elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Tres tragedias en La Merced: relatos terribles que esconde Lima

Lima, la gris, es en realidad oscura. El historiador Marco Antonio Capristán es nuestro guía en un recorrido por el centro, donde cunden historias trágicas de asesinatos, suicidios y fantasmas. Sí, justo por donde usted transita todos los días.

TRES TRAGEDIAS  EN LA MERCED
1)
  Otro relato terrible que esconde Lima se asocia a la torre de la basílica de Nuestra Señora de la Merced, en el Jirón de la Unión. Dice la historia que el famoso José Antonio Errea, dos veces alcalde capitalino y personaje muy querido en la ciudad, portaba un estandarte en 1815 durante una ceremonia protocolar. De pronto, uno de los cohetes lanzados por las celebraciones impactó en su cabeza y lo dejó muy mal herido, con la mitad del cuerpo paralizado. La desdicha lo obligó a dejar los cargos públicos y menguó su calidad de vida. Entró en depresión y en 1819 subió a la torre de La Merced para lanzarse. Lo consiguió. El hecho conmocionó a la ciudad porque en la época casi no se registraban suicidios. De la tragedia se habló por años.

2)  También en la torre de la iglesia de la Merced murió el primer bombero en acción. Ocurrió en 1870. Se trató del desdichado héroe Juan Berninzon (imagen de abajo). Él había subido para apagar un incendio en el lugar, pero un tronco en llamas cayó sobre él y lo mató. Hasta el día de hoy, el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú le rinde homenaje.

(Foto: Somos)

(Foto: Somos)

3) La tercera historia extraña en la Plaza de la Merced sucedió justamente en la esquina de la cuadra 4 del Jirón de la Unión con Miró Quesada, donde hoy se encuentra un restaurante McDonald’s. Allí se encontraba, en los años 20 del siglo pasado, el conocido hotel Europa. Cuenta la historia que un día un joven se acercó al hospedaje pidiendo un cuarto urgentemente; no dio más detalles, solo que partiría al día siguiente. Así, se alojó en una de las habitaciones. Pasada la noche, el tipo no salía. Era el mediodía y nada. A las dos de la tarde los encargados del lugar tocaron la puerta y, al no recibir respuesta, entraron. El hombre estaba muerto. Llaman a la policía y el cuerpo es llevado a la morgue de Lima. Allí, los peritos dijeron: “¿Por qué traen este cuerpo recién, si este señor tiene 15 días de fallecido...?”. Esto fue un impacto en la ciudad. La noticia se publicó en el diario La crónica, en 1915. La historia fantasmagórica ocasionó que el hotel Europa decayera en clientela y el misterio quedó hasta nuestros días.

Tags Relacionados:

Somos

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada