• “Todas las manifestaciones son peligrosas” dice Hugo Curotto (37), dedicado desde hace 8 años al fotoperiodismo. El día de la marcha #14N estuvo en el jirón Abancay, cuando la violencia comenzó. (FOTO: Hugo Curotto).
    1/11

    “Todas las manifestaciones son peligrosas” dice Hugo Curotto (37), dedicado desde hace 8 años al fotoperiodismo. El día de la marcha #14N estuvo en el jirón Abancay, cuando la violencia comenzó. (FOTO: Hugo Curotto). / Hugo Curotto

  • Los manifestantes se parapetaron con lo que encontraron mientras resistían el avance de la policía, que los atacaba con lacrimógenas y perdigones. Estos respondían con piedras y fuegos artificiales. (Foto: Hugo Curotto).
    2/11

    Los manifestantes se parapetaron con lo que encontraron mientras resistían el avance de la policía, que los atacaba con lacrimógenas y perdigones. Estos respondían con piedras y fuegos artificiales. (Foto: Hugo Curotto). / Hugo Curotto

  • Me cayeron perdigones de la policía en la espalda y uno impacto en mi chaleco. Luego me cayó un piedrón de los manifestantes y una bomba lacrimógena en la pierna. La Cruz Roja me auxilio”. (Foto: Hugo Curotto).
    3/11

    Me cayeron perdigones de la policía en la espalda y uno impacto en mi chaleco. Luego me cayó un piedrón de los manifestantes y una bomba lacrimógena en la pierna. La Cruz Roja me auxilio”. (Foto: Hugo Curotto). / Hugo Curotto

  • Eran más de las 9 de la noche cuando la policía atacó con una lluvia de bombas lacrimógenas a los manifestantes luego de que un grupo pequeño empezó a sacar las rejas de protección. En ese momento se desató el caos. (Foto: Hugo Curotto).
    4/11

    Eran más de las 9 de la noche cuando la policía atacó con una lluvia de bombas lacrimógenas a los manifestantes luego de que un grupo pequeño empezó a sacar las rejas de protección. En ese momento se desató el caos. (Foto: Hugo Curotto). / Hugo Curotto

  • El fotógrafo Curotto enseña la marca que le dejó en la pierna el impacto de una bomba de lacrimógena. (Foto: Hugo Curotto).
    5/11

    El fotógrafo Curotto enseña la marca que le dejó en la pierna el impacto de una bomba de lacrimógena. (Foto: Hugo Curotto). / Hugo Curotto

  • Cesar Campos  (31) tiene 8 años como reportero gráfico. En ese lapso ha cubierto innumerables marchas. El estuvo destacado en la avenida Abancay la noche del sábado 14. (Foto: César Campos).
    6/11

    Cesar Campos (31) tiene 8 años como reportero gráfico. En ese lapso ha cubierto innumerables marchas. El estuvo destacado en la avenida Abancay la noche del sábado 14. (Foto: César Campos). / César Campos

  • La Policía Nacional dispara lacrimógenas y perdigones sobre la gente. (Foto: César Campos).
    7/11

    La Policía Nacional dispara lacrimógenas y perdigones sobre la gente. (Foto: César Campos). / César Campos

  • Trabajar como periodista en marchas es trabajar bajo presión, a lo largo del tiempo he aprendido a sobrellevar eso. Antes de ir a cubrir la noticia, escucha música tranquila, Pink Floyd o The Doors para calmarme (Foto: César Campos).
    8/11

    Trabajar como periodista en marchas es trabajar bajo presión, a lo largo del tiempo he aprendido a sobrellevar eso. Antes de ir a cubrir la noticia, escucha música tranquila, Pink Floyd o The Doors para calmarme (Foto: César Campos). / César Campos

  • César recibió un golpe con una piedra en la pierna durante el caos de ese día. La adrenalina del momento le permitió continuar. Cuando llegó a su casa, sintió el dolor.  (Foto: César Campos).
    9/11

    César recibió un golpe con una piedra en la pierna durante el caos de ese día. La adrenalina del momento le permitió continuar. Cuando llegó a su casa, sintió el dolor. (Foto: César Campos). / Hugo Curotto

  • Alonso Chero, fotógrafo de este diario, fue uno de los designados para cubrir la marcha nacional convocada para el jueves por la tarde en el Centro de Lima y resultó herido.
    10/11

    Alonso Chero, fotógrafo de este diario, fue uno de los designados para cubrir la marcha nacional convocada para el jueves por la tarde en el Centro de Lima y resultó herido.

  • “El doctor me ha dicho que tengo residuos de un perdigón. (...) Felizmente, no ha llegado al pulmón”, comenta. Este es el proyectil extraído del cuerpo del reportero gráfico Alonso Chero.
    11/11

    “El doctor me ha dicho que tengo residuos de un perdigón. (...) Felizmente, no ha llegado al pulmón”, comenta. Este es el proyectil extraído del cuerpo del reportero gráfico Alonso Chero.

Oscar García

Los imágenes de miedo y furia que los peruanos hemos visto en estos días de , convulsión, violencia y represión no se podrán olvidar en mucho tiempo. Los encargados de recogerlas, es decir, los fotoperiodistas, con toda seguridad, no lo harán. Los fotógrafos de El Comercio han realizado una cobertura impecable en esta situación de máximo stress, y por estar en primera fila han recibido de todo, como perdigones, piedras, palos y bombas lacrimógenas a discreción.

MIRA: Diez libros que todos debemos leer para entender al Perú de hoy | FOTOS

No nos referimos solo al caso de nuestro colega Alonso Chero, que en el cumplimiento de su deber , fruto de un ataque cobarde que ha merecido el repudio de todo el gremio. Repudio por el hecho y por las mentiras gubernamentales que buscaron encubrirlo. Otros foto reporteros de esta casa también sufrieron agresiones el día sábado, durante la cobertura de la marcha del 14 de noviembre que se llevó la vida de dos peruanos. Estas son algunas de las imágenes que recogieron Hugo Curotto y César Campos, así como las fotos que dan cuenta de las heridas que sufrieron por una protesta que empezó pacífica y que terminó una vez más en violencia. //

VIDEO RECOMENDADO

Así festejaron a las afueras del Congreso la renuncia de Manuel Merino
Peruanos se encuentran a las afueras del Congreso festejando luego de que Manuel Merino renunciara a la presidencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más