Miguel Bosé compartió una serie de polémicos tuits sobre la pandemia del coronavirus. Hay opiniones a favor y en contra. (Foto: EFE)
Miguel Bosé compartió una serie de polémicos tuits sobre la pandemia del coronavirus. Hay opiniones a favor y en contra. (Foto: EFE)
Ricardo Hinojosa Lizárraga

“Suiza, como los países nórdicos de Europa, saben desde el principio de la gran mentira de los gobiernos, el de España incluido”, disparó hace unos días. Y, aunque la declaración fue vía Twitter, se hace imposible llamar “trino” a una idea como esa, que niega de plano la existencia del virus, a pesar de las devastadoras cifras de fallecidos en todo el mundo: casi 420 mil. El tuit vino acompañado por un video, supuestamente grabado en Ginebra el 1 de junio, en el que se ve a los suizos vivir la vida como se hacía usualmente hasta antes de la pandemia: sentados alrededor de las mesas, al aire libre, frente al lago Lemán, disfrutando con rap y alguna cerveza el naciente verano europeo. Nadie usa mascarilla ni mantiene la distancia social. “Ellos viven felices y el resto del mundo con miedo”, lleva como nombre el video, publicado por la cuenta “FRANCISD PAZ MUNDIAL GUERRILLEROS DE LIS” (así, con mayúsculas). Ginebra, como se sabe, es la sede de la Organización Mundial de la Salud, la institución probablemente más polémica y criticada una vez iniciada la pandemia de Y la paranoia del intérprete de “Amante Bandido” viene por ese lado. ¿Sus argumentos? Una extraña teoría de la conspiración que incluye a Bill Gates, la OMS, el 5G, los antivacunas, microchips, nanobots y una denuncia por censura contra Facebook.

Un retrato de Lucía Bosé, la diva italiana del cine que falleció olvidada en medio de la pandemia

Inevitablemente, se hizo tendencia. A pesar de que no faltaron los incondicionales que lo apoyaron, un grupo numeroso lo recriminó duramente, pues consideraron que un personaje de fama mundial y con tanta llegada como él no podía difundir de un modo tan irresponsable “argumentos” contrarios a lo sostenido por la comunidad científica mundial.

“El autor de “Sevilla” ahora también es epidemiólogo, activista antisistema y, de paso, ya negacionista del coronavirus y más sorpresas que nos depara”, dijo sobre el tuit el presentador de televisión español Dani Mateo, burlándose de la actitud del artista, que con estas versiones invisibilizó el esfuerzo que hacen miles de médicos en el mundo buscando una vacuna contra el COVID-19. “Miguel Bosé se está montando una película en su cabeza, guapísima… o una saga”, agregó con sorna Mateo. El cantante, mientras tanto, hacía caso omiso a sus detractores, con otro tuit: “La OMS lo deja bien claro. ¿Quiénes son entonces los culpables de tanto daño? Los gobiernos temerosos y cómplices de la Gran Conspiración, los débiles y “mandaos”, sin carácter”, palabras acompañadas por un link que lleva a la página de un supuesto “Movimiento Político de Resistencia”, con un titular de susto: “La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia”, una información cuando menos tendenciosa e incompleta, que es lo que sucede cuando se sacan ciertas citas de contexto. ¿Es que acaso Anonymus ha hackeado a Bosé?

Tú no sabes la que ha armado

“Lo siento, se me ha caído un mito", comentó, también en Twitter, una trabajadora de la sanidad española, después de contar que había convencido a una madre antivacunas para que les permita ponerle una a su hija pequeña. La referencia a Bosé, con todo lo que está diciendo en estos días, se le hizo inevitable. Inmediatamente cosechó adhesiones entre quienes creen que al artista español nacido en Panamá en 1964, se la ha ido un poco la olla. Él, que muy probablemente ni ha leído ese tuit, siguió arremetiendo contra quienes, según su versión, son los culpables de la grave situación actual. “YO DIGO NO A LA VACUNA, NO AL 5G, NO A LA ALIANZA ESPAÑA/BILL GATES. #YoSoyLaResistencia”, tuiteó en unas mayúsculas que parecen, más que en cualquier otra ocasión, palabras vociferadas a una multitud desbocada. ¿A qué se refiere? A una “acción global”, coordinada en el mundo por otras peculiares personas que piensan, como Bosé, que la pandemia es una mentira –la llaman “plandemia”-, ideada por mentes perversas que buscan tomar el control del planeta; que la cuarentena vulnera las libertades individuales de la gente; que los principales medios de comunicación son cómplices; que el mundo está lleno de “COVID-borregos”; que Bill Gates planea introducirle a las personas componentes extraños a través de las vacunas, como microchips o nanobots en un polvo inteligente que va a mantenerlo informado sobre todo lo que hacen los vacunados; que solo ellos evitarán el colapso mundial. Ya hubiera querido Stan Lee tremendo argumento para una película más de Marvel. Quizás hasta Daniel Craig acepte hacer un nuevo Bond si le pasan ese guion. Por lo pronto, algunas fuentes aseguran que Bosé ya tiene encaminada la producción de su propio biopic al estilo "Luis Miguel, la serie".

Por supuesto, en la narrativa épica del también actor de Tacones lejanos (1991) o Enciende mi pasión (1994), no falta el combate contra el “líder totalitario”. En este caso, Pedro Sánchez, presidente del gobierno español, al que le dedica uno de sus hilos tuiteros más ácidos (más por referencia lisérgica que corrosiva, claro está): “La farmacéutica GAVI, para quien no lo sepa, es propiedad de la fundación BILL & MELINDA GATES, los especialistas en vacunas fallidas que tantas víctimas han causado alrededor del mundo. (…) y una vez que activen la red 5G, clave en esta operación de dominio global, seremos borregos a su merced y necesidades. Pedro Sánchez “El Salvador”, en nombre del Gobierno de todos los españoles, acaba de hacerse cómplice de este plan macabro y supremacista…”. RTVE se ha dado el trabajo de desmontar, pasito a paso, todos sus bulos, aquí:

Curiosamente, su timeline de Twitter no va solo de eso. Entre conspiración y conspiración, el buen Miguel tiene un tiempito aparte para destacar a los artistas de todo el mundo que siguen retratando a su célebre madre, para invocar la protección del medio ambiente o para despedirse de su amigo Pau Donés.

Sin embargo, más allá de ser solo la fantasía de algunas mentes excesivamente sedentarias, la “acción global” que apoya Bosé tiene programado manifestarse hoy, 13 de junio. “La resistencia se une por primera vez en la historia para plantar cara a esa tiranía sonriente con máscara de filántropo, pero con una oscura agenda oculta que pretende manipular la genética del ser humano, para convertirlo en un apéndice robotizado más del sistema”, dicen en una de las webs compartidas por el hijo de la mítica Lucía, quien falleció en marzo a los 89 años, con el coronavirus como causa más que irónica y probable. ¿Cuál será esa acción? Utilizar, masivamente, el hashtag #ExposeBillGates para denunciar a quien, para ellos, es el peor villano del mundo. “Todos unidos contra la tiranía”, invocan, con Bosé como su héroe mediático. Uno que, quizás, por su propio prestigio, debería quedarse como cuando cantaba “Te amaré”: en silencio y en secreto.

Después de todo, los fans, felizmente para él, son fieles, así les hayan dejado el corazón, corazón malherido. Quizás muchos, una vez superada esta polémica, vuelvan a escuchar su música, aunque ya no lo vean tuitear. Pensarán, entonces, que a Bosé, más allá de su canto, solo le quedó morir de amor, despacio y en silencio sin saber, si todo lo que ha tuiteado nos llegó… a tiempo. //

VIDEO RECOMENDADO

Miguel Bosé en contra de la vacuna contra el Covid-19 |VIDEO |VIDEOS