Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Teófilo Cubillas cumple 70 años: ¿cuánto costaría hoy el futbolista peruano más universal de la historia?

Teófilo Cubillas cumple 70 años el próximo 8 de marzo y es, todavía, el futbolista peruano más universal de la historia. Estas fotos inéditas del Archivo Histórico de El Comercio y su polémico 2018 permiten el debate: ¿es sano para los hinchas conocer tanto a los ídolos?

En el Perú pasa: una copa define carreras. Cuando tenía 17 años cumplidos, instalado ya en el vestuario grande de Alianza Lima, Teófilo Cubillas recibió una lección de vida. En un vuelo comercial rumbo a Bolivia, en el año 1966, de la época de las pelotas player y las camisetas que en realidad eran chompas, una frase de Pedro Pablo ‘Perico’ León determinó el camino por el que debía caminar el muchacho de Puente Piedra. Solo había que seguir esa luz (o apagarla).

–¿Qué quiere tomar, señor? –le dijo la azafata a Teo.

–El ‘Nene’ quiere un vaso de leche, señorita –respondió ‘Perico’ León, con ese vozarrón que podía tumbar una puerta.

“Y quedó”, recuerda el ‘Nene’. “Quedó y es casi como mi nombre”. Una copa, un vaso, definen carreras en el Perú.

¿Por qué solo una vez y nunca más entrenador?
Quizá sea arbitrario, pero la selección del 70 la simbolizan ellos: Cubillas, Chumpitaz y Chale. El primero representaba el juego y el gol; el segundo, la silenciosa disciplina, que solo se enseña con el ejemplo. Curioso: salvo Chale, ninguno quiso ser entrenador, esa profesión que distorsiona la victoria, y sí formadores, presidentes de sus academias, rostros a seguir para miles de niños. De hecho, Teófilo Cubillas fue jugador/técnico solo una vez, luego de la tragedia que castigó a Alianza Lima con la pérdida de su plantel principal. Fue en 1987: Agustín Merino lo convenció de volver del retiro, jugó/dirigió 13 partidos y perdió la final ante Universitario. Hace diez años el ‘Nene’ le dio una entrevista a DT El Comercio, donde contó que en esa final “dos jugadores cometieron una incorrección” y los sacó del equipo. “Luego me dediqué solo a enseñar a niños”. Así terminó su aventura de cuatro meses como técnico.

¿Cuánto costaría hoy el mejor Cubillas?
Nunca lo condicionó el número de la camiseta: era un 10 con mucho gol, a tal punto que él solo tiene más tantos en Mundiales (10) que todos los delanteros que ha presentado Perú juntos en una Copa. Y era, además, un embajador que sabía relacionarse: fue amigo de Cruyff, instructor FIFA, presidente del IPD. ¿Cuánto costaría hoy?, le preguntamos a agentes de futbolistas, abogados, periodistas. “Cubillas fue un monstruo, un fuera de serie. En su mejor momento [mediados de los 70] su precio sería incalculable”, dice el periodista Ricardo Montoya. Es, obviamente, un juego matemático sobre el que solo puede haber pistas. “La mejor manera de calcularlo es, por ejemplo, insertando variable edad, nacionalidad y performance en el mundial”, explica el periodista Juan Carlos Ortecho.

Tres conclusiones: a) Habría que tomar el momento en que se cotiza (es distinto el Cubillas post México 70 del previo a España 82). b) Determinar qué clubes lo ficharon y qué mercados miran el medio peruano como potencial. c) Las cifras que se pagan hoy por jugadores con ese CV. “Lo único que se me ocurre es que tomes como referencia el precio más alto que ha pagado Porto FC por un futbolista. Para muchos hinchas portugueses Cubillas es, después del argelino Madjer que les dio una Champions, el mejor extranjero de la historia del club”, dice el comentarista Diego Rebagliati. James Rodríguez fue comprado por el Porto en 7 millones de euros. Post Mundial Brasil 2014, con seis goles de registro y ya anclado en Mónaco, el poderoso Real Madrid pagó 75 millones.

¿Por qué eligió a Jefferson Farfán como sucesor?
En los 70 fue Cubillas. En los 80, Uribe. Luego él. Jefferson Farfán representa, como ninguno, al futbolista peruano que más se reconoce en el mundo antes y ahora. No un central elegante ni un volante revolucionario –que los tuvimos–; un jugador que se para del medio hacia adelante y tiene la absoluta libertad para jugar donde quiere para patear al gol. Que mire la cancha como si fuera el arenal donde jugaba sin zapatillas. Y un detalle: “Es un delantero de talla internacional”. Eso vio Cubillas para ratificar, una tarde en Miami viendo a la selección de Markarián 2010, que el futbolista más parecido a él “se llama Jefferson Farfán”. Lo conocía de Alianza y se lo presentaron en la Videna con Autori, la época en que la ‘Foquita’ debutó con Perú. Nunca más mencionó a nadie como sucesor.

¿Cómo está Teófilo Cubillas hoy?
Alejado de Lima después del año más polémico de su carrera. En julio del 2018, IDL-Reporteros difundió un audio que lo involucra con el suspendido y prófugo juez supremo César Hinostroza. Por esos días su hija Johana hacía pública su relación distante con el ‘10’. Teófilo Cubillas vive en Fort Laudardale (Florida), donde es idolatrado, aunque aquí su última foto sea, más bien, la de alguien que huye. El escritor Jerónimo Pimentel publicó una columna de opinión hace unos meses que decía: “Hay que tener cuidado con quienes se ufanan de aceptar todas las invitaciones, de estar en todas las fiestas. Y también de aquellos que han hecho de una falsa superioridad moral un bastión, una herramienta del márketing personal, de la marca propia. Hay que elegir bien a los amigos. Y también a los ídolos”. Y si bien no ha sido denunciado ni se le ha abierto investigación alguna en Fiscalía, fuentes a las que tuvo acceso Somos cuentan que prefiere hoy estar lejos de Lima por buen tiempo. Es irónico que el jugador que más ha amado su camiseta resulte relacionado con unos sucios ‘Cuellos Blancos’. //

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada