(Foto: Parley for the Oceans)
(Foto: Parley for the Oceans)
Miguel Villegas

El viaje desde la costa de California hasta Catalina Island dura 45 minutos, pero son suficientes cinco para saber qué hay debajo de este mar azul y transparente. Es un video de Parley, la organización mundial que aborda las principales amenazas contra el océano y busca una solución feliz: cinco minutos de foco en un pez abierto por la mitad con una tapa de gaseosa y restos de bolsas plásticas dentro. Es su menú. De eso se alimenta hoy y será peor: en 2050 habrá más plástico que peces en el mundo. Según The New York Times, en el océano Pacífico navegan unas 87 mil toneladas de basura. Los últimos estudios arrojan que el 90% de esa cifra es plástico. Los peces comen plástico. Los que comemos peces comemos peces con plástico. Los grandes y los niños. Tú y yo.

, bicampeón latinoamericano de ALAS 2005 y 2006, subcampeón mundial ISA Billabong en el 2010, Laureles Deportivos ese mismo año, está en la cubierta de la embarcación que lleva a una delegación de periodistas, activistas y atletas a Catalina Island. Es jueves 7 de junio, día de la Bandera. Ya se ha dicho: no es un viaje de placer. Estamos aquí para tomar conciencia de que el sorbete que pides en la tienda, la bolsa que no es biodegradable y las botellas que te da flojera llevar al tacho de reciclaje, terminan en el mar. “Es un poco triste ver esto cada vez que entro al agua”, dice Villarán, atento a los videos, con el tono de quien ve a un familiar condenado a morir. Dice más, un mensaje para todos los que miramos el mar de Grau desde Tumbes hasta Tacna:

“Antes yo comía pescado cuatro o cinco veces a la semana. Ahora como una o dos veces al mes. Está probado que estamos comiendo plástico y no quiero que mi familia ni yo nos enfermemos. Se acabó tu cebichito, tu chicharrón de pescado. Se acabó”.

¿Qué están haciendo Parley y adidas para combatir esta forma de suicidio? En abril de 2015, adidas anunció una alianza con Parley for the Oceans, una organización que crea conciencia sobre la belleza y fragilidad de los océanos. Qué hacer –por ejemplo– con esta isla de basura en el océano Pacífico que ya es más grande que todo el Perú. Ambos anunciaron, también, el regreso de Run for the Oceans, un movimiento de running global que aprovecha el poder del deporte para crear conciencia sobre la amenaza de la contaminación marina por plástico. Por el primer millón de kilómetros completado, adidas contribuirá con 1 millón de dólares al Parley Ocean Plastic Program. El pasado 8 de junio, atletas y runners de todo el mundo iniciaron la campaña corriendo en simultáneo desde Los Ángeles, Nueva York, París, Berlín, Londres, Barcelona, Milán y Shangái. En paralelo se vienen trabajando los productos adidas x Parley: zapatillas, buzos, camisetas, todo con los residuos del océano. Hace dos años, el Real Madrid utilizó una camiseta de este material: Cristiano la modeló como si fuera un Versace. Hoy producen un millón de zapatillas con esta fibra nueva. En cinco años esperan fabricar 15. Nunca antes usar basura fue tan elegante y tan productivo.

MÁS DE SOMOS...

TAGS RELACIONADOS