Miguel Villegas

Aunque su carrera fue 360 –se involucró en radio, TV, prensa escrita– e incluso se movió al cine y los comerciales, escribía. Ese era el espacio que más le gustaba. Y ese era un viejo sueño que Debate y un grupo de editores, autorizados por Milagros Llamosas, su esposa, acaba de cumplir: Peredo Total, su obra escrita reunida. 

¿Qué hizo Peredo en sus años de reportero papel? ¿Cómo era? Su presencia fue clave para entender dos pilares del periodismo deportivo de los últimos 25 años: El Bocón y Once.  

En el diario de Jorge Esteves, y bajo la figura de editor, le dio un vuelo notable a la información menuda y la hizo trascendental, a tal punto que un rumor de vestuario alcanzaba vigencia a nivel país. El Bocón tenía dato, humor y acidez y fue tan importante su lectura entre estudiantes de periodismo como una separata de universidad.

En Once, la revista de Umberto Jara, fue cronista de la ‘U’ y redactor principal. Su misión no terminaba con el punto final: aportaba datos, fechas, alineaciones para enriquecer textos de sus compañeros. Su cabeza era mejor que Google.  

Estas imágenes, inéditas para muchos de sus lectores, son una prueba de ese tiempo.

TAGS RELACIONADOS