cruz Sánchez, ahora con 12 años, ahora más alto y más flaco, ahora sin esa sonda molesta, fue al Estadio Nacional a alentar a su equipo. Hacía un año que no iba a la cancha.

Esta vez, los mismos hinchas que hicieron público su caso, esta vez agrupados bajo el nombre de Comité de Espectáculo de la Trinchera Norte, más grandes, más canosos, más hinchas, le tomaron una fotografía el último domingo en la puerta de occidente del Estadio Nacional. Fue él, Ángel, uno de los 500 niños que recibió un diploma de agradecimiento por el Día del Niño, un noble gesto que le inyecta pasión a su inocencia. Un diploma y unas gracias por festejarlo con ellos, aquí.

“Soy merengue desde que nací. Hoy es el día del niño y yo estoy en el lugar dónde soy más feliz”, decía el diploma, que Angelito empuña como una bandera. Su sonrisa y la perfecta raya al costado con que ha ido a ver a su equipo suscribe cada oración.

“Estoy bien, muy contento de ir al estadio. Vi jugar a mi equipo y eso me emocionó mucho”, dijo este martes en Canal 2, cuando el reportero Gerson Taype ocultó sus ganas de abrazarlo solo para poder preguntar. Todavía necesita fisioterapias pulmonares, requiere un tratamiento para la escoliosis. Y todavía tiene a la 'U': sale en la TV vestido con su camiseta crema, casi tan importante para él como sus medicinas. Su medicina.

Su equipo perdió el domingo, pero no importa. Hace tiempo que él sigue siendo el más ganador de todos.

----
¿QUIERES AYUDAR A ANGELITO?
Angelito está mejor, mucho mejor, pero necesita ayuda: tratamiento y fisioterapia, alimentación complementaria (Pediasure) y extremo cuidado con su sistema inmunológico. Su padre, Manuel Eduardo Cruz Cuaresmayo, tiene esta cuenta de ahorros en soles en el BCP para cualquier donación que usted quiera hacer: 194-91499136-0-67. Este es su teléfono 964 247 067.

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada