Adelante, éclair de fresas con mascarpone. Atrás, éclair de caramelo. Demasiado bonitos para morderlos (pero vale la pena). Fotos: Maricé Castañeda.
Adelante, éclair de fresas con mascarpone. Atrás, éclair de caramelo. Demasiado bonitos para morderlos (pero vale la pena). Fotos: Maricé Castañeda.
Nora Sugobono

Éclair significa ‘relámpago’ y ahora muchas cosas tienen sentido. Se aprende algo nuevo todos los días cuando no se habla francés. Hace un año el proyecto de La Raffinerie aterrizó en Lima con una idea clara: reproducir clásicos de la pastelería francesa con un giro innovador. Tres franceses y una rusa enamorados del Perú están detrás del concepto, fresco y cercano.

Hay once variedades de macarons: entre ellos, rosa, café, caramelo, violeta, azahar y limón-albahaca.
Hay once variedades de macarons: entre ellos, rosa, café, caramelo, violeta, azahar y limón-albahaca.
Tartaletas de frambuesa, limón y arándanos.
Tartaletas de frambuesa, limón y arándanos.

Macarons, éclairs y chouxs (similares a los profiteroles) surten su vitrina con regularidad. Lo mismo va por los croissants, tartaletas y quiches que se elaboran a diario en el taller ubicado justo en el segundo piso de la cafetería. La gran premisa ha sido preparar todo desde cero y se cumple en la gran mayoría de detalles. Empezando por el pan para las tostadas y sánguches, y terminando por las moneditas de chocolate que coronan cada pieza de pâtisserie.

Tostada ‘raffineur’ con prosciutto, parmesano, salsa balsámica y tomates secos. El pan se elabora en casa.
Tostada ‘raffineur’ con prosciutto, parmesano, salsa balsámica y tomates secos. El pan se elabora en casa.
Fabuloso éclair cubierto y relleno de chocolate con avellanas. Se baña con un spray plateado a base de azúcar.
Fabuloso éclair cubierto y relleno de chocolate con avellanas. Se baña con un spray plateado a base de azúcar.

La carta tiene salados y dulces casi en igual medida, pero definitivamente los postres son la vedette de la casa. Debemos volver a los ya mencionados éclairs (S/ 10 unidad; S/ 38 la caja de cuatro) porque no siempre se encuentran en esta variedad: el de caramelo es insuperable; el de fresas y mascarpone no es en absoluto empalagoso; y también hay de café y de chocolate con avellanas.

Emprendedores y entusiastas Elena Venard, Antoine Minguillon, Christian Venard y Pacôme Bergès.
Emprendedores y entusiastas Elena Venard, Antoine Minguillon, Christian Venard y Pacôme Bergès.
El local queda en la  Avenida 28 de Julio 393, Miraflores.
El local queda en la Avenida 28 de Julio 393, Miraflores.

Tipos de macarons (S/ 3,50 unidad) hay once, pero si tuviese que quedarme con uno solo, sería definitivamente el de rosas. Elegante desde la primera mordida. Vinos y cervezas (y café, evidentemente) también forman parte de la oferta: son perfectos para maridar alguno de los quiches (lorraine, de pollo o de poro; cada uno a S/ 13) que hacen que la visita sea incluso más irresistible. Pida lo que quiera, pero que no falte el postre.

DIRECCIÓN: Avenida 28 de Julio 393, Miraflores.

HORARIOS: Lunes a sábado de 9 a.m. a 10 p.m. Domingos de 10 a.m. a 7 p.m.

CONTACTO: 777-8911