Izquierda: Víctor Lecca en la actualidad, en una foto de su archivo familiar. Derecha: Lecca en 1986, en pleno rescate de uno de los maniquíes que adornaban la tienda Moderna S.A., donde trabajaba en aquella época.
Izquierda: Víctor Lecca en la actualidad, en una foto de su archivo familiar. Derecha: Lecca en 1986, en pleno rescate de uno de los maniquíes que adornaban la tienda Moderna S.A., donde trabajaba en aquella época.
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Se sabía cuándo y dónde, pero no se sabía cómo ni quiénes. Él y ella -el primero de carne y hueso; la segunda de plástico y acrílico- aparecen al medio de todo, detenidos en el tiempo, en una escena que bordea lo cinematográfico. Esta fue la primera foto que se publicó en (la nueva contraportada de ), pero la historia detrás todavía tenía algunas sorpresas reservadas.

Era el verano de 1986 y un incendio había consumido dos espacios comerciales del Jirón de la Unión. Un hombre salvó de los escombros a una imponente maniquí que parece no perturbarse con nada (como hacen, al fin y al cabo, los maniquíes) y sale totalmente ilesa. Perfecta y majestuosa, la figura posa para el lente de Julián Espinoza, reportero gráfico que capturó la famosa en el preciso momento de este escape del escaparate. ¿Qué había pasado exactamente aquel febrero, 35 años atrás?

MIRA: De Wendy Sulca a María Grazia Gamarra: así se recursean los famosos y estos son sus negocios en pandemia

El es un mundo repleto de tesoros. Cada día compartimos una foto que nos recuerda un hecho específico, una estampa del país que fuimos y que -de muchas maneras- seguimos siendo. La respuesta no se ha hecho esperar. Primero, con el niño de la mochila azul, quien apareció de que se tomara la que salió publicada en esta página. Ahora ha vuelto a pasar lo mismo con el hombre del maniquí.

El incendio se originó en la Casa Maruy y se extendió a la tienda Moderna S.A.. En la foto aparece el trabajador Víctor Lecca rescatando de los escombros a "Brigitte". (Foto: Julián Espinoza/ Archivo histórico)
El incendio se originó en la Casa Maruy y se extendió a la tienda Moderna S.A.. En la foto aparece el trabajador Víctor Lecca rescatando de los escombros a "Brigitte". (Foto: Julián Espinoza/ Archivo histórico)

Víctor Lecca tiene hoy 78 años, está jubilado y se mantiene en casa para prevenir el contagio de la Le gustaría haber seguido trabajando por su cuenta, como hizo en los últimos años después de jubilarse, pero sabe que no puede. Mientras todo esto pase, lo único que queda es recordar.

Fue su hijo Carlos Lecca quien vio la nota de Retrovisor en la web del diario y reconoció a su padre inmediatamente. Esta semana se pusieron en contacto con El Comercio para contar su historia, y así pudimos conversar por teléfono con don Víctor, quien tenía 43 años en el momento de aquel incendio. Lo primero que nos cuenta es que afortunadamente no hubo ninguna víctima. “Todo pasó alrededor de las 10:30 de la mañana”, dice. “Empezó en la Casa Maruy y luego siguió a Moderna S.A., que era una tienda donde yo trabajaba. Nos dijeron en ese momento que había sido por un corto circuito”, sostiene.

MIRA: Mitocondria: la influencer científica que explica ‘en fácil’ cómo evitar caer en el pozo de las “fake news”

Víctor trabajaba en el departamento de decoración. Recuerda que el personal llevaba poco tiempo en dicho local, y que la tienda tenía una novedad que la diferenciaba del resto en aquella época: sus bonitos -y muy realistas- maniquíes.

Víctor Lecca tiene 78 años y es padre de cuatro hijos (en la foto aparece con su hijo Carlos). Actualmente está jubilado y se mantiene en casa a raíz de la pandemia.
Víctor Lecca tiene 78 años y es padre de cuatro hijos (en la foto aparece con su hijo Carlos). Actualmente está jubilado y se mantiene en casa a raíz de la pandemia.

“Moderna S.A. era una tienda grande donde se vendía de todo para damas. Yo quería salvar parte de los maniquíes que recién habíamos comprado. Los anteriores eran de yeso y los habíamos cambiado por unos nuevos, hechos de plástico. Tenían movimiento en los brazos y piernas, el pelo era de otra calidad. Eran muy especiales y a todos les poníamos nombre”, cuenta Víctor Lecca sobre aquel incidente. En pleno incendio entró no una, sino varias veces para salvar lo que pudiese, y lo mismo hicieron algunos de sus colegas.

MIRA: Mascotas: ¿cuáles son las diferencias entre animales silvestres y animales exóticos?

“Me puse en riesgo, es verdad. Éramos varios, había otras personas que sacaban las telas, parte de la ropa. Pero no pudimos hacer más porque llegaron los bomberos y no dejaron entrar a nadie”, continúa don Víctor. Tres días después del incendio el personal volvió a la tienda para ver qué podían rescatar de entre los escombros. Casi todo estaba perdido. “Ese espacio se mantuvo cerrado por dos años. Felizmente el dueño tenía otros locales de ese tipo, y nos reubicaron a todos”, finaliza Víctor Lecca, quien trabajó para Moderna S.A. hasta que lo jubilaron, siempre en el departamento de decoración.

¿Qué fue de ella?, le pregunto antes de despedirnos, sobre la maniquí que aparece en la foto. “Se llamaba Brigitte”, contesta sin titubear. “Como Brigitte Bardot”.


VIDEO RECOMENDADO

Incendio consume galería del Centro de Lima
Incendio consume galería del Centro de Lima