elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

La historia detrás del panetón relleno de helado artesanal y oro comestible

Ana María Bugosen es una maestra heladera que, en sus 20 años dentro del rubo, ideó en el 2000 una original receta con un ingrediente de lujo: oro de 24 kilates totalmente comestible. 

El panetón es una de las opciones preferidas para comer en fiestas de fin de año. Como en este lado del mundo las celebraciones caen en verano, la maestra heladera Ana María Bugosen ideó una original receta que combina este dulce con un refrescante helado artesanal y un compañero de lujo:

Oro de 24 kilates comestible.

La receta nació en la Navidad del 2000 por una costumbre que tiene Ana María: comer panetón con bolas de helado. Un lujo. “Aunque más bonito y sofisticado es tenerlo en la mesa de Navidad, todo bien decorado”, admite. Pero cómo hacerlo para que esté perfecto. “No es fácil. Hacerlo artesanalmente es un proceso largo”, confiesa la maestra heladera de la cafetería 4D.

Encontrar la fórmula perfecta le tomó aproximadamente un año. Y, como ella menciona, el proceso no es sencillo. El tiempo de preparación es de un día. Primero, se trabaja la masa de panetón importado. Luego, el helado artesanal -de dos sabores- tiene que estar recién listo para que se amolde al panetón. Una vez rellenado, pasa un tiempo de congelamiento largo antes de empezar a decorarlo. Cuando está listo, añade acompañantes como frutas bañadas en chocolate, pastillas de chocolate bitter y, para hacerlo más original, la lámina de oro de 24 kilates totalmente comestible.

“El oro comestible lo traigo de la comunidad europea. Allá lo usan bastante en su gastronomía”, agrega Ana María, quien tiene dos décadas como maestra pastelera. “Esta lámina de oro se arruga totalmente en un segundo. Tengo que trabajarla con una pinza de madera porque si lo hago con una pinza o cualquier cubierto de acero o de metal, se pega y ya no sale. Eso no se puede poner en el postre”, cuenta entre risas pero gran satisfacción por el producto que ha logrado. Eso sí, el sabor es imperceptible.

Algo a tener en cuenta es que la maestra pastelera prepara gelato, conocido como helado artesanal, y juega un papel importante si uno tiene en cuenta las calorías. En verano, este gelato por cada 100 gramos tiene 6.5% de grasa. En invierno, tiene un máximo de 8%. “Si comparas 100 gramos de gelato con 100 gramos de mozzarella, que es recomendado para dietas y nutrición, el gelato llega a tener máximo 8% de grasa y la mozzarella 33%”, explica. “El gelato es un producto bajo en calorías. El postre tiene menos pecado”, agrega.

Ana María recomienda hacer el pedido del panetón relleno de helado artesanal con anticipación en cualquiera de las tiendas. Una vez en casa, guardar el postre en el congelador y retirarlo del frío 15 o 20 minutos antes de la cena.

MÁS INFORMACIÓN:
Precio: S/. 132  (Porción S/. 22).
​Locales: Av. Angamos Oeste 408, Miraflores.
Av. Salaverry 3103, San Isidro.
C.C. El Polo Av. Encalada 1415 Tda. D-108.
C.C. Jockey Plaza (2do nivel).


Tags Relacionados:

Panetón

Navidad

helados artesanales

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada