Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Los secretos detrás de Gloria Bell según su director, el ganador del Óscar Sebastián Lelio

La semana pasada se estrenó en Lima Gloria Bell, el remake protagonizado por Julianne Moore. Somos conversó con su director, el también guionista chileno Sebastián Lelio, cuyo filme Una Mujer Fantástica ganó el año pasado el Óscar a mejor película extranjera.

Gloria Bell cuenta la historia de una mujer divorciada (Julianne Moore), que inicia un nuevo romance con un hombre bastante…complejo (John Turturro). Ya en el 2013 Lelio había presentado una versión chilena de esta película, y asegura que la de ahora es una suerte de cover de la original. “Como son otros intérpretes, aparecen otros destellos, otras vibraciones, otra energía. Gloria es un retrato tan absoluto de una mujer, que al cambiar la mujer/ actriz que está al centro de todo, cambia el ADN de la película”.

¿Qué tanto aportaron las protagonistas en el desarrollo del personaje?
Muchísimo, los personajes solo se completan y toman sentido cuando aparece la actriz. Lo que me interesa capturar con la cámara es la gran batalla artística que implica interpretar a Gloria. En la película estás viendo al personaje, pero también está la conciencia de que ahí hay una artista en pleno dominio de sus recursos y completamente entregada. Creo que el placer de verla se produce por la oscilación de estar consciente de ambas dimensiones.

Hablando de Julianne Moore, comentabas que seguramente sin ella no volvías a hacer esta historia…
Yo no estaba pensando en hacer un remake…El 2015 estaba viviendo en Berlín, y por venir a Chile a filmar Una Mujer Fantástica para luego ir inmediatamente a Londres a filmar Disobedience. Mi cabeza estaba en otra parte. Pero Julianne y yo compartimos una mánager. Ella me dijo que Julianne había visto Gloria, la original, que había amado la película y quería juntarse conmigo, pero que no estaba interesada en un remake. Lo que a mí me hizo mucho sentido, porque quién lo estaría. Fue una reunión mágica, habló con mucha pasión sobre Gloria, me emocionó escucharla. Al final de la reunión le dije que había sido un honor conocerla y que entendía totalmente que no le interesara hacer un remake. Y ella me dijo: yo solo lo haría si lo diriges tú. Y le respondí, sin ni siquiera filtrar nada: solamente lo dirigiría si actúas tú. Y así se fundó Gloria Bell, de un lugar así de genuino.

La película tiene una inspiración personal…
La historia original es un collage de anécdotas que yo escuché de mi madre y sus amigas durante años. En el guion hicimos una especie de Frankenstein y tratar de darle vida.

¿Sientes que ahora, después del Óscar, hay más presión?
A mí me pasó una situación anómala. Disobedience y Gloria Bell son mi transición al cine anglo, pero fueron filmadas después del Óscar, son Óscar innocent. Yo pensaba que me había salvado del problema de la película post Óscar, pero no. Para mí la verdadera película después del Óscar será la siguiente. Y eso es interesante, porque hay más presión, pero más recursos. Es un buen problema.

Hablando de presiones, en tus últimas películas no le has corrido a los temas polémicos. En la época en la que vivimos, ¿cómo hacer para crear películas artísticas teniendo cuidado de no ofender?
Creo que no hay que tener cuidado de no ofender. No quiero vivir en un mundo donde haya que vivir en el miedo. Y si la sociedad genera condiciones en la que los artistas empiezan a estar asustados, significa que estamos en camino a una forma de operar que se parece mucho al fascismo. La libertad artística es un bien precioso para la sociedad. Y es justamente en el arte donde se puede y debe explorar las zonas mas oscuras, mas peligrosas… Una cosa es generar las condiciones culturales para que haya pensamiento crítico, para que la gente logre discutir y pueda decidir si ir a ver una película, para que pueda juzgar una película en base a la coherencia del juego de decisiones éticas y estéticas del director. Y otra cosa es ponerse a clavar en la calle manifiestos de usted no puede hacer eso o lo otro, como si todos fuéramos unos niños que no pudiéramos regirnos con nuestras propias brújulas.

Hay una actitud más a la que se enfrentan las películas, y bien ejemplificada en la pregunta que alguien te hacía hace poco por el significado del gato en Gloria Bell…¿Qué opinas de esta idea de ver significados en el arte, estamos sobrepensándolo?
Esta temperatura de condenarlo todo, de que todos son jueces pero nadie es parte, este mundo sin Dios ni ley que es Twitter, por lo menos lo bueno que tiene es que se está discutiendo, de una manera muy brutal y torpe, pero se están volviendo a pensar los sistemas de representación... Ahora, la tendencia humana a ver formas en las nubes y constelaciones en las estrellas es muy profunda. El espectador se ve obligado a buscar sentido, y uno construye las narraciones sabiendo que el espectador tiene que proyectar sobre la proyección sus propios deseos y fantasías. A mí me parece que no tiene mucho sentido entrar en qué significan las cosas cuando uno es el realizador de la película. No sé lo que significa el gato, ni el casillero vacío de Una Mujer Fantástica. Están puestos ahí para que el espectador los llene de sí mismos. El más grande ejemplo en el cine es el monolito negro de 2001.

En línea con esta idea de buscar signos: ¿el que tus últimas cuatro películas hayan sido de mujeres tiene algún significado, o se debe solamente a que fueron las mejores historias?
Ha sido un proceso natural y orgánico de seguir la intuición y lo que me emociona. Y las hice tan rápido todas que fue como un gran gesto para mí. No es que haya dicho no hay películas de mujeres sobre 50 y voy a llenar ese vacío... no fue así. Solamente uno puede conectar los puntos mirando para atrás y ahú se sentido. A mí la primera vez que me preguntaron por mi triologia de una mujer fuerte, yo dije de qué estas hablando. Realmente nunca lo pensé así. Pero ahora, mirando hacia atrás, claro que uno puede ver las conexiones de las películas y verlas como un cuerpo de trabajo. Ha sido realmente seguir lo que me ha emocionado.

-¿CÓMO CONVENCIÓ A JULIANNE MOORE?-
Julianne Moore vio la película y quiso reunirse con él. A Lelio su mánager le dijo, sin embargo, que ella no estaba interesada en el remake. Y en ese momento tampoco lo estaba él. "Fue una reunión mágica, habló con mucha pasión sobre Gloria, me emocionó escucharla. Al final de la reunión le dije que había sido un honor conocerla y que entendía perfectamente que no le interesara hacer un remake. Y ella me dijo: yo solo lo haría si lo diriges tú. Y le respondí, sin ni siquiera filtrar nada: solamente lo dirigiría si actúas tú. Y así se fundó Gloria Bell, de un lugar así de genuino".

Tags Relacionados:

Oscar

Gloria Bell

Sebastián Lelio

Cine


Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada