elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

¿Por qué el Álbum Blanco de los Beatles es uno de los mejores de la historia?, por Hugo Salazar

El mundo celebra el 50 Aniversario de uno de los más grandes álbumes de la historia y como es una tradición con The Beatles, será a lo grande, por todo lo alto. Insuperable.

¿Por qué el Álbum Blanco de los Beatles es uno de los mejores de la historia?, por Hugo Salazar

¿Por qué el Álbum Blanco de los Beatles es uno de los mejores de la historia?, por Hugo Salazar

El mundo celebra el 50 Aniversario de uno de los más grandes álbumes de la historia y como es una tradición con The Beatles, será a lo grande, por todo lo alto. Insuperable.

No puede ser de otra manera cuando de ellos se trata.

Ya desde el pasado día 09 están disponibles a nivel planetario las nuevas ediciones de “The Beatles” tanto en vinilo como CD. Una edición de cuatro LPs, dos con el álbum conocido y dos con los legendarios “Demos de Esher” donde la banda repasó y grabó a lo “unplugged” el espectacular lote de canciones escritas en la India y con algunas canciones que no llegaron a integrar el álbum como “Child Of Nature” que se convertiría años después en “Jealous Guy” del álbum “Imagine” de John Lennon, “Mean Mr, Mustard” y “Polythene Pam” que pasarían a “Abbey Road”.

Una versión similar tenemos en CD triple y lo que constituye el atractivo mayor, la espectacular caja “Super deluxe edition” con siete discos que incluye lo mencionado mas 50 outtakes de las canciones incluyendo una primigenia versión de “Let it Be”,“Not Guilty” y otras gemas que tampoco llegaron a incluirse en la versión final. Todos remixados por Giles Martin, el hijo del legendario productor y colaborador de los Beatles Sir George Martin, que en ausencia de su ilustre padre ha tomado las riendas de las nuevas ediciones. Un espectacular libro, posters, fotos, etc.

(Foto: Hugo Salazar)

(Foto: Hugo Salazar)

Pero mas allá de esto que resulta apasionante en grado sumo recordemos el álbum clásico y lo que representó en su momento y para la posteridad de la banda que, aunque disuelta hace tantos años sigue plenamente vigente.

“THE BEATLES” (El Álbum Blanco)
-Apple 7067/7068
-Publicado el 22 de Noviembre de 1968
-Producido por George Martin

Transcurrido año y medio desde la aparición de “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, el disco que marcó la segunda revolución de los Beatles y un antes y un después en la música, había una gran expectativa por el siguiente álbum de la banda. Ahora con el plus de una tremenda curiosidad acerca de si el nuevo producto podría superar al tan aclamado LP anterior que ya se consideraba como una cúspide creativa junto al previo “Revolver”. Sin embargo, las cosas se dieron de una forma tan peculiar e imprevista que dicha interrogante pronto iba a pasar a un segundo plano, por no decir al olvido.
Sobre las circunstancias de la grabación misma, realizada en condiciones tan distintas a las anteriores, siempre se ha dicho que fueron el lento pero inexorable inicio de la desintegración de los Beatles.

Lo cierto es que muchas cosas habían cambiado.

(Foto: Hugo Salazar)

(Foto: Hugo Salazar)

Ahora aparte de músicos eran empresarios-para colmo en problemas-, y la incómoda presencia de Yoko Ono en los estudios quebraba la norma no escrita de la intimidad sagrada de las sesiones pues ni siquiera Brian Epstein era del todo bien recibido cuando visitaba el estudio.

Durante su estadía reciente en la India habían escrito cantidad de canciones, aunque casi nada del material resultante evocaba la búsqueda de la paz interior, el amor universal o cosa parecida.
Tampoco el ánimo ni la disposición eran los mismos así que en lugar de la colaboración y la complicidad del pasado las tres principales fuerzas creativas en la banda se empeñaron en grabar su material sin necesariamente aceptar las sugerencias de los demás, sino mas bien tomando el mando y haciendo las cosas cada cual a su manera y su voluntad.

Superada la etapa sicodélica, los Beatles se re-inventaron una vez más, apostando al rock tal como empezaba a entenderse en aquella época del 68, con el “flower power” hippie medio en lenta retirada y con una juventud mas rebelde y militante contra el orden establecido, un rock mas duro y buscando variedad en temas acústicos y escapadas personales. Cada autor grababa su tema empleando a los demás como músicos de acompañamiento.

Fue así que el enfoque distinto sumado a la gran variedad y cantidad de temas así como la indudablemente ingeniosa y elegante presentación absolutamente blanca-en contraste con el collage de SPLHCB-con el poster y los icónicos cuatro retratos individuales, todo ello tan sorprendente y atractivo, hizo que cualquier comparación con “Pepper” resultara irrelevante.

Los Beatles eran ahora, una vez más, otra banda con otro sonido e imagen.

Los tres o-si somos tan abiertos-los cuatro estilos y personalidades individuales quedan aquí remarcadas tal vez aún mas que en ninguna obra anterior, anticipando a los futuros solistas.

En búsqueda de una expresión mas desafiante las canciones de John Lennon, mas duras y agresivas que en el pasado reflejaban los acontecimientos y sus sentimientos de los últimos tiempos, en especial su relación con Yoko a la que defiende en “Everybody`s Got Something To Hide Except For Me And My Monkey” –alguna prensa se atrevía a motejar a Yoko como “el mono”- y haciendo un camuflado paralelo entre ella y su prematuramente difunta madre en “Julia”.
”Dear Prudence” y “Sexy Sadie” son una evocación de la experiencia en la India, en especial el segundo tema en donde se mofa del Maharishi y lo pinta directamente como un farsante del cual se había decepcionado terriblemente (se dice que a Lennon este tipo de fiascos lo irritaban muchísimo pues se sentía manipulado y burlado).
“I’m So Tired” es como una secuela de ”I’m Only Sleeping” (de “Revolver”), la caricaturesca “The Continuing Story Of Bungallow Bill”, la extraordinaria “Happiness Is A Warm Gun”, “Yer Blues”, “Revolution 1”, etc. que nos sugieren que tal vez John haya sido el principal aportante de calidad en este disco doble, pese a los anticuerpos tan extendidos por el collage “Revolution No 9”, que pese a todo es simplemente impensable fuera del espíritu del disco.
Paul Mc Cartney reflejaba su clásico interés por la variedad, desde “Back In The USSR” que siempre se dijo que evocaba tanto a Chuck Berry como a los Beach Boys y la “coboyada“ de “Rocky Racoon”
”Ob La Di Ob La Da” era el single que no se publicó oficialmente, pero que fue considerado como tal en otros mercados, entre ellos el peruano. La grabación de esta canción se extendió muchísimo en tiempo de estudio y como Lennon la detestaba no contribuyó para nada a generar buen clima. No dejaba de ser igualmente un ingenioso guiño al reggae que empezaba a pegar en Gran Bretaña.

(Foto: Hugo Salazar)

(Foto: Hugo Salazar)

Otros temas suyos estupendos verían la luz: ”Martha My Dear”dedicada a su perra ovejera, las suaves “I Will” y “Mother Nature Son”, la onda retro-cabaret-music hall en “Honey Pie” y la escapada audáz de la fabulosa “Helter Skelter”, canción cuasi-heavy metal que diera tanto que hablar por su insólita dureza para un tema beatle (no olvidar la vocación melódica del grupo).

George Harrison seguía dando muestras de sus progresos como compositor de peso con la soberbia “While My Guitar Gently Weeps” que contó con la participación de su gran amigo Eric Clapton en guitarra solista, la sarcástica “Piggies”-una crítica al consumismo desmesurado-sin olvidar la medio siniestra “Long Long Long” y la sorprendente y refrescante “Savoy Truffle”.

El aporte autoral de Ringo Starr, mínimo,- “Don´t Pass Me By”-, se niveló con su efectivo aporte de batería y su voz para “Good-Night”, una especie de canción de cuna escrita por Lennon con la que el álbum se cierra de una forma ingeniosa, insólita y sorprendente.
Se dice que George Martin y otros allegados trataron inútilmente de evitar el álbum doble, sugiriendo escoger los mejores catorce títulos para ir “a la segura” con un álbum simple 100% garantizado en calidad e impacto, pero fue inútil.

Para ese tiempo los Beatles tenían demasiado poder y una tremenda reserva de canciones que querían lanzar lo antes posible.

En todo caso el doble lanzamiento fue muy aclamado por la variedad de estilos abordados, la magnífica presentación y la cantidad y calidad de la música, como era de esperarse, aún con los desniveles entre algunos temas.

Si Pepper ganaba por sutileza y refinamiento, “The Beatles” lo hacía por demolición, atropellando como una aplanadora de rock, hard-rock, blues-rock, folk-rock, pop-rock, proto-metal, rock experimental, music-hall y canción de pub.

Para muchos este es el mejor álbum de los Beatles.


Tags Relacionados:

Somos

The Beatles

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada