Hoy, viernes 27 de marzo, se cumple el día 12. Son casi dos semanas las que llevamos los peruanos –al menos una parte de los peruanos– en casa, respetando las normas de cuarentena y distanciamiento social que el Gobierno y las entidades de salud recomiendan para evitar que el se propague. Lo sabíamos en la teoría. Cómo es en la práctica es algo que solo podemos responder desde la experiencia. A medida que pasan los días, sin embargo, aquella experiencia se va transformando.

¿Estamos solos? ¿Compartimos tiempo y espacio con gente con la que queremos estar? ¿Hemos perdido oportunidades, trabajo, ingresos? ¿Nos sentimos ansiosos, sin ánimos? ¿O estamos más bien agradecidos de pasar momentos en familia; de tener la oportunidad para deternos y reflexionar? El impacto que tendrá este tiempo en aislamiento aún está por verse en nuestro país. Sobrellevar el día a día es más urgente. Personajes de la política, las artes, el activismo, la gastronomía y la ciencia comparten sus vivencias en este período. Un reto enorme y gravísimo que nadie vio venir, pero con el que todos debemos luchar.

Susel Paredes

Jefa de Fiscalización, Control y Sanidad de la Municipalidad de Magdalena: “La empresa privada ha cometido actos de falta de solidaridad”

Miles de peruanas y peruanos estamos trabajando desde el Estado para garantizar la limpieza, el orden y la seguridad, entregando lo mejor de nosotros en tiempos de dolor y muerte. Desde el sector privado también hay varias iniciativas, como el Banco de Alimentos, que está dando de comer a miles de peruanos en Lima y varias provincias del Perú. Sin embargo, hay gente que no cumple con las normas y continúa saliendo, pasean al perro hasta agotarlo y compran más de lo que necesitan. Esto desde las personas en sus casas, pero también la empresa privada ha cometido actos de falta de solidaridad, haciendo que sus trabajadores continúen con sus labores aunque sus servicios no sean indispensables. Por mi labor fiscalizadora me llaman constantemente por infracciones y tenemos que acercarnos y multar. ¡Casi 15 días después! ¿Con qué lecciones me quedo? Primero, aprender a respetar a la naturaleza: nos hemos creído los reyes del mundo y estamos pagando el precio por nuestra soberbia. Por otro lado, en nuestro país lo que tenemos que enfrentar es la informalidad, es evidente que el Estado debe intervenir y organizar el sector de la economía. En esta cuarentena millones de peruanos no han trabajado y han tenido graves problemas para sobrevivir. Esto no puede volver a ocurrir.

Elmer Huerta

Médico y comunicador: “Es fundamental aprender a trabajar en equipo”

Si la amenaza real de un virus no nos une, muy pocas cosas lo harán. En ruta a una convivencia más saludable, debemos trabajar en la educación integral desde la niñez. Educación en todos los aspectos: desde la ciencia y la salud, hasta los derechos y deberes individuales. Sería muy importante que el país se encamine hacia la formalidad. Es fundamental aprender a trabajar en equipo, para darnos cuenta de que unidos somos más fuertes que separados.

15 DE ABRIL DEL 2015

Dr. Elmer Huerta (oncólogo, consultor en CNN)
15 DE ABRIL DEL 2015 Dr. Elmer Huerta (oncólogo, consultor en CNN)

Anahí de Cárdenas

Actriz: “La economía se recuperará, pero sin salud no podemos hacer nada”

Estos días en cuarentena nos han puesto a todos en una situación muy particular. Nos están llevando, por lo menos a mí, a reflexionar sobre cómo me relaciono con la gente. Desde la simplicidad de un saludo, hasta la tolerancia que hay que aplicar cuando convives con alguien siete días a la semana, las 24 horas. Muchas veces nos quejamos de que no tenemos tiempo para estar con nuestros seres queridos, y pareciera que el universo nos ha dado esa oportunidad, y está en nosotros utilizarla de la mejor manera que podamos. Estas situaciones límite sacan lo mejor y lo peor de las personas. Leí hace hace poco que ante las situaciones anormales, lo normal es tener reacciones anormales. Fuera de lo económico –que siempre es un tema en mi rubro–, esta cuarentena me ha agarrado en un momento complicado, en un proceso de quimioterapia que me tiene con las defensas comprometidas, por lo que yo vengo a ser parte de la población en riesgo. Es difícil, tengo miedo, pero estoy tomando todas las precauciones del caso, sin importar si peco de exagerada: en este caso no importa ser extremadamente cuidadoso. La vida del ser humano está en juego. Es lo único que tenemos.

Jorge Bruce

Psicoanalista: “No vamos a salir adelante si no somos capaces de actuar con mayor autodisciplina”

Esta crisis ha puesto a prueba el tejido de la sociedad peruana y el vínculo que nos une, que no es –como bien sabemos– un vínculo sólido, sino más bien fragmentado, de retazos. Encontramos situaciones donde se ve lo mejor y también lo peor de nosotros como individuos y como sociedad. Esta es una oportunidad para que reflexionemos si somos capaces de funcionar sobre la base de un bien común: un bien por el que todos estemos dispuestos a luchar, a sacrificarnos, pero sobre todo a acatar determinadas normas de comportamiento porque sabemos que dependemos los unos de los otros. Esto para el Perú es particularmente difícil, porque estamos acostumbrados a funcionar en círculos reducidos, y de pronto nos damos con una epidemia en donde no funciona eso. El esquema que funciona es aquel en el cual todos tenemos que trabajar para todos. Las consecuencias de esta crisis se van a visualizar de las maneras más diversas: empleos perdidos, lucro cesante, personas que viven en situaciones de desesperación. Tenemos un reto para acostumbrarnos a funcionar en términos de colectividad: no podemos seguir con la teoría de los círculos cercanos. Así ninguna sociedad puede salir adelante.

LIMA, 26 DE JULIO DEL 2005
ENTREVISTA AL PSICOANALISTA JORGE BRUCE, QUIEN HABLA SOBRE LAS VARIACIONES Y CARACTERISTICAS DEL ESPAÑOL PERUANO. ESPECIAL POR LA SEMANA DE BANDERA. 
FOTO: CONSUELO VARGAS / EL COMERCIO
LIMA, 26 DE JULIO DEL 2005 ENTREVISTA AL PSICOANALISTA JORGE BRUCE, QUIEN HABLA SOBRE LAS VARIACIONES Y CARACTERISTICAS DEL ESPAÑOL PERUANO. ESPECIAL POR LA SEMANA DE BANDERA. FOTO: CONSUELO VARGAS / EL COMERCIO

Renzo Garibaldi

Cocinero: “La industria va a demorar en reactivarse. Tenemos que ayudarnos mutuamente”

A nivel laboral, desde el lado positivo, creo que la lección más grande es ver lo unida que es nuestra industria. Es alentador escuchar mensajes, iniciativas; qué bonito es sentir que no somos competencia, sino que somos parte de un mismo motor que impulsa la gastronomía peruana. Ya lo sabíamos, pero esto nos lo deja más claro. En el lado negativo nos hemos dado cuenta de lo delicada que es nuestra situación –como cocineros y empresarios– y también de la gente que trabaja con nosotros. La industria va a demorar en reactivarse, y tenemos que ver cómo nos ayudamos mutuamente. Que esto no quede entre chefs y dueños, sino con todos los que forman parte: mozos, cocineros, jefes de turno, administradores. Todos los restaurantes están en peligro de no abrir cuando esto pase. Por eso lo más positivo es la unión. A nivel personal, es una oportunidad única en la que el mundo entero para. Se frena todo aquello que habías escogido hacer con tu día a día, y eso te da muchos momentos de reflexión para poder mirar hacia dentro. ¿Cuál era mi plan? ¿Qué había pensado que era importante para mi felicidad? ¿El lugar al quería llegar es el mismo lugar a donde quiero ir hoy? ¿Por quiénes te estás preocupando? ¿Quiénes te buscan para preguntarte cómo estás? Eso va a cambiar nuestra forma de ver lo que hemos logrado y lo que queremos en la vida. Nuestro tiempo es lo más precioso que tenemos.

22 DE OCTUBRE DE 2019

RESTAURANTE DE CARNES OSSO
RENZO GARIBALDI

FOTO: ROLLY REYNA / EL COMERCIO PERU
22 DE OCTUBRE DE 2019 RESTAURANTE DE CARNES OSSO RENZO GARIBALDI FOTO: ROLLY REYNA / EL COMERCIO PERU

Mónica Carrillo

Escritora e investigadora afroperuana: “Esta es una oportunidad para reforzar el sistema de salud y generar información en lenguas originarias”

Es fundamental trabajar en la soberanía alimentaria. Tener espacios dentro de las propias casas o contar con comunidades donde las personas puedan cultivar su propio alimento y garantizar su independencia en contextos de crisis como estas, que son sanitarias, pero que también podrían ser motivadas por colapsos económicos, como ocurrió con los paquetazos décadas atrás. Es importante que se generen biohuertos en espacios urbanos, en departamentos, en los techos. También en zonas rurales, porque a pesar de haber grandes extensiones de terreno los campesinos se ven forzados al monocultivo y muchos han perdido la práctica o el espacio para cultivar alimentos que les permitan tener un balance nutricional. El acceso a servicios básicos de sanidad de las comunidades rurales, y de los barrios urbanos ubicados en pueblos jóvenes o zonas donde las personas tienen escasos recursos económicos, debe ser una prioridad de implementación por parte del Estado. Asimismo, este contexto nos invita a pensar en cuáles son las estructuras de soporte, las redes comunitarias o estatales que atienden las necesidades inmediatas de las personas que viven de las ventas o ingresos diarios. Se deben generar sistemas de cooperativa o fondos de emergencia que estén listos para activarse en casos como este.

Fernando Ampuero

Escritor y periodista: “No creo que la normalidad de nuestras vidas vuelva pronto”

No solo el fútbol une a los pueblos. También los une el miedo, las tragedias, la invasión de microbios que en pocos días diezman a multitudes. Las calles están vacías como si el Perú jugara la final del campeonato mundial; todos estamos encerrados viendo la tele, pero en esta ocasión el score son las terribles estadísticas de infectados y muertos. Además, gracias al Internet, oímos y leemos noticias a pasto sobre el coronavirus, a tal punto que muchos de nosotros ya parecemos noveles epidemiólogos en un frenético aprendizaje. La cuarentena, sin embargo, no me perturba más de la cuenta. Ya estoy acostumbrado a los encierros en casa, cuando me dedico a leer y escribir, aunque ahora, claro está, vivo más bien preocupado por todo lo que pasa en el mundo, y me emociono con ciertas historias que suceden por ahí, sobre todo las que entrañan muestras de solidaridad de los héroes del momento: los médicos y las enfermeras. Claro que nunca falta algún sujeto egoísta y desatinado que te empaña el panorama, pero esto es olvidable. En cuanto a la normalidad de nuestras vidas, no creo que vuelva pronto, si es que volviere. A partir de esta pandemia cambiará nuestra actitud, nuestra conducta, nuestros saludos, muchas cosas. Seremos otros.

Miraflores, 26 de abril de 2018

Escritor Fernando Ampuero, quien en pocos dias presentara su nuevo libro Las Brujas de Lima.  

Fotos Nancy Chappell
Miraflores, 26 de abril de 2018 Escritor Fernando Ampuero, quien en pocos dias presentara su nuevo libro Las Brujas de Lima. Fotos Nancy Chappell

Gustavo Rodríguez

Escritor y comunicador: “Los peruanos no podemos escapar de los rumores, malentendidos y fake news que circulan en épocas de crisis”

Aunque analizar un movimiento mientras está ocurriendo –un terremoto, por ejemplo– no sea la mejor manera para alcanzar predicciones fiables, voy a aventurar una hipótesis con respecto al Perú: ha sido necesaria esta pandemia para que nuestro país termine de sentirse totalmente inmerso en la globalización. Crecimos acostumbrados a la idea de que las peores desgracias solo le ocurren a nuestro país y que debíamos seguir el liderazgo de, por ejemplo, un Estados Unidos magnificado desde Hollywood. Hoy vemos que el mundo entero vive en ansiedad y que el Perú, ante su tremenda precariedad sanitaria, ha respondido con más presteza que el Reino Unido. Qué maravilloso nivelador de la humanidad puede ser un virus y qué globalizador también. Como parte de este mundo integrado, los peruanos no podemos escapar de los rumores, malentendidos y fake news que circulan en épocas de crisis. Pasa aquí y en todo el mundo: una prima española de mi novia envió ayer por WhatsApp un tratamiento que recomienda respirar vapor caliente y, minutos después, se apuró a desmentirlo porque había encontrado una fuente que lo refutaba con urgencia. Por ello me parece importante la conferencia de prensa que ofrece el presidente con sus ministros cada mediodía como punto de referencia oficial en estos tiempos caóticos. Cuando todo el mundo anda desorientado, es necesario que una voz que sabe comunicar se ponga tras el micrófono. Vizcarra quizá no sea el estadista que puede planificar la grandeza de una nación, pero es la voz que necesitábamos en momentos de crisis.

GUSTAVO RODRIGUEZ , PUBLICISTA, ESCRITOR Y COMUNICADOR SOCIAL FUE ENTREVISTADO POR OSCAR TORRES
GUSTAVO RODRIGUEZ , PUBLICISTA, ESCRITOR Y COMUNICADOR SOCIAL FUE ENTREVISTADO POR OSCAR TORRES

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

VIDEO RELACIONADO

Lavarnos las manos correctamente es el primer paso para combatir el coronavirus

Cuatro recomendaciones para el cuidado del agua en tiempos de pandemia

TE PUEDE INTERESAR