Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

El método Marie Kondo: ¿es posible aplicarlo en una casa del Perú de hoy?

Le preguntamos a dos periodistas con experiencia en el orden y el desorden: Norka Peralta y Carlos Bejarano. Este fue lo que opinaron sobre el método Marie Kondo

Consejos de Marie Kondo.

Sí, puedes tener tu casa en orden, solo sigue estos consejos. (Foto: Facebook Marie Kondo)

La japonesa Marie Kondo ha puesto a –casi– todo el mundo a arreglar su casa luego de que Netflix exhibiera en un reality show su famoso método de organizar espacios. No es la única, claro, que lo hace profesionalmente. En el Perú, meticulosas emprendedoras ya satisfacen una demanda.

Le preguntamos a dos periodistas con experiencia en el orden y el desorden: Norka Peralta y Carlos Bejarano. Este fue lo que opinaron.

Más allá de ordenar, encerar y pulir

NORKA PERALTA
Periodista

El orden del método KonMari es mucho más que espacios pulcros y despejados, eso es solo lo evidente. En mi experiencia, te hace consciente de las cosas que tienes porque valoras su belleza, utilidad y su impacto en el medio ambiente.

Entre el 2014 y el 2016 tuve varias mudanzas dentro y fuera del país. En cada viaje llevé lo esencial, pero dejé muchas cajas esperándome. A fines del 2016 leí La magia del orden de Marie Kondo y me propuse seguir su método con ellas.

Empecé con la ropa porque guardaba una gran cantidad de prendas creyendo que después las usaría. Ahora reviso periódicamente mi clóset y separo las que pierden frecuencia de uso y las dono. También doblo sábanas, toallas y ropa interior con este método porque ahorra espacio y te permite ver a simple vista lo que tienes, sin desarmar nada.

En la cocina he liberado espacio donando vajilla y enseres que nunca usé. Trato de no comprar alimentos en envases de plástico, que antes guardaba pensando que tendrían un segundo uso, y voy más al mercado con una bolsa de tela y tápers.

Estos pequeños hábitos hacen que mi casa esté en orden y eso, como diría la Kondo, me regala chispazos de alegría.

Desobediencia jerárquica, ¿les suena?

CARLOS BEJARANO
Periodista

La Iglesia, la economía, la política, por supuesto. Los padres, los abuelos, la escuela, los curas, los maestros. Todos nos hablan de orden. Hasta el comentarista deportivo dice “hay que mantener las líneas en orden” para ganar un partido. Pero el orden es subjetivo. Si alguna vez tu madre te “ordenó” el cuarto cuando eras adolescente, sabes de lo que hablo.

No existe EL orden. Existen los órdenes. Cada uno a su manera. Decir que solo hay una forma de hacer las cosas es aburrido, autoritario. Ahí está Cortázar. Un escritor ordenado empieza una novela por el capítulo uno. Rayuela comienza en el capítulo 73. ¡Que viva el desorden, el caos y la indisciplina!

El orden es el pensamiento automático. La creatividad se basa en el desorden. Scott Thorpe, en Cómo pensar como Einstein, dice: “Hay un principio universal que subyace al interior de cómo aprender a pensar como un genio: hay que infringir las reglas”. Llama a Einstein el James Dean de la ciencia, porque toda su teoría se basó en oponerse al sistema científico de su época.

Manet, Picasso y Duchamp –el más grande artista conceptual de la historia, cuya obra La fuente fue tirada a la basura– alcanzaron la categoría de genios incomprendidos porque se opusieron al sistema. Desobedientes jerárquicos que le dijeron “no” al orden establecido.


Tags Relacionados:

Marie Kondo

Netflix

Somos

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada