Terremoto en Ica: A 10 años del sismo que dejó 596 muertos.
Terremoto en Ica: A 10 años del sismo que dejó 596 muertos.
Oscar García

Redactor en la revista Somos

oscar.garcia@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Los expertos no exageran cuando recuerdan que un de gran magnitud en Lima podría ser una catástrofe. La capital no sufre un terremoto desde 1974 y desde esa época esta ha expandido su casco urbano de forma exponencial, muchas veces sin control ni la fiscalización oportuna.

MIRA: ¿Por qué se afirma que el Perú es un país de terremotos?

Los datos son preocupantes. , el 70% de viviendas de Lima han sido construidas de una manera informal, con “ladrillos tipo pandereta”, los cuales no resistirían un sismo mayor de 8 grados”, afirman. Y eso solo en lo referido a las de de tipo “material noble”.

MIRA: Terremoto en Lima podría generar pérdidas económicas de US$ 35 mil millones, según estudio

Según , con cifras del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, una de cada dos casas en el país es de tipo autoconstruida (sin asesoría y supervisión profesional) y hay medio millón de casas de adobe y quincha en la capital. “En estimados, menos del 20% de peruanos en general tienen acceso a casas resistentes”, indica en el texto.

Un sismo de magnitud 6 se produjo la noche de ayer en Lima. El epicentro se localizó en el distrito de Mala, en la provincia de Cañete, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP). Luego, esta mañana, se reportó un nuevo temblor de magnitud 4.8 y se sintió en la ciudad capital. (Foto: César Campos / @photo.gec)
Un sismo de magnitud 6 se produjo la noche de ayer en Lima. El epicentro se localizó en el distrito de Mala, en la provincia de Cañete, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP). Luego, esta mañana, se reportó un nuevo temblor de magnitud 4.8 y se sintió en la ciudad capital. (Foto: César Campos / @photo.gec)

Para terminar con el análisis de terror, Arellano Marketing señala que solo el 6% de “la autoconstrucción tiene el visto bueno de un profesional calificado”, según cita Gestión en su artículo:


¿Cómo saber si nuestra vivienda podría resistir un sismo?

La respuesta definitiva la tiene un ingeniero especializado en estructuras. Es él el encargado de examinar una construcción y determinar la solidez de sus suelos y cimientos, el estado de sus columnas, la calidad de los ladrillos, la forma en que el tiempo la ha afectado y otras variables básicas a la hora de establecer si una vivienda es segura o habitable.

Una posibilidad es dirigirte a las oficinas de Desarrollo Urbano y Obras en el municipio de tu distrito. “Allí puedes encontrar profesionales con la autoridad de fiscalizar construcciones y darte respuestas”, señalan.

Edificios afectados, viviendas con rajaduras y algunas personas durmiendo en la calle tras el fuerte sismo de 6 grados que se registró la noche del martes. (Fotos: GEC)
Edificios afectados, viviendas con rajaduras y algunas personas durmiendo en la calle tras el fuerte sismo de 6 grados que se registró la noche del martes. (Fotos: GEC)

Pero antes de buscar a un experto, uno mismo podría determinar de forma preliminar y en base a ciertas observaciones si la casa o departamento en que uno vive nos da seguridad. Para empezar este primer análisis se debería seguir algunos pasos sencillos.

1. Analizar la documentación de la casa disponible

Si la edificación se ha construido de acuerdo a las normas debe haber, junto al titulo de propiedad, un registro del informe de la construcción, que incluye planos, estudios geológicos, mecánica de suelos, material de construcción usado, todo de acuerdo al Reglamento Nacional de Edificaciones. Si se vive en un departamento y quieres saber esa data esencial, es la constructora la encargada de proporcionar esta información. Se debe exigir licencia de construcción (emitido por la Municipalidad), especificaciones técnicas, planos, protocolos de calidad de diseño, materiales y acabados.

2. Manchas y grietas: revisión preliminar el estado de la estructura

Existen ciertos indicios que hablan mal del estado estructural de nuestras viviendas. Por ejemplo, si se evidencia que hay desprendimiento de concreto en la base de las columnas, o si hay manchas de humedad en la base de las paredes, si existen grietas en las paredes y en el techo, si parte de este se desploma cuando hay sismos leves. Todas estas son señales de alerta graves de que algo no está bien y requiere una revisión profesional exhaustiva.

3. Detalles de seguridad interior: todo debe estar ajustado

Tiene que ver más con la disposición de los muebles y la decoración, que es algo muy importante. De nada sirve una vivienda segura si no podemos salir de ella porque los muebles están mal colocados y se caen, interrumpiendo nuestro piso o cayéndonos encima. Un examen a conciencia de la vivienda pasa por revisar el estado y la colocación de estantes, repisas, muebles. Nuestra casa puede ser una trampa mortal sin que se caigan las paredes o el techo. Por eso, es mejor chequear que todo este ajustado y bien atornillado o clavado, en buen estado y en el mejor lugar posible.

4. Establece las zonas de seguridad

No todas las personas viven en casas con puerta a la calle que les permita salir rápido. Personas en pisos altos de edificios deben saber encontrar los mejores lugares en sus departamentos para estar protegidos durante un sismo. Según INDECI, dentro de las viviendas hay zonas en las que uno podría resguardarse, por ejemplo, la unión de las columnas y los umbrales de las puertas. En caso de edificios, el muro estructural entre los ascensores es un espacio de gran resistencia ante los terremotos. Muy importante: nunca uses un ascensor en caso de terremoto.

5. Inspecciona el sistema eléctrico y de agua de la casa

Es muy importante esto a la hora de determinar una zona segura al interior de la vivienda. Conexiones eléctricas viejas deben ser reemplazadas periódicamente ante la posibilidad de cortocircuitos, descargas y similares. Del mismo modo, las tuberías de agua viejas pueden romperse con los y generar fugas que podrían dañar la estructura y los muebles, así como producir electrocutamientos si se juntan con tomas de corriente. Es importante por ello darles mantenimiento.

Por último, una opción que no se puede descartar es probar con asegurar tu inmueble, algo que solo se realiza luego de una inspección minuciosa por parte de un perito encargado de validar el estado de la construcción. “En el Perú hay muchas construcciones que al final no cumplen los procesos. Cuando alguien solicita un seguro, mandamos a un ingeniero que es quien revisa las condiciones del inmueble, no solo contra terremotos, sino robo y otros”, dice Antonio Clemente, director técnico de MAPFRE. “La importancia de tener un seguro es que al final te ayuda a conocer el estado de tu vivienda. La vivienda es la mayor inversión que hace la familia a lo largo de su vida y en el Perú el nivel de aseguramiento de viviendas es muy bajo, del 3% o 4% nada mas”. //

MIRA: Así fue el terremoto que destruyó Lima y desapareció gran parte del Callao en 1746


VIDEO RECOMENDADO

Sismo en Mala: ¿Qué llevar  en mi mochila de emergencia?
Un sismo de magnitud 6.0 se reportó cerca de las 10 de la noche, en Lima. En este video recordarás lo importante de llevar una mochila de emergencia ante estos movimientos telúricos.