Equipo de Torre A Doblaje que se dedican a la Industria del doblaje de películas en el Perú.
En la foto Javier Jugo y Pilar Soto en el estudio de grabación.
Equipo de Torre A Doblaje que se dedican a la Industria del doblaje de películas en el Perú. En la foto Javier Jugo y Pilar Soto en el estudio de grabación.
Oscar García

Redactor en la revista Somos

oscar.garcia@comercio.com.pe

Los actores de doblaje peruanos tienen un juego privado que les divierte y que actualizan cada cierto tiempo, como quien mata el rato entre trabajos: ellos llevan la cuenta de todas las veces que les ha tocado morir.

La lista es larga porque en el Perú, un país en el que recién se ha empezado a doblar películas de modo competitivo hace cinco años, el gran porcentaje de trabajos que se encargan son del género terror. Del más barato. Pueden ser pequeñas cintas norteamericanas, europeas o asiáticas, al final da lo mismo: en todas muere mucha gente. Hacer el sonido de los gritos y estertores de una persona que agoniza debe ser gracioso, si se imagina.

Equipo de Torre A Doblaje que se dedican a la Industria del doblaje de películas en el Perú.
Equipo de Torre A Doblaje que se dedican a la Industria del doblaje de películas en el Perú.

Exhibir películas de estreno dobladas en una práctica extendida hoy en el Perú y no ajena a controversia. Hace años, la regla era que los films se estrenen en su idioma original y solo se los veía doblados cuando llegaban a la TV. Esto cambió. Hay críticos que piensan que reemplazar la pista de diálogos original por otra equivale a una mutilación artística. De otro lado, hay un público que no se hace problemas con ver una película doblada. Los niños lo agradecen.

Equipo de Torre A Doblaje que se dedican a la Industria del doblaje de películas en el Perú.
En la foto de izq a der: Micky Bane, Pilar Soto, Victor Luperdi,  Javier Jugo y Juan Diego Polanco.
Equipo de Torre A Doblaje que se dedican a la Industria del doblaje de películas en el Perú. En la foto de izq a der: Micky Bane, Pilar Soto, Victor Luperdi, Javier Jugo y Juan Diego Polanco.

Y también están los que son fanáticos del doblaje, como los actores de voz Pilar Soto, Víctor Luperdi y Javier Jugo. Antes de volcarse a la profesión que los apasiona eran aficionados; frikis que buscaban toda información posible sobre el tema, que era escasa. Soñaban con dedicarse a ello, como otros actores sueñan con ver sus nombres en los pósters o sus fotos en las revistas. Así se conocieron y armaron primero un grupo amateur de doblaje.

Los actores de esta rama quizá no tengan tanta exposición mediática, aclaran, pero eso está cambiando. Hoy, con Internet, cualquiera puede conocer la cara del mexicano que le puso la voz a Darth Vader en el primer doblaje de La guerra de las galaxias o algún otro que se imagine. Hay comunidades de doblaje muy activas en redes que van recopilando esos datos. Y siguen multiplicándose.


“Creo que los actores de doblaje ya dejaron de ser anónimos. En Japón, son ídolos y les piden autógrafos. Los dobladores mexicanos son estrellas. Los invitan a convenciones para dar charlas. El ejemplo más claro es el de Mario Castañeda, la voz de Gokú (Dragon Ball), que ya casi no dobla porque para en convenciones”, dice Luperdi, quien con Pilar Soto y otros amigos fundó el estudio de doblaje Torre A, en el 2014. Empezaron en un cuartito pequeño y ahora ocupan toda una casa de Pueblo Libre, con varios estudios y una escuela para formar actores de voz.

“Doblar no es lo mismo que locutar. Ser locutor profesional y tener una voz entrenada no bastan para ser un buen actor de voz. Puede sonar artificial”, asegura Roberto Valdivieso, director de doblajes en el estudio peruano Big Bang Films, que dirige el cineasta Sandro Venturo. Roberto recuerda que el aspirante a esta profesión debe estar capacitado para poder actuar e interpretar todas las microexpresiones faciales y vocales de los actores originales. Eso escapa al conocimiento del locutor publicitario promedio. Exige una especialización.

Empresa de doblaje de películas
Empresa de doblaje de películas

En Big Bang Films se dobla desde el 2015 y ya tienen más de sesenta películas en su portafolio. Una de las más exigentes fue la brasileña Pelé, por la cantidad de actores que pedía. Y una más reciente fue La Abeja Maya: los juegos de la miel, doblada por Big Bang con participación de los actores de voz de Torre A. Pilar Soto, que hizo de Maya, fue nominada por este papel en los premios Lavat 2019, que se otorgan en México.

Empresa de doblaje de películas
Empresa de doblaje de películas

Algunos piensan que Perú tendría una ventaja en doblaje, frente a otros países, pues aquí se hablaría un castellano ‘más neutro’. “Eso es un mito tan grande como el que dice que el himno nacional fue elegido el mejor después de la Marsellesa. Los peruanos no hablan con acentro neutro”, sentencia Micky Bane, profesor de dicción en la escuela de Torre A. “Los peruanos se comen la ese, la de, la be. Decimos ‘toas’ en vez de ‘todas’. Decimos ‘traaja’, en lugar de ‘trabaja’. En el Perú hay varios acentos pero el neutro no es uno de ellos. Es artificial. Para hablarlo tienes que pronunciar bien todas las consonantes y no alargar las vocales. Es difícil pero se aprende desde cero”. //

Sabías qué....

En el Perú, muchos actores e influencers han sido invitados a doblar a algunos personajes en películas de estreno a nivel latinoamericano.

------------------

Por estos días, Jesús Alzamora pondrá la voz al personaje de Yoshi, un oso polar, en El Dr. Dolittle. En inglés, ese rol lo cumplió John Cena.

------------------

El presentador Bruno Pinasco ha puesta su voz en varias películas. Fue Monkey, en Kung Fu Panda 1 y 2; Wybie, en Coraline; y Norman, en La vida secreta de las mascotas 1 y 2.

------------------

El influencer peruano Mateo Garrido Lecca fue la voz de Carl en Hotel Transilvania 3.