Jorge Chávez Noriega

La palabra bondad proviene del latín “bonus” que significa “bueno” y del sufijo “tat” que equivale a “cualidad”. Desde el punto de vista filosófico, la bondad es un estado del alma y la sabiduría, la esencia. Para es una cuestión de hábito, pues todos los seres humanos pueden desarrollar acciones virtuosas.

LEE: Con las zapatillas bien puestas, por Renato Cisneros

Desde 1998, cada 13 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Bondad. Esto con el objetivo de fomentar personas dispuestas a ayudar a quien lo necesita, con una actitud amable, compasiva y generosa.

El último 13 de noviembre, nuestro país estuvo sumido en una crisis política que volcó a miles de manifestantes a las calles. La cruel represión policial sacó lo mejor de los jóvenes que salieron protestar: brigadistas que auxiliaban a quienes lo necesitaban, pero también personas de a pie que ayudaban a otros a sobrevivir en medio de la humareda por las bombas lacrimógenas.

Como bien dicen, la bondad es la única inversión que nunca quiebra.

****

En un contexto como el que estamos viviendo es importante hacer un llamado de paz, pero sin dejar de estar vigilantes a lo que sucede con quienes mueven los hilos del país. Teniendo ello en cuenta, la , organización que promueve la bondad para luchar contra la violencia en niños y mujeres, instaló un proyecto artístico llamado “Los muros de la bondad”.

(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)

Esta muestra itinerante, cuyo fin es promover empatía, solidaridad y resiliencia, se encuentra ubicada en la cuadra 6 de la avenida El Ejército, en Magdalena del Mar, y en las comunidades muruy bora y pucaurquillo, en Iquitos. Cada muro contiene mensajes y un regalo para los espectadores: cuentos, poesía, música y más, todos activables desde un código QR.

“La bondad es una herramienta de cohesión social y hasta la base de una política de pacificación y salud pública, comenta Fortuna Ludmir, fundadora de BIK. Es por ello que, a través de distintas dinámicas y talleres, como el programa de cuenta cuentos digitales ‘Yo te leo, yo te quiero’, sostienen que la educación emocional sólida, con valores positivos, puede lograr cambios significativos en las personas.

La muestra permanecerá los próximos seis meses. Bien vale la pena darse una vuelta. //

VIDEO RECOMENDADO

Marcha nacional: dedican carteles y murales a fallecidos durante las manifestaciones