Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Elon Musk, el genio que vive como un rockstar y quiere cambiar el mundo

Fuma marihuana, le fascina la vida nocturna de Los Ángeles y su comportamiento en Twitter le ha traído problemas con la Bolsa de Nueva York. Pero Elon Musk es más que un genio incomprendido: el hombre detrás de ‘Tesla’ y ‘SpaceX’ busca frenar el calentamiento global y sueña con colonizar Marte.

Tiene la simpatía que no tiene Mark Zuckerberg. Su incorrección política lo acerca más a Steve Jobs que a Bill Gates. Y su sentido del humor lo distancia del consabido estereotipo de hombre de negocios que bien encarna Jeff Bezos, CEO de Amazon. Para algunos, Elon Musk es un loco que solo sabe marketearse. Para otros, en cambio, es simplemente un prodigio.

Twitter es su red social favorita y todo lo que allí publica se vuelve noticia. “Bombardeemos Marte”, tuiteó Elon Musk el pasado 16 de agosto. El multimillonario propuso un bombardeo de misiles atómicos a la superficie del planeta rojo para calentar su atmósfera y así se den las condiciones de vida para la primera colonia humana. Sin embargo, la comunidad científica calificó la idea de inviable.

Pero no todo lo que dice o piensa el físico sudafricano está fuera de la realidad. Uno de los temas que más lo obsesionan es el calentamiento global y, para contrarrestarlo, ha creado toda una maquinaria para cambiar los combustibles fósiles por energías renovables. A él se le atribuye la invención del primer automóvil eléctrico “económicamente viable”, el Tesla Roadster, un vehículo que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

De hecho, ‘Tesla’ es uno de los principales activos de Musk. La compañía, con sede en Silicon Valley, California, fue fundada en el 2003 y desde entonces diseña, fabrica y comercializa autos eléctricos. Tiene como objetivo acelerar la transición hacia un transporte sostenible. Por lo pronto, planean la fabricación de una pick up que será más veloz que un deportivo.

‘SpaceX’ es otra de sus compañías emblemáticas: en la actualidad es la empresa privada de exploración espacial más grande del mundo. Al igual que otros genios visionarios, Musk cree que la expansión de la raza humana a otros planetas es nuestra única forma de supervivencia. Bajo esa teoría, pretende llevar dos cohetes a Marte en el 2022. Un viaje de 225 millones de kilómetros desde la Tierra y que le costaría US$ 200 mil a cada tripulante. Nada menos.

-GENIO Y FIGURA-
Elon Musk nació en Pretoria, Sudáfrica, en 1972. Desde chico mostró un especial interés por la tecnología. A los 10 años, con su primer ordenador, un Commodore VIC-20, aprendió de programación de forma autodidacta. En la secundaria sufrió de bullying por parte de sus compañeros de colegio, quienes veían en él a un freak que solo leía cómics y libros de ciencia ficción.

Pasó por el servicio militar obligatorio y salió decepcionado de la experiencia. Sus padres se separaron y se mudó a Canadá con su mamá, quien era nutricionista y modelo. Su papá, ingeniero electromecánico, le dijo que no le pagaría una universidad fuera de Sudáfrica, pero él se las ingenió para ganar una beca en la Universidad de Pensilvania. Estudió Administración de Empresas y la carrera de Física.

Llegar a Estados Unidos fue para él un sueño hecho realidad. Siempre pensó que era el mejor lugar para desarrollar sus ideas. Con los años lo demostró: en 1995 fundó ‘Zip2’, su primera compañía, que se dedicaba a desarrollar y darle mantenimiento a espacios virtuales para medios de comunicación. Pero recién cobró notoriedad con  ‘PayPal’, empresa que fundó junto a Max Levchin y Peter Thiel. Por la venta de sus acciones a 'eBay' ganó US$ 250 millones.

Así, Elon Musk se convirtió en una celebridad de la tecnología y se estableció de manera definitiva en su mansión de Bel Air, en Los Ángeles, con todos los riesgos y tentaciones que ello implica.

-RITMO DE LA NOCHE-
Imaginen tener una fortuna de US$20 mil millones. Probablemente, con esa cantidad de dinero, cualquiera se sentiría el dueño del mundo. Algo de eso le pasó a Elon Musk, quien, luego de ganarse un nombre como uno de los emprendedores más innovadores, empezó a ir a exclusivas fiestas y eventos sociales de Hollywood. “Me gusta la juerga. La vida es corta, así que ¿por qué no?”, dijo en una entrevista con el diario británico “The Times”.

Su agitada vida nocturna le trajo problemas en su vida familiar. Padre de cinco hijos, el 2008 se separó de su primera esposa, la autora canadiense Justine Wilson. Luego, en el 2012, terminó su relación con su segunda esposa, la actriz británica Talulah Riley. Desde entonces, se le ha vinculado sentimentalmente con la actriz Amber Heard, ex de Johnny Depp, y con la estrella pop Grimes, con quien asistió a la Met Gala 2018.

Ese año, en septiembre, volvió a llamar la atención de los medios luego de asistir al podcast del actor Joe Rogan. En plena transmisión, el conductor del programa le invitó a Musk un cigarro de marihuana y este, sin dudarlo, le dio unas caladas. No se imaginó las consecuencias de su acto: al día siguiente, las acciones de Tesla cayeron en un 6.3%. A raíz de eso, tuvo que dejar la presidencia de la compañía puesto que sus inversores no confiaban en él.

No era la primera que Elon Musk ponía en riesgo a la empresa automovilística. La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. presentó cargos contra él luego de que anunciara que se planteaba retirar a Tesla de la bolsa.

Aunque el 2018 fue uno de sus años más complejos, apareció en la lista de Forbes de los diez CEO más poderosos. En una entrevista con "The New York Times", confesó que el estrés lo estaba afectando seriamente y que tomaba pastillas para poder dormir. No se la ha visto últimamente con pareja estable. Por ahora, su principal objetivo es seguir trabajando por las motivaciones que siempre tuvo, aunque el precio a pagar sea alto. Muy alto. //

Tags Relacionados:

Elon Musk

Contenido Premium


Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada