Joaquín Sabina se casó en secreto con la peruana Jimena Coronado tras 20 años de relación.
Joaquín Sabina se casó en secreto con la peruana Jimena Coronado tras 20 años de relación.
Miguel Villegas

En agosto del 2017, se preparaba para un nuevo concierto en Lima, donde iba a presentar “Lo niego todo”, el disco que le devolvió la alegría y lo trajo de vuelta. Sin redes sociales ni e-mail, con él es un regreso a los viejos buenos modales: entrevista de teléfono fijo de Lima a teléfono fijo a Madrid. Entonces, respondió la llamada de Somos, que lo buscaba básicamente para saber cómo había estado, dónde había estado; cómo miraba el Perú de los presidentes investigados por la justicia y cuánto extrañaba esa parte de Lima que ha caminado como muy pocos: Barranco, Bryce, el malecón. Han pasado tres años. Esta es la versión extendida que no se publicó en web de aquella entrevista, donde habló de un tema que sabe: el amor en los tiempos en que el amor también se determina por cuántas fotos juntos se suben a Facebook.

Quién fue “Perico” León y por qué nuestros abuelos dicen que fue el mejor 9 peruano de la historia

Tardó casi 8 años en volver a grabar un disco (Lo Niego Todo). ¿La vida hoy es demasiado agitada para dedicarse solo a componer?

Sí, es verdad. He recuperado esa intensidad, ese gusto, esas ganas de cortejar a las musas que me habían faltado en los últimos años, 8 que la pasé sin grabar. Tener un puñado de canciones nuevas que compartir es lo mejor que le puede pasar a un cantante.

Usted no es cercano a las redes sociales pero allí hubo mucha impaciencia por este disco.

No es que sea muy cercano: soy lejanísimo. Soy de otro planeta: fíjate que no tengo móvil. Me es muy ajeno ese asunto. Pero no fue por distracciones de ese tipo. Estoy bastante fuera y bastante lejos de Internet.

¿Qué pasó entonces?

Había perdido las ganas de meterme a un estudio. Es lo contrario a lo que soy: una cosa llena de tecnología, donde se pasan horas y horas dándole a unos botoncitos mágicos que no sé qué significan. A mí me gusta tocar la guitarra y componer. Me volvieron las ganas y aquí estoy.

LA POLÍTICA PERUANA

“Lo niego todo” parece un mensaje para los políticos de todo el mundo, del Perú y de Venezuela, sobretodo hoy después del escándalo de corrupción de Odebrecht.

Aquí también, eh. Lo niegan todo los políticos, incluso la verdad (risas).

¿Es sano un país que padece tanta corrupción?

A mí me parece completamente dramático que un par de generaciones de políticos estén cuestionados por la corrupción, ahí en Perú y en toda Latinoamérica. Porque yo me siento muy peruano y me toca.

El Perú colecciona presidente investigados. ¿Por qué cree que ocurre?

Hace tres o cuatro años -no sé y lo digo para que no sepáis quién es-, se me acercó un señor en un restaurante: “Quiero saludarlo a usted-, me dijo. “Soy el embajador del Perú”, agregó. “Ah... mucho gusto”, le respondí. “Y yo más”. (risas). Tengo los ojos muy abiertos, y tengo una casa muy abierta a Lima. Veo que después de Fujimori hasta acá el Perú ha sido capaz de conservar su democracia, incluso en estos casos, y a pesar de estos ex presidentes. Y dentro de América Latina, Perú ha seguido creciendo más que los demás. Esa es mi mirada, también.

SUS AFECTOS

Alfredo Bryce y Mario Vargas Llosa son sus amigos. ¿A qué libro vuelve siempre?

A Octavia de Cadiz y Martin Romaña. Tiene un tipo de humor único en la literatura en español.

¿Se ha visto un poco en Martín Romaña?

En ese modo de burlarse de sí mismo, sí.

Usted, que vive con novia peruana y tiene decenas de amigos peruanos, ¿también cree que los peruanos nos admiramos poco? Queremos lluvia donde solo hay fina garúa o cielo celeste donde se ve gris...

Sí, es verdad. Es mucha herencia española: aquí ocurre que se desprecia lo que se tiene y sobrevalúa lo que no. Perdona –continúa-, me he enterado que hay un grupo de feministas en Perú a las que no le gusta mis canciones...

¿Tendría algo que decirles?

No, yo no suelo decir cosas a grupos de gente. Mis canciones van uno a uno, una a una; no soy en absoluto sectario, a nadie le pido el carnet. Me dirijo al corazón ya la cabeza de la gente. Yo espero que sí... que vayan todas a mi concierto.

¿Las redes sociales son un canal de resentimiento?

Los idiotas no han tenido humor, no lo han tenido nunca, lo que sí tienen es agresividad y han encontrado el instrumento perfecto para vomitar toda su bilis contra el humor.

EL PERÚ, ALIANZA Y EL AMOR

En lo que sí es sectario es con sus afectos por su equipo de fútbol, ¿no es cierto?

Soy del ‘Atleti’. Uno puede separarse de su mujer, pero no de su equipo. ¡Muerte al Real Madrid! [risas]. Simeone representa el barrio, la pelea, la lucha, la desgracia, todo lo que es el Atlético. Les habla de tú a equipos que tienen 500 veces más presupuesto... eso es un milagro.

¿Por qué ese vínculo con el aliancismo?

Por empatía con la gente que amo, que son todos de Alianza, menos Mario, que es de la Universidad [nota de redacción: Universitario].

Alianza Lima versión 2020.
Alianza Lima versión 2020.

¿Es posible creer que Neymar vale todos los millones que ha pagado el PSG?

Bueno, me parece que no es fútbol: es ingeniería financiera internacional. No tiene nada que ver con la maravilla que es hacer una gambeta o hacer un gol de tacón. Me divierte el fútbol; los movimientos en torno al fútbol, no.

¿Messi es el mejor futbolista de la historia?

Sí, me lo parece. Lo que pasa es que no es el más simpático ni el más loco, como era Maradona y por eso lo amábamos tanto. Es un tipo equilibrado y serio. Uno no sabe si le divertiría irse a tomar una chela [risas].

¿Espera los mundiales de fútbol con pasión o cada vez menos?

Los mundiales son siempre peores que la Champions. Siempre espero mucho de la Argentina de Messi y nunca pasa nada. La Champions es más interesante, según veo, porque carece de esa cosa horrible que es el chauvinismo. Soy sectario con mi equipo pero con el sentido de patria, no.

Cuando el amor se convierte en amistad, ¿dura para siempre?

Claro que sí, es estupendo cuando se convierte en amistad. La pasión dura lo que todos sabemos; es decir, muy poco. Si el amor sobrevive, entonces es un amor en serio y un compañerismo sin límites.

Usted dijo una vez que la amistad es el amor sin sexo. ¿Es ese su secreto con Jimena Coronado, su novia?

Ese no es mi secreto: esa es la desgracia de la vejez [risas]. ¿Por qué es tan difícil mantener una relación? Es casi imposible. Con Jimena, por ejemplo, es una relación increíble. Yo, además, viajo con ella. Si ella no viniera, yo no iría. Sí: este amor que nos tenemos es un milagro.

Joaquín Sabina y Jimena Coronado.
Joaquín Sabina y Jimena Coronado.

VIDEO RECOMENADO

Joaquín Sabina cumple 71 años: el día que conoció al amor de su vida en Perú