Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Copa América: conclusiones de una selección que depende tanto de Paolo Guerrero

Paolo Guerrero, goleador histórico de la selección con 37 goles y máximo anotador continental vigente en Copa América (12), puso a Perú con un pie en segunda ronda. Hoy jugamos con Brasil (2 p.m., América TV) y estas son las primeras conclusiones.

Perú - entrenamientos en Sao Paulo - segundo día - Copa América

El plantel de la Blanquirroja se entrenó en el CT Barra Funda del Sao Paulo FC. El Perú vs. Brasil define el paso de ambas selecciones a cuartos de final de la Copa América. (Foto: Daniel Apuy / El Comercio)

El Comercio

Con el físico de un budista y el motor intacto de un Mercedes, Paolo Guerrero es la jerarquía de Perú. Es –sigue siendo– el brazo armado. Es Perú: el gol de empate contra Bolivia a los 45 minutos del primer tiempo, virtualmente eliminados de la Copa América, es una prueba más que va al pesado file de su currículo: 37 goles e inalcanzable goleador histórico de la selección. Ha igualado ya incluso a ‘Lolo’ Fernández, ese mito, como únicos jugadores peruanos que han marcado en cinco ediciones diferentes de la Copa América. Ha igualado ya a Eduardo Vargas, el chileno, como máximo anotador vigente en este torneo. Ni Suárez o Cavani, ni Agüero o Messi. Hoy juega contra Brasil y la pregunta, la madre de todas las preguntas, sigue siendo qué va a pasar cuando no esté. Mientras tanto, otras conclusiones de este junio copero, quizá con mejor respuesta.

-El factor Gonzales y los nuevos seleccionados-
El único problema de recitar el once peruano de memoria –es decir, su funcionamiento, sus fortalezas– es que los rivales también lo hacen. Saben, por ejemplo, que Yotún es la salida, el pase limpio para organizar. Saben, también, que Carrillo va en zigzag hasta que se le termina la cancha. Saben que ‘Orejas’ es directo como una ampolla contra la gripe. En ese sentido, la Copa América 2019 también sirve para probar: la Eliminatoria empieza en unos meses, la base peruana es bien sub 35 y son tres largos años para sufrir. Como el torneo 2016 en Estados Unidos –que le sirvió a Gareca para encontrar a Trauco, usar a Corzo, elegir a Flores–, este tiene un primer nombre que se suma a la lista para competir: Christofer Gonzales. Puede ser medio de apoyo a Yotún y Tapia o puede ser extremo por izquierda o puede ser llegador por el centro. Patada, ubicación y trajín tiene. El problema no es él: el problema es que no hay más.

-Los 30 peruanos en el extranjero-
Sin llegar a parecerse a la frase de ‘Chemo’ del 2007 de “pasarán otros 50 años para que el Perú vuelva a tener una generación como esta”, Ricardo Gareca hizo una descripción estadística sobre la realidad que le toca entrenar en Videna: “Cuando llegué, había 10 en el extranjero; hoy me parece que tenemos más de 30”. Treinta y tres, para ser exactos. De hecho, del equipo titular contra Venezuela y Bolivia, solo dos futbolistas titulares militan en Perú: Gallese en Alianza y Gonzales en Cristal. Y aunque la ecuación no es perfecta –Chile tiene 77 extranjeros en el mundo, según cifras 2018 del portal CDF.CL y no fue al Mundial–, siempre es mejor el crecimiento de otro fútbol. Cuando uno se va, aprende. Cuando vuelve, retrocede. El espejo a mirarse es Colombia, la poderosa Colombia de Carlos Queiroz: 337 elementos en todo el planeta.

-Los rivales y la Eliminatoria rumbo a Qatar-
Jugada la primera fecha de la Copa América, la conclusión es muy parecida a la de todos los años: son diez selecciones ultracompetitivas. No todas pueden jugar a la altura de sus apellidos –el misterio Argentina–, pero tienen la jerarquía de un reloj suizo: fallarán muy poco. A Uruguay, Brasil, Chile o Colombia, por citar a las selecciones que mejor conjugan nombres y juego, ahora hay que sumarle a Venezuela, la épica Venezuela en la que conviven Maduro y Dudamel, balas y balones. Un artículo de BBC recuerda que todo empieza en las bases: “El crecimiento de Venezuela se ha intensificado en la última década, época en la que logró clasificar a su primer mundial sub 20 en 2009 –donde jugó la final– y a su primera semifinal de una Copa América en 2011”. Las casas sólidas aún se construyen de abajo hacia arriba. La clasificación –que genera todo lo que ya sabemos que genera: euforia, prestigio, dinero– se definirá por detallitos. //


Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada