Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Día del Trabajo: ¿es posible reducir la jornada laboral en Perú?

La tendencia del primer mundo en una jornada laboral reducida lleva a reflexionar, sobre todo en el Día del Trabajosi ese modelo puede aplicarse en nuestro país. El abogado laboralista Jorge Toyama explica el panorama.

Empleo

"Hoy es más caro contratar tres trabajadores de ocho horas cada uno, que dos trabajadores de ocho horas", explica el abogado laboralista Jorge Toyama.

Los países más prósperos trabajan menos horas a comparación del resto. A ese resultado llega la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). De acuerdo al último estudio publicado en 2017, Alemania es el país donde menos horas se trabajan: seis horas diarias. El abogado laboralista Jorge Toyama explica que este fenómeno está, además, asociado a la productividad laboral. “Normalmente los países que tienen jornadas de menos horas, tienen una productividad laboral alta. Es decir, trabajadores con mayor valor agregado”, detalla. En Perú y demás países de la región ocurre lo contrario.

"Normalmente un país con una buena tasa de productividad laboral, es decir, que el trabajador le meta mucho valor agregado, genera que al haber más productividad laboral, las cuentas fiscales sean mejores y haya esa posibilidad de trabajar menos horas. En cambio en países donde la productividad laboral es baja, la mano de obra tiene poco valor agregado", explica Toyama.

A nivel formal, ¿cuál es el escenario de los sectores laborales en Perú? Y cómo funcionan
​Yo diría que hay dos mundos, dos fenómenos. El primer fenómeno en el mundo de los empleados o administrativos es que tienen una tendencia a trabajar sobre cinco días a la semana y el orden normalmente está entre las 40 y las 45 horas. En muchas empresas los viernes de verano, por ejemplo, trabajan solo mediodía. Hay una tendencia a la reducción [de horas] porque antes los empleados trabajaban hasta el mediodía del sábado. A nivel de operarios (obreros) sí normalmente se ha mantenido en 48 horas, pero el fenómeno que se suele apreciar es que trabajo en feriados o sobre tiempo ya hay mayor resistencia a tomarla, lo cual representa un mayor reto para las empresas en el sentido de tener que pagar más de lo legal para que un trabajador tenga incentivos de aceptarlo.

Y qué pasa con los operarios: vigilantes, choferes o cobradores de buses, comerciantes. ¿Se puede hablar de reducción de horas en ellos?
​Te puedo decir con certeza que el puesto laborar más repetitivo en la planilla electrónica, en el mundo formal, es de vigilante. De todas esas [que mencionas] la vigilancia es la actividad más formal que hay, pero en el mundo de las personas naturales es informal. El guachimán de la cuadra o del edificio es informal normalmente. El conductor o cobrador de micro pertenecen a la alta tasa de informalidad y sin derechos laborales. Probablemente los pocos formales sean aquellos que trabajen en el Metropolitano. Los comerciantes hacen un trabajo independiente. Lo que pasa es que el independiente si no trabaja, no come. Ahí estamos complicados. Un ambulante o un comerciante que deja de trabajar, no ve ingresos y no tiene a quién reclamarle porque, justamente, es independiente. En cambio un asalariado como un vigilante, el primero de mayo está trabajando y con el pago que corresponde.

Entonces, ¿se puede hablar de reducción de jornada laboral en Perú?
​En el mundo de empleados, [la reducción de horas laborales] ya funciona porque de lunes a viernes un empleado trabaja en promedio menos de 48 horas. Están en el orden de 45 y 40. En el mundo de los operarios es complicado porque las empresas tienen turnos continuos de 24x7, es decir todos los días del año con jornadas diurnas y nocturnas. Yo lo veo lejano, la verdad, en el mundo de operarios. En el mundo de empleados ya funciona, sí. No al nivel de Francia, que trabajan 36 horas, pero en promedio el empleado peruano trabaja menos de 48 horas.

En Alemania se trabaja seis horas diarias y lo convierte en el país con menor jornada laboral en el mundo. Sus trabajadores cuentan con todos los derechos laborales y tienen una mejor calidad de vida. ¿Qué deberíamos hacer para que ese esquema funcione aquí?
​Es que muchas de esas propuestas [como las de Alemania] son técnicas de empleo para generar más trabajo. Es decir, en vez de que haya un trabajador de ocho horas, hay dos trabajadores de cuatro horas y cada uno tiene seguro. O sea, a veces el tiempo de trabajo es usado como un mecanismo para dar cobertura social a través del trabajo. Cosa que en el Perú no se da. Además, algo importantísimo por lo cual es difícil generar lo que tú señalas es que en el Perú el costo de laboral es tan alto que sale menos caro pagar un trabajador extra que tener dos trabajadores. Dos trabajadores son iguales a un trabajador porque 50/50, no. Un trabajador de 12 horas es menos caro que dos trabajadores de seis horas en el Perú. No hay norma que favorezca o incentive el trabajo de menos horas para contratar más trabajadores.

Y qué se puede hacer 
​En un país tan informal, se debería hacer una política activa del empleo. Incentivo a las empresas para que tengan jornadas reducidas, pero contraten más personas. Por ejemplo, tengo 24 horas de vigilancia, dos vigilantes de 12 horas cada una. No hay ninguna norma que me incentive para contratar tres vigilantes de ocho horas cada uno. El estado debería generar normas para contratar tres trabajadores de ocho horas antes que dos trabajadores de 12 horas. Y no hay. Hoy es más caro contratar tres trabajadores de ocho horas cada uno, que dos trabajadores de ocho horas. Y así funciona en el mundo de la vigilancia. Los turnos son de 12 horas y no de ocho horas por tres vigilantes.

A nivel salarial, ¿no afectaría el presupuesto del trabajador? Porque, claro, trabaja menos horas, pero gana menos...
Gana menos sí, pero ese trabajador que labora mediodía puede realizar actividades independientes: trabajar en otro lado, estudiar, capacitarse. Además que [este tipo de trabajadores] uno, tiene responsabilidades familiares. Dos, en la mañana son formales con planilla y en la tarde son taxistas de Uber, por ejemplo. Ojo que al trabajar menos, no significa que no cuenten con derechos de ley. La empresa debe asegurarlos, y también a su familia. Por eso el estado debería estimular y subsidiar o dar ventajas a las empresas que tienen esa política. Por ejemplo, pagar menos impuestos. [Esta propuesta] no es una figura obligatoria, pero hoy día no hay nada que incentive a contratar más personas.

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada