elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Treinta años después, el homenaje que les debíamos a las chicas de Seúl 88

El Comercio fue el único medio escrito testigo de ese épico setiembre, en que el vóley nos abrazó mientras luchaba por el oro en los Juegos Olímpicos de 1988. Nunca antes pasó y nunca más pasó. Aquí un especial multimedia como homenaje a las chicas de oro

Vóley peruano

Nunca podremos agradecerles aquellas jornadas de Seúl 88. FOTO: Archivo histórico El Comercio

Treinta años de la medalla de plata de Seúl 88. Treinta años de esas imágenes de oro.

Dice Mario Fernández, el incansable periodista peruano de El Comercio que vivió con ellas ese largo camino a la gloria que, una vez en su habitación de hotel en Seúl, también lloró. Estuvo allí, en la tribuna del Coliseo de la Universidad de Hanyang, fue una de las 6.500 personas que lo llenaron ese 29 de setiembre de 1988. Lloró de pena y rabia, porque habíamos perdido. De alegría, por haber sido testigo notable del esfuerzo de Gaby, Cecilia, Gina, Denisse, Rosa, Natalia, Katherine, Miriam, Sonia, Cenaida, Alejandra hasta esos últimos 31 minutos en que la URSS del entrenador Karpol nos arrebató la medalla de oro en el quinto set.

Dice que se conmovió, finalmente, porque esas jornadas en Seúl fueron lo más parecido que vivió a la felicidad. Y es muy sencillo identificarse con lo que dice.

Quienes crecimos en los 80 recordamos, hoy, lo que eso significa: levantarse de madrugada para ver el vóley. Para meterse a la cama de los viejos con la única intención de aplaudirlas, de mirarlas, de darles las gracias. Si aquella época nos convirtió en la generación del miedo, esos partidos televisados por América TV, narrados por don Lucho Yzusqui, fueron el pretexto perfecto para no salir de casa más. Para, por unos minutos, sonreír.

Por esas manos morenas y punto.

El Comercio fue el único medio escrito testigo de ese épico setiembre, en que el vóley nos abrazó mientras luchaba por el oro en los Juegos Olímpicos de 1988. Nunca antes pasó y nunca más pasó. Por eso, este especial multimedia trabajado por los equipos de Diseño, Somos, el Archivo Histórico y Deporte Total, es otro homenaje para esas señoras que nunca dejarán de ser "las chicas".

Las chicas del vóley. Nuestras chicas.

Porque, como dice Luis Yzusqui en el video de América TV de los 8 minutos de la premiación:

"No tienen porque llorar, muchachas...
han dejado bien puesto el nombre del Perú en todo el mundo..."

Aún hoy.

Mira el ESPECIAL HOMENAJE A LAS CHICAS DE SEÚL 88 aquí.

Tags Relacionados:

Seúl 88

Vóley peruano

Cecilia Tait

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada