"Los peruanos cargamos con una bolsa de miedos: del coronavirus, de quedarse sin comer, de no encontrar trabajo, de no poder reinventarse. Los temores se suman y se complementan con la desinformación", dice Yola Polastry. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
"Los peruanos cargamos con una bolsa de miedos: del coronavirus, de quedarse sin comer, de no encontrar trabajo, de no poder reinventarse. Los temores se suman y se complementan con la desinformación", dice Yola Polastry. (Foto: Elías Alfageme / Somos)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

(71) está preocupada, agobiada, temerosa, desilusionada. Ha enfrentado, encerrada en casa, la partida de su mamá, la pausa forzada de sus actividades con las que se ganaba la vida, la negativa del Ministerio de Cultura para acceder a un préstamo en calidad de artista, el evaluar vender su casa de La Molina por la crisis económica y el constante miedo a contagiarse. Como suele pasar en tiempos difíciles, la ex conductora de televisión se había aferrado a una esperanza: la vacuna. Esa luz al final del túnel, sin embargo, pareciera hacerse más lejana por las distintas versiones que recibe cada vez que llama a la línea de orientación del Ministerio de Salud. Implora por respuestas claras, pedido que también hacen decenas de que no saben cuándo les tocará vacunarse. A ello se suma una preocupación más: la seguridad por ir a .

MIRA: La dosis que no llega: el día a día de los adultos mayores olvidados por el Estado

Su salud ha estado fallando, pero ha sabido recuperarse. Lo que la desanima es el encierro. “Es como un arresto domiciliario: me traen delivery para cocinar, comer con los debidos cuidados. Los peruanos cargamos con una bolsa de miedos: del coronavirus, de quedarse sin comer, de no encontrar trabajo, de no poder reinventarse”. Los temores se suman y se complementan con la desinformación. La preocupación ahora es vacunarse. Utiliza Twitter con cierta frecuencia, es como su diario personal. La última vez fue para expresar su preocupación por no saber cuándo recibirá la primera dosis.

“Hay un miedo de vacunarse con la Sinopharm por todos los comentarios que ha habido. Así salgan hoy a decirnos que no, que todo está bien, que es una buena vacuna, se comenta que tiene el 11% de efectividad. Realmente ese es otro gran temor”. Le explicamos que el Ministerio de Salud emitió un comunicado el pasado 6 de marzo informando que los ensayos clínicos en Emiratos Árabes Unidos en fase III dieron como resultado , según el Beijing Institute of Biological Products. Por su parte, la doctora Coralith García, jefa del ensayo clínico de la vacuna de Sinopharm contra el COVID-19 en la Universidad Peruana Cayetano Heredia, señaló que la verificación de la eficacia se hará cuando se publique el informe final. “Claro, pero de todas maneras qué es lo que creaste: duda. La duda no te permite aceptar muchas cosas”, insiste Yola.

Tiene temor, como le pasa a muchos adultos mayores, de que las vacunas lleguen a cuentagotas, y ella solo quiere salir de su casa. “Hace un año que ni siquiera voy a comprar a una tienda. Tengo miedo precisamente porque soy vulnerable. He cargado con enfermedades muy raras. No podría cargar con esta, y ya no tengo la edad para salir adelante”. No ha tenido suerte llamando a la línea 107 de EsSalud y al 113 del Minsa. No tiene seguro, nunca tuvo uno. “Los ahorros que tengo servían para atender una enfermedad. La última fue la del aneurisma. He tratado de buscarme un seguro y pasa que a mi camioneta sí la pueden asegurar, pero a mí no”. Algunas aseguradoras la condicionaron a traer con ella a otros dos familiares, pero ella no tiene hijos. “¿De dónde voy a sacar a esas dos personas? Son verdades que la gente debería saber. Al adulto mayor no lo aseguran en el Perú. Como no tengo seguro, me pasaron al SIS (Sistema Integral de Salud). He llamado por teléfono y me dicen que estoy activa”.

Otra preocupación que tiene Yola Polastry es la educación virtual a los niños. "Los niños no van al colegio. 'Están aprendiendo por internet', dicen. Claro, los que tienen internet. [Los otros] tienen que ir hasta la punta del cerro para encontrar una señal", enfatiza. (Foto Victor Idrogo / Somos)
Otra preocupación que tiene Yola Polastry es la educación virtual a los niños. "Los niños no van al colegio. 'Están aprendiendo por internet', dicen. Claro, los que tienen internet. [Los otros] tienen que ir hasta la punta del cerro para encontrar una señal", enfatiza. (Foto Victor Idrogo / Somos)

Justamente, la vacunación a los adultos mayores no afiliados a EsSalud empezó hace unos días en San Juan de Lurigancho. Le siguen San Martín de Porres, Comas y Cercado de Lima. El procedimiento podría realizarse en paralelo. Todo depende, explican desde el Minsa, de la cantidad de vacunas de las que se disponga. Aclaran que “no está previsto vacunar por ser SIS, sino a la población en general”.

Una persona del SIS logró darle indicaciones por teléfono. Le alcanzó el número de una posta médica cerca de su casa, en el Sol de La Molina, pero Yola insiste en dudar de las vacunas chinas. “La señorita me dijo: ‘cómo cree que nos van a poner una vacuna que no vale’. Le digo: ‘señorita, no puedo creerle nada al gobierno’”. Está muy al tanto de la situación sanitaria y política en el país. Le preocupa ver que los contagios no bajan, que las muertes diarias aún son altas. “Cuánto tiempo llevamos en pandemia y no se ha podido prevenir la segunda ola. Si esta es la realidad, ¿qué están haciendo las autoridades? ¿Cuál es la respuesta que vale si nadie puede informarme? Si esperas tranquila, no te vacunas. Yo puedo reclamar, pero hay mucha gente en el país que no. Para vacunarte tendrías que ser del mejor grupo político”.

MIRA: Ethel Pozo: “Como muchos peruanos ya no creo en los políticos del país” | ENTREVISTA

Le preocupa, cómo no, las elecciones en medio de tanto contagio. “Quería acompañar a Alberto (Beingolea) en campaña, pero no puedo salir. No voy a poder ir a votar. Tengo que caminar 200 metros al colegio, subir al segundo, tercer piso. Cuando llegas y eres conocida, se emocionan de verte. Me da nervios acercarme y que se acerquen mucho”. Frente a la cámara de sufragio, el ex ‘burbujito’ sería su elección. “Es honesto, honrado, preparadísimo y dedicado a la política por mucho tiempo. Hay candidatos que derrochan dinero, uno de ellos derrocha lisura como le da la gana. ¿Así nos va a tratar? Quien gane, que entre con lo que tiene, que lo declare. Cuando salga del poder, debe salir igual. No puede salir enriquecido. Eso hay que cuidar”. //