Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Resumen 2018: estas son las crónicas de Somos que debes leer antes que acabe el año

El 2018 fue un año bastante intenso para el Perú con cientos de historias qué contar, decenas de personajes por conocer y, por qué no, merecidos homenajes. Aquí un recuento de las crónicas más leídas y comentadas por usted, estimado lector.

Se va el 2018. Un año bastante intenso para el Perú y muy cargado en lo que respecta al trabajo periodístico. Cientos de historias por contar, decenas de personajes por conocer y, por qué no, merecidos homenajes. Aquí un recuento de las crónicas más leídas y comentadas por usted, estimado lector.

DEYANIRA MISHARI: LA BATALLA POR LA SELVA DONDE CRECIÓ

​Allá donde aún reina el verde, donde hoy se come gracias al río y mañana también; allá donde se duerme en oscuridad absoluta mientras te arrullan el grillo y la lluvia; allá, a casi 500 kilómetros de Lima, que sería lo mismo que decir más de 12 horas por carretera; allá, en el bosque, una mujer es la que pone orden.

Deyanira Mi-shari Ochoa (41) es jefa del Bosque de Protección San Matías - San Carlos, en la región Pasco, desde hace menos de tres meses, pero protege la selva desde antes que un cargo la obligue a hacerlo. Lee la crónica completa aquí.

EL HOMENAJE A LAS CHICAS DE SEÚL 88

Es la segunda vez que Gina Torrealva se pone la medalla. El terciopelo azul de la caja, casi intacto, lo confirma. “XXIV Olympiad Seoul 1988”, se lee en la inscripción. La segunda en 30 años.

La primera vez, Gina tenía 26 –en noviembre cumple 57– y se encontraba en la clausura de los Juegos Olímpicos vestida con el uniforme del Perú. A su lado estaban Luisa Cervera, Alejandra de la Guerra, Denisse Fajardo, Miriam Gallardo, la ‘China’ Rosa García, Sonia Heredia, Katherine Horny, Natalia Málaga, Gaby Pérez del Solar, Cenaida Uribe y Cecilia Tait, la ‘Zurda de Oro’. Doce mujeres que llegaron más lejos que ningún otro equipo en la historia del deporte en nuestro país. Click aquí para continuar leyendo.

ASÍ ERAN LAS PRIMERAS Y VERDADERAS BOTICAS DE LIMA ANTES QUE EXISTAN LOS CHATS


El concepto de botica fue mutando de significado con los siglos, conforme el campo de la medicina humana se iba haciendo más metódico y científico. Se ha usado esa palabra para designar muchas cosas en el pasado, desde dispensarios (la palabra viene del griego apotheke, que significa ‘almacén’) hasta hoy, que ha sido usurpada por un grupo político para discusiones de pobre nivel retórico. Las boticas de antaño no se usaban para ‘chancar’, ‘joder’ o ‘deslegitimar’ a nadie, sino con el fin más altruista de buscar la salud con los incipientes conocimientos que se tenían a la mano.

Los primeros boticarios conocidos por ese nombre llegaron al Perú con los españoles. Entonces practicaban una profesión más cercana a las pócimas supersticiosas de la Edad Media que a la medicina moderna. Esta se potenciaría con los conocimientos en herbolería nativa que se tenía en ‘las Indias’. Con el tiempo, sus conocimientos empíricos fueron sistematizándose hasta que, en 1737, el rey Felipe V aprueba los estatutos del Colegio de Profesores Boticarios de Madrid. Para ejercer esta disciplina en el virreinato había que tener un permiso especial que no siempre se respetaba. La historia completa aquí.

ASÍ NACIÓ EL LIBRO PEREDO TOTAL, EL LEGADO DEL PERIODISTA DEPORTIVO


El mismo caminito de flores fucsias, rojas y naranjas. El mismo parque cerca de la Bolívar y la misma pileta. El mismo señor que abre la reja e indica “bajando a la derecha”. Los mismos helechos que caen de los techos de madera, el mismo café americano, los mismos sillones de mimbre. El mismo jardín donde corrían Fátima y Daniela esos días que Milagros Llamosas convertía en domingos sin ser domingos. Aquí, en el silencioso café del Museo Larco, en Pueblo Libre, la esposa de Daniel Peredo regresa para hablarle, todavía. Para verlo, para escucharlo.


“Podría decirte que sí, que este es uno de nuestros lugares en el mundo. Llego y sigo sintiendo su paz”, dice ella ahora, 11 de la mañana, tres meses después de su partida. Aquí pasaron horas de alegría, que es lo que importa cuando tienes familia. Aquí se le ocurrió el libro que reúne su obra periodística. Sigue leyendo aquí.

LA NUEVA TILSA LOZANO 


Hace mes y medio nació Mássimo y la modelo Tilsa Lozano cumplió el sueño de tener dos hijos. La primera fue Valentina, que con dos años y medio la hace feliz al susurrar en su media lengua “te amo, mamá”. Tilsa afirma que la maternidad le ha hecho quemar algunas etapas: nunca más shows en bikini, dice. Aunque no descarta hacer un desnudo si se trata de una propuesta interesante y cuidada. La entrevista completa aquí.

LOS LIMEÑOS QUE TRABAJAN POR EL GRAN CAMBIO QUE URGE EN LA CAPITAL


Candidatos municipales que frustran y vecinos furiosos que amenazan con pistola en medio del embotellamiento. Cuando los tiempos parecen oscuros para la capital, resulta esperanzador conocer las historias de ciudadanos comprometidos que, de manera casi silenciosa, trabajan por solucionar diversos problemas de la comunidad. Gente que se pone con orgullo, a diario, la camiseta Marca Lima. Conócelos aquí.

LUCY, LA FANÁTICA PERUANA QUE HA IDO A 97 CONCIERTOS DEL LUIS MIGUEL


Estimado Luis Miguel Gallego Basteri:

Sirva la oportunidad para felicitarlo por todos los goles de media cancha que está metiendo en lo que va del 2018. El nuevo disco, la gira y la serie de televisión biográfica están batiendo hoy, en plena era Spotify, Paypal y Netflix, récords tal y como lo hacía sin descanso en los dorados años 80 y 90. Dicho esto, la presente tiene como fin presentarle a Lucy Gómez Sánchez Nakano (40), probablemente su incondicional fanática n.° 1 en el Perú. Desde que tiene 12, usted la desespera. La mata. La enloquece. Fue, sin lugar a dudas, el primero que puso a mil su corazón... Aquí la historia completa.

MILETT FIGUEROA SE CONFIESA 

Natalie Portman ha contado en más de una oportunidad que ella tuvo que rechazar en su carrera un sinnúmero de papeles para desvincularse de la imagen de chica sexy. Era la única forma, argüía, de que se le permitiese trabajar otro tipo de roles en las películas. Natalie Portman es una de las actrices que más admira Milett Figueroa, una referencia de la cual aprender, aunque discrepe de aquel proceder.

Es injusto, dice, porque esa decisión se tomó obligada por los prejuicios de su entorno, de su sociedad. Quizás del globo terráqueo. Y por qué, pues. Eso no quiere decir que le pase a ella. Lograr que la actuación sea el eje sobre el que gire su carrera es algo que se ha tomado en serio desde hace dos años. Por eso ha buscado maestros como Miguel Iza, Ramón García y Bruno Odar. Click aquí para la entrevista completa.

¿QUIÉN TIENE AHORA LAS MUÑECAS DE LUCHA REYES? ESTA ES LA HISTORIA DE SUS PEQUEÑAS ENGREÍDAS


Los últimos días en la vida de Lucha Reyes fueron una sucesión de despedidas simbólicas de todo lo que quiso y conoció. A sus fans, que la elevaron al estatus de ídolo de la canción criolla, les dijo adiós como mejor supo, cantando. Ahí está Mi última canción, acaso el vals peruano más triste jamás compuesto, firmado por Pedro Pacheco, en donde rompe en llanto justo al momento del clímax.Ese mismo año, 1973, Lucha llamó a su amiga, la compositora Pilar Quenés, y le pidió que acudiera a su casa en Balconcillo, con urgencia. La diabetes que le habían diagnosticado a los 18 años había empeorado a sus 37, y ya no veía. “Llévate mis pelucas, el equipo, la ropa. Nada me sirve porque yo ya estoy mal, pronto voy a morir”. Pilar la consoló como pudo, le dijo que exageraba, que cómo podía ella llevarse algo suyo. Reyes insistió.

— Al menos llévate mis muñecas.

La historia completa en este enlace.

MIKI GONZÁLEZ Y SU REGRESO A CHINCHA POR LOS 25 AÑOS DE AKUNDÚN


La primera vez que Miki González vio zapatear a Amador Ballumbrosio en su casa de la calle San José, le pareció que estaba siendo testigo de una experiencia mística. Esa tarde la recuerda como si la tuviera proyectada en algún lugar de su mente: la luz que entraba por la ventana casi se podía palpar por la polvareda que levantaba Amador cuando descargaba sus pies contra el suelo. González tomaba nota mental de todo cuanto veía porque para eso había llegado a El Carmen, Chincha, en su viejo Volkswagen turquesa. Su amigo, el poeta César Calvo, lo había puesto en la dirección correcta cuando le dijo que si quería aprender el verdadero folklore afroperuano, no el que les enseñan a los turistas, tenía que ir al sur, a poco más de dos horas de Lima, y tocarle la puerta al viejo Amador. Y eso hizo una tarde de 1978. Lea la nota completa aquí.

SHENZHEN: UNA VILLA DE PESCADORES QUE SE CONVIRTIÓ EN LA SILICON VALLEY DE ASIA


Hace 40 años China se entregó a la economía de mercado empezando por el sur. Shenzhen era entonces una villa de 30 mil habitantes (otras cifras hablan de 100 mil) dedicados a la pesca y la agricultura. A inicios de los 80, el entonces presidente Deng Xiaoping instauró la llamada Zona Económica Especial a lo largo de tierras agrícolas en la frontera de Hong Kong. “Shenzhen fue especialmente separada como parte de este plan para convertirla en una ciudad del futuro. Tres aspectos la definen: comercio, innovación y tecnología”, explica Patricia Castro, sinóloga peruana afincada en China.

Cuatro décadas después en Shenzhen viven unos 12.5 millones de personas, la mitad de ellas cantonesas. La otra mitad está conformada por ciudadanos de otras regiones de China y también del extranjero atraídos por la bonanza de esta tierra de emprendedores. Una burguesía naciente se percibe en sus calles, centros comerciales y en su corazón financiero: todos los chinos sueñan con irse a Shenzhen. Sigue leyendo la crónica aquí.

'EL IMPERIO DE LOS PAÑUELOS': EL MÁS AMBICIOSO FESTIVAL DE MARINERA CREADO PARA LIMA


Nadie quería bailar con Mauricio Fernandini. El por qué, ciertamente, poseía asidero. Estaba fuera de forma. Tenía más de 40 y la última década se la había pasado ejerciendo el periodismo televisivo; es decir, inhalando y exhalando estrés, neurosis y, probablemente, gastritis. Pasándola bomba, también, seguro, pero lejos, en todo caso, de una pasión mayor, aquella que hace que todo desaparezca gloriosamente cuando va a su encuentro. La que aprendió a los ocho años en Chiclayo. La buena marinera norteña que sana y resetea. Así que arroz. Chica a la que se acercaba en busca de pareja para volver a soñar, zapatear y, por qué no, competir, chica que lo choteaba. Algunas le decían ya, pero eran más concesivas que entusiastas. Él sabía que no contaba, en ese entonces, con el nivel artístico para hacer giros y laterales con una bailarina rankeada, pero, inagotable como es, perseveró ensayos y ampollas de por medio. Eso hasta que la más rankeada de todas le dijo que sí. Continúa leyendo aquí.

LA FIESTA DEL PAICHE: ASÍ SE CUIDA AL SOBERANO DE LOS RÍOS AMAZÓNICOS


Una cocina a gas, una época ya lejana y mucha paciencia. El año era 2003; el paciente era Pedro Miguel Schiaffino. De la cocina solo se sabe que era pequeña.

Quince años atrás, el cocinero que encontró en la selva peruana una despensa inexplorada (que le permitiría abrir nuevos caminos en la gastronomía peruana) se encontraba ofreciendo paiche en un supermercado local. Él mismo lo asaba al momento y lo daba a probar a quien se le acercase. Su primer restaurante –el premiadísimo Malabar– llegaría tan solo un año después. Antes, Pedro Miguel Schiaffino comenzaría una cruzada para hacer del paiche un nombre habitual en el conservador y desconectado mercado limeño. En el 2018 esa misión persiste. Para seguir leyendo, click aquí.

EL DISTRITO DE LIMA EN EL QUE LOS NIÑOS PREFIEREN AL RUGBY ANTES QUE AL FÚTBOL


La mayoría de niños que pasaban por ahí miraba con extrañeza –y un mediano grado de desinterés- lo que ocurría cada dos días en su habitual cancha de fulbito: un grupo de ocho chicos practicaba un deporte nunca antes visto. Usaban las manos, el balón tenía forma ovalada, los pases se daban hacia atrás, el arquero no existía y ser tumbado por un contrincante no era sancionado. Quienes observaban cayeron en cuenta, poco a poco, que no se trataba de los primeros entrenamientos del fútbol del futuro. Tampoco de una disciplina moderna. Ellos conocieron lo que es el rugby. Hoy, desde hace unos años, lo practican con una pasión que jamás imaginaron. Todos los lunes, miércoles y viernes, en la Cancha Navarro ubicada en el Malecón Rímac, en San Martín de Porres, hay tres horas en las que el rugby pasa a ser la principal actividad de todos -o la mayoría- los Sub 18 de la zona. Mientras el campo de césped queda en manos del rugbier y director técnico Jean Pierre Farfán, las dos losas contiguas, ideales para pichanguear, lucen casi desoladas. Solo las acompañan los grafitis y algunos ‘palomillas’ de esquina reunidos (o escondidos, posiblemente) en los rincones sabe Dios haciendo qué. ¿A quién se le ocurrió que el rugby, uno de los deportes menos practicados en el Perú, dejaría de lado a la disciplina más popular de nuestra historia? La historia completa aquí.

RADIOGRAFÍA DE UN TROLL: ¿CÓMO LIDIAR CON LOS INDESEABLES DE LAS REDES SOCIALES?


La mañana del pasado Día de San Valentín pintaba tranquila para la periodista Lorena Álvarez, hasta que decidió abrir sus redes sociales. Como quien destapa la pesada tapa de un desagüe atorado, apenas pudo tolerar el hedor que percibió: notó que desde varias cuentas de Twitter había recibido el mismo mensaje. Se trataba de un ‘meme’ con el rostro de su ex pareja, a quien denunció por violencia física y psicológica hace casi un año. La imagen venía con un texto de nueve palabras: “Feliz San Valentín: no te mato porque te quiero”.

Al teléfono, Álvarez recuerda lo ocurrido ese día con una cólera seca, combinada con temor –“lo sentí como una amenaza, en verdad”– y mucho de hartazgo. Lo último es comprensible: los ataques de trolls de internet no los sufre solo en ciertas fechas especiales, sino todos los días, por cualquier tema. Cuando hizo público su testimonio de violencia, la hicieron puré. Y en épocas de Copa del Mundo, si se le ocurría opinar sobre fútbol, recibía tuits de conocedores que la invitaban a callarse la boca, aunque ella dicte el curso de Periodismo Deportivo. Click aquí para seguir leyendo.

Tags Relacionados:

crónicas

Somos

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada