¿Por qué es histórico que la final del fútbol femenino entre la 'U' y Alianza se juegue en el Nacional? FOTOS: GEC.
¿Por qué es histórico que la final del fútbol femenino entre la 'U' y Alianza se juegue en el Nacional? FOTOS: GEC.
Miguel Villegas

La final de la Zona Lima del torneo de se juega este sábado en el Estadio Nacional, que así se da un regalo de cumpleaños histórico: el domingo, cuando cumpla 67 años de inaugurado, su césped habrá visto correr -por fin- a las 22 mejores futbolistas del país. Habrá sido un inédito clásico entre la 'U' y Alianza, emotivo y revolucionario. Y será necesario cambiar el póster pegado en el cuarto de los hijos y de los que todavía son hijos.

¿Por qué es histórico que la final del fútbol femenino entre la 'U' y Alianza se juegue en el Nacional? ¿Qué moviliza a una cadena como DirecTV Sports a transmitir este encuentro? ¿Por qué nadie duda que será tendencia nacional desde antes que se juegue (4 p.m.)? Hay una respuesta que va más allá de su carácter inédito, la propuesta de juego que cada equipo tenga o la técnica individual de Stephanie Otiniano o la arquero Greys Barrera:

Aunque esté colonizado por hombres, en el fútbol nadie hace zoom en la vincha sino en el pie cuando ve un golazo de 30 metros o una chalaca de catálogo.

Un dato: el Wanda Metropolitano fue la casa del partido de fútbol femenino con mayor asistencia a nivel mundial. El Átletico de Madrid se enfrentó al FC Barcelona frente a 60.739 personas.

El fútbol también es de ellas.

Le preguntamos a diferentes periodistas deportivas lo que significa este primer clásico oficial en el Estadio Nacional. Estas son sus respuestas:

/

Periodista deportiva y CM de El Comercio

"La visualización es importante en los temas de igualdad de género y oportunidades. Es un GOLAZO si el recinto identificado como la casa de la Selección alberga la final que a la vez es el clásico. Ellas harán lo suyo en la cancha a nosotros nos toca fuera de ella. Acabo de ver en Twitter que DirecTV televisará tremendo partido: ya no solo se trata de U y AL sino de un grupo de mujeres que no pecan en nada si piensan en grande".

Andrea Closa /

Periodista deportiva en RPP Deportes

“¿Dónde se pueden comprar las entradas?”, pregunté cuando me dijeron que el clásico por la fecha 11 del torneo femenino sería a puertas abiertas. “Es con lista, pero solo para familiares”, respondieron. En paralelo, las redes sociales de sus jugadoras -y de jugadoras de otros clubes también- se llenaban de un mismo hashtag: #QueremosSerVistas. No era una campaña de intriga ni una frase que tuviese que explicarse. El pedido era clarísimo. Jugar solo con mamá y papá en las tribunas estaba bien, pero no bastaba. Ellas querían que los peruanos sepan sus nombres, que conozcan su juego, que griten sus goles. Después de celebraciones con mensajes y un banderazo organizado por ellas mismas que marcaba el inicio oficial de la lucha, consiguieron despertar el interés del público y, como consecuencia, que la FPF se anime a organizar la final de la Zona Lima en el escenario más importante del país. Ahora, por primera vez, las chicas jugarán en el Estadio Nacional, un recinto que, según contaron en la previa, siempre admiraron solo por TV, cuando veían a la selección mayor -masculina, claro está- jugar. Ahora es su turno. Que el partido sea ahí, y que tenga público (público de verdad, con entrada en mano) es un punto de quiebre. Es histórico. Pero no por lo que significa, sino por lo que significará: ya les toca a ellas.

Andrea Vela /

Periodista deportiva en Movistar Deportes

“Porque en un país que aún lucha por vencer estereotipos en el fútbol, hacia las árbitros, entrenadoras, y las mismas jugadoras, que se entregue el estadio más emblemático del país a una final zonal del fútbol femenino enciende una chispita de esperanza. En el mismo escenario que lloramos porque vimos a Perú clasificar a un Mundial luego de 36 años, estas chicas que no se cansan de soñar tendrán la oportunidad de sentirse más grandes, profesionales, escuchadas, entendidas y valoradas. Y es una oportunidad enorme, porque se enfrentan los dos equipos con las hinchadas más grandes en el Perú, lo que promete un panorama de verdadera fiesta. Por unas horas sabrán lo que sienten los futbolistas que son alentados por miles de persona cada fin de semana. Y sobre todo, porque las chicas que marcharon hace unas semanas por igualdad, por ser vistas, tendrán la satisfacción y paz de que todo va a valer la pena. Y quizá no serán ellas las que disfruten de mejores canchas, mejores salarios, mejor organización, pero siempre serán ellas que las dieron inicio a este movimiento y abrieron paso al cambio”.

Romina Antoniazzi /

Periodista deportiva, ex jefe de prensa de la selección

“Que se juegue la final de Fútbol Femenino por primera vez en el Estadio Nacional es histórico porque se espera que sea la primera definición de muchas y quedará por siempre en nuestra retina todo el esfuerzo de esta primera batalla. Es un punto de inicio importante para el fútbol femenino, para que se desarrolle, se promocione,para que sea una noticia importante y cada vez exista más interés por ver a las mujeres y sus heroínas nacientes jugando al fútbol y del bueno. Como algunas vez lo hicieron ‘Lolo’ y Villanueva o quizás después con Waldir Saenz y el ‘Chemo’ del Solar. Que los dos clubes con más hinchada en nuestro país participen en la final le da un nivel de exposición increíble, ese que el fútbol femenino requiere para seguir creciendo. El Estadio Nacional es la casa del fútbol y las mujeres también son invitadas. Es un escenario que nos ha colmado de alegrías y este evento no se lo puede perder, nosotros tampoco. Vamos al Nacional a ver a las chicas”.

Periodista y narradora deportiva

“Ya existieron otras finales Femeninas disputadas en el Estadio Nacional durante 1997 y 1998, así que creo que la relevancia de este partido parte porque se trata de un clásico y por ende, concentra mayor cantidad gente a diferencia de los partidos citados anteriormente. Además de ello, es la primera vez que un duelo de tal magnitud será transmitido a nivel televisivo, radial y digital, marcando otro precedente y algo más por resaltar es la gran expectativa que se vive en los días previos al duelo gracias a la difusión que se viene haciendo sobretodo con las conferencias de prensa, las entrevistas en grandes cadenas televisivas, la promoción del partido, etc. Lo cierto es que después de esa época de oro del fútbol femenino (años 90 e inicios del 2000), esta disciplina cayó en una etapa de estancamiento y de cierto retroceso, se volvió invisible prácticamente, y recién en estos últimos dos años ha vuelto a renacer gracias a todo lo que conlleva el empoderamiento femenino y la justicia que se busca en cuanto a igualdad de condiciones para todos. Pienso que este duelo es histórico porque vuelve a marcar el inicio de la visibilidad del fútbol femenino en una época donde todos nuestros vecinos sudamericanos ya despertaron para hacer crecer esta disciplina mientras que a nosotros aún nos cuesta, tomando en cuenta lo difícil que es lidiar con el machismo aún”.


Vanessa Herrera /

Periodista deportiva en Movistar Deportes

"Es histórico que el clásico por la final del fútbol femenino se juegue en el Nacional, porque -por primera vez- un partido de esta índole se dará en este estadio. Además, con esto, ya se está marcando un precedente para el crecimiento del mismo. ¿Por qué? y ¿sólo por eso? En las últimas semanas, hemos visto cómo ha respondido la gente en medio de la fase final del Campeonato Nacional de Fútbol Femenino y en mayor cantidad por la gran final. La prensa también se ha involucrado, asistiendo a conferencias, cubriendo los partidos finales y protestando por más apoyo para las chicas mediante sus redes sociales y sus medios. Incluso, la final va a ser televisada por un conocido canal de cable. Con el interés del público y con la prensa de la mano, es mucho más fácil que las marcas decidan apostar por el fútbol femenino, y consigo, se generarían ingresos importantes en pro del crecimiento del mismo, tan sencillo como eso".

Luccina Aparicio /

Periodista en ESPN y futbolista en Universidad César Vallejo

"Es muy importante que el fútbol femenino tenga un espacio así en el Nacional. Siempre ha sido un partido que llama la atención: es un clásico, tribunas llenas, expectativa de la prensa, pero más allá de eso, creo que el hecho de que esta vez sea un clásico femenino va a marcar la historia. Esto se buscaba desde hace muchos años, yo me siento parte: sigo el fútbol femenino desde el 2000 y mira, conozco el tema por dentro y por fin se ha logrado. Espero que en próximos años, para las generaciones que vienen, el fútbol femenino sea profesional en nuestro país. Es un gran precedente. Todo este esfuerzo ha valido la pena".

Marith Aguilar /

Sub editora de Deportes en RPP

“Que se haya programado en el Estadio Nacional, nuestro primer escenario deportivo, es un paso trascendental para el fútbol femenino. Están comenzando a darle la importancia que debe tener, tal como ocurre en otros países o ligas del mundo. Un claro ejemplo es lo que ocurrió hace unos meses. Con el partido del Atlético de Madrid vs. Barcelona, que llenaron el Wanda Metropolitano”.

Periodista deportiva, editora de

“Es histórico, sin duda. Porque se le da la verdadera importancia que tiene el fútbol femenino en todo el mundo. Estamos en un país en el que este deporte tuvo un bache y ahora, el torneo profesional que estamos viviendo y que se juegue una final en el Nacional, sientan las bases para el espectáculo y para que la gente conozca y se involucre mucho más aún”.

Natalia Delgado /

Periodista deportivo en Movistar Deportes

“La importancia de este suceso va más allá de ver a 22 mujeres jugar al fútbol con las camisetas de los eternos rivales del balompié peruano. Lo que estas chicas quieren es que las vean, quieren romper prejuicios, quieren demostrarles a todos que son capaces de tirar lujos, de entretener, de llorar derrotas y celebrar victorias, de llenar estadios. En 1997 cuarenta y cinco mil personas llenaban el Estadio Nacional para ver la final femenina entre Universitario y Sporting Cristal. Si hace 22 años se pudo hacer eso, ¿por qué hoy no?. Volvamos a reafirmar este compromiso con el fútbol femenino y de una vez, ¡qué se abra el Nacional!”.

Jeanet Sosa /

Conductora en Modo Sele, de Movistar Deportes

“Es histórico por el escenario, el Estadio Nacional. Y de hecho, también por la difusión que se está haciendo y la cobertura desde la previa”.