elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Morrissey en Lima: todas las veces que el cantante conversó con Somos

La recordada voz de los legendarios The Smiths fue entrevistado por Somos en dos oportunidades. Se presentará este 27 de noviembre en el Anfiteatro del Parque de la Exposición.  

En muchos sentidos, Morrissey es el entrevistado soñado. Esto no tanto por la indudable magnitud de la obra del ex The Smiths, sino porque lo que dice nunca pasa por filtro de ningún tipo, lo que lo convierte en la delicia de los periodistas. El tipo solo abre la boca, o descarga los dedos sobre un teclado, y sus pensamientos fluyen. Su estado natural es hacerse cargo de sus opiniones, sean estas populares o bastante controvertidas, como la vez que llamo a los chinos una "subespecie", o sus recientes apuntes sobre el feminismo. Steven Patrick Morrissey (59) ha conversado con esta revista en dos oportunidades, de las cuatro veces que ha venido al país, siempre mediante correo electrónico, que es su forma favorita de comunicarse con el mundo. Estas entrevistas aparecieron en la versión impresa de la revista pero nunca fueron publicadas en su integridad en la web. El músico se encuentra en Lima desde el domingo y espera reencontrarse con su público este 27 de noviembre en el Anfiteatro del Parque de la Exposición.

Segunda entrevista con Morrissey, noviembre del 2015

- La última vez que estuviste en Perú enfermaste y tuviste que cancelar la gira por toda Sudamérica. Hubo muchas versiones sobre lo ocurrido. ¿Qué fue lo que pasó?

Sí. Comí unos tomates en Lima y luego me desplomé y no pude caminar durante una semana. No pude dejar de vomitar durante varios días. Estuve mucho tiempo bajo supervisión médica, pero no podíamos reprogramar el tour porque nadie podía determinar cuándo me recuperaría, así que todas las fechas fueron afectadas. Fue una intoxicación alimenticia de lo peor.

- La promotora de esa vez dijo que te saliste de la ruta de comida segura que les habían propuesto. ¿Fue verdad eso?

¡No fue así! El promotor nos llevó al restaurante donde me enfermé. Normalmente somos extremadamente cuidadosos con lo que comemos, pero hay algunos casos en los que las bacterias entran y causan ataques circulatorios y shock. La única medicación ahí es la oración. El promotor estuvo conmigo la mayor parte del tiempo y fue testigo de lo que padecí. Supongo que todos tratan de proteger su reputación.

- ¿Piensas que la atención médica que recibiste en el Perú fue insuficiente?

No, pero los médicos entendieron que había muy poco que hacer salvo esperar a que el virus supere la fase convulsiva. Estuve bebiendo sales rehidratantes, pero eso toma mucho tiempo y aun cuando te recuperas no significa que estés listo para saltar al escenario.

- ¿Todo esto afectó la imagen que tenías del Perú? Muchos fans pensaron que ya nunca regresarías al país.

¡De ningún modo! Estas cosas pasan en todos lados, en cualquier
lugar. No es algo que sea exclusivo del Perú. Me acuerdo de que hubo mucha gente a la salida del hotel, la semana que estuve enfermo, y ellos fueron muy leales. Estaban preocupados de que me llevara una mala impresión de su país. Pero nada de Perú podría hacerme sentir mal.

Morrissey en Somos

Fans enojados con la cancelación del concierto de Morrissey el 2013, queman comunicado de la promotora.

- Hay un boom gastronómico en el Perú que impulsa el turismo. Cuando enfermaste, hubo autoridades que dijeron que lo que te pasó dañaba la imagen del país.

¡Eso es una locura! La gente dice cosas tan tontas. Si me hubiese enfermado en Australia, no creo que eso fuese una amenaza a la economía australiana. No soy tan poderoso.

- ¿Cómo cuidas tu salud? Hace tiempo confesaste que tienes un tipo de cáncer al esófago.

Así es. Salir de gira es difícil porque estás en tres países distintos en una semana y tienes que ajustarte a un nuevo aire, agua, contaminación ambiental y aun así mantenerte sano. El aire acondicionado es terrible, especialmente en los aviones, porque estás inhalando gérmenes regurgitados.

- Luego de mucho tiempo sacaste un nuevo disco en el 2014, pero este fue retirado de las tiendas al poco tiempo por un desacuerdo que tuviste con el sello. ¿Dirías que es difícil trabajar contigo?

Es difícil solo si eres un sello discográfico sin ninguna imaginación. Si aplicas las mismas fórmulas para cada artista, entonces no sabrás cómo promover un disco de Morrissey. No soy como los demás.

Morrissey en Somos

Portada de World Peace is None of Your Business, disco del 2013 que fue retirado de las discotiendas por un desacuerdo con la disquera.

- Hace poco en el Reino Unido dijiste que los shows que dabas serían los últimos en ese país. ¿Eso fue un anuncio de retiro completo o parcial?

Lo que dije fue que no iba a poder seguir dando conciertos en el Reino Unido si no me dejaban tener nuevos discos. He salido de gira por muchos años, he cantado cada canción demasiadas veces, pero sin nuevos discos y sin visibilidad parecería que estoy hablando conmigo mismo.

- ¿Qué piensas cuando ves el estado actual de la música comparado con el de otras décadas?

He visitado muchas compañías discográficas y la gente que las dirige es toda… muy deprimente. Ya no hay emoción dentro del negocio y todo está mucho más controlado por un establishment del entretenimiento y no tiene chances de cambiar. Nadie en el planeta te diría que la música está en buena forma actualmente.

- ¿Crees que el streaming (música por Internet) está salvando o matando la música? 

Creo que la gente lo que quiere tener en sus manos es una obra de arte. Hay una fuerte oposición al streaming porque este es mayormente utilizado por personas a las que no les importa la calidad de la música, solo disfrutan descargar algo y el hecho de estar ocupados en sus iPhones. Desde que las descargas se apoderaron de los rankings musicales, los resultados han sido catastróficos. Los niños pequeños que ven los así llamados ‘programas de talento’ de las 7:30 p.m. solo saben descargar cualquier cosa que hayan visto. Hacen eso para sentirse activos y parte de algo. Pero si las descargas no fuesen tomadas en cuenta a la hora de elaborar los rankings y, por ejemplo, solo las ventas de CD fuesen consideradas, entonces las listas se verían muy diferentes… y mejores.

Morrissey en Somos

La autobiografía de Morrissey, publicada el 2013.

- Debutaste como escritor y tu autobiografía recibió buenos comentarios, pero tu primera novela obtuvo muy malas reseñas.

Si les haces caso a las buenas reseñas, entonces tienes que hacerles caso a las malas reseñas. Creo que es mejor no tomarse en serio a ninguna de las dos.

- Eres un conocido activista vegano. ¿Qué opinión tienes sobre lo que ha dicho la OMS en torno a que las carnes rojas son potenciales cancerígenas?

Hay más de 600 millones de vegetarianos alrededor del mundo que venimos diciendo lo mismo por años. ¡No nos toman en cuenta! La opinión de la OMS ha sido tratada en el Reino Unido como una broma, como si la organización no estuviese en condiciones de informar con precisión lo que realmente sucede. Esto se debe a que hay una élite establecida que tiene un interés financiero en la ganadería. Y nada debe detener el beneficio financiero.

- En los shows de Morrissey no se vende carne. ¿Crees que el veganismo debería ser una opción individual o algo impuesto?

No es una opción individual para los animales el que vivan en campos de concentración y que sean brutalmente asesinados. O apruebas la extrema violencia o no la apruebas. Comer animales es la forma más extrema de violencia y de racismo que hay. Nunca pensarías en comerte a tu gato, ¿verdad? Entonces, ¿por qué está bien que te comas a un cerdo? Ambos son criaturas animales amorosas y lo único que piden es que les dejen vivir sus vidas. ¿Por qué no ser gentiles y permitirles vivir? ¿Por qué tendríamos que matar algo, para empezar?

The Smiths

Morrissey en los tiempos en que formaba parte de The Smiths, junto a Johnny Marr (guitarrista), Andy Rourke (bajista) y Mike Joyce (batería) (Foto: Difusión)

- Europa parece remecida estos días por la crisis financiera en Grecia y la de los inmigrantes del Medio Este. ¿Tienes una lectura particular de estos hechos?

Creo que muchas personas no están pensando ahora mismo en el pueblo de Grecia. Ellos no son inmigrantes ni refugiados, son personas que están luchando y diciendo que no van a soportar esa pobreza impuesta sobre ellos más tiempo. Me parece que eso es admirable y alentador. Si ellos fuesen blancos, el mundo se apresuraría a ayudarlos. Sin embargo, a los líderes mundiales no les gusta cuando las personas empiezan a tomar el destino de sus vidas, porque… ¿en dónde acabaría todo eso? El poder de la gente es la mejor amenaza para la élite establecida.

- Si la realeza es tan perniciosa, como dices siempre, ¿por qué no se ha alzado el pueblo británico contra ella? Desde acá, parece que cada embarazo de Kate Middleton paraliza a Inglaterra.

El pueblo británico no tiene voz y no se le permite hacer comentarios a menos que halaguen al Palacio de Buckingham. No conozco a nadie en Inglaterra que apruebe la monarquía. Kate ‘Middleclass’ (Kate ‘Clasemedia’) fue creada con el fin de convertirse en un nuevo objeto de la realeza. Ella se convirtió en la duquesa de Cambridge porque William quería acostarse con ella. Si él no la hubiese escogido, ella no sería de interés para los medios británicos, viva o muerta. Así de tonto es el régimen. Si Diana estuviera viva, probablemente tendría tres niños musulmanes ahora mismo, y esto podría ser la cara de la Gran Bretaña moderna. Con William, Harry y Kate, la noción de la supremacía blanca continúa, y cada día se encuentra a uno de estos tres personajes en la portada de los periódicos británicos por ninguna razón inteligente. //

La primera entrevista, julio del 2013

Morrissey regresó al Perú el año 2013, para un evento especial denominado "Intimate Nights, organizado por la novel promotora Colors que al final nunca se produjo. Iban a ser dos fechas en el Jockey Club del Perú, y el cantante llegó con bastante antelación a nuestro país -hasta ensayó con su banda en el Gran Teatro Nacional-. Lamentablemente una salsa de penne entomatado que almorzó en un restaurante local dejó fuera de combate al ídolo británico. Estuvo días internado en una clínica y, como consecuencia de ello, se cayó toda la gira. Días antes, había atendido al cuestionario de Somos, y ahí se mostraba entusiasmado con su retorno al país.

- Describiste tu último a tour a Sudamérica como “la mejor gira de tu vida”. Bastante honroso para nosotros si consideramos que era la primera vez que venías a Perú. ¿Por qué fue tan especial esa visita para ti?

Porque todo el mundo fue increíblemente gentil conmigo y parecía ser una persona muy bien reconocida acá. En Inglaterra, en cambio, los periódicos solo dicen de mí “Oh, el cielo sabe que es miserable” o “El Bocón ataca de nuevo” [Nota: parafrasea dos canciones de The Smiths]. Eso cansa.

Morrissey en Somos

Fans aguardan la llegada del cantante al aeropuerto Jorge Chávez, en el 2013.

- En el 2000, durante tu primer concierto en Chile, sorprendiste al público al decir “Perú, Perú, Perú”. Hay un video en YouTube de ese momento, popular por estos lares. ¿Aquello fue una broma para tus fans chilenos o una confusión de tu parte?

No, fue porque había gente en el frente que sostenían carteles que decían Perú, Perú, Perú. Nunca estoy confundido acerca del lugar donde estoy, lo cual es muy útil…

- Esta es tu segunda visita aquí. Cuéntame de tus expectativas en torno a estos nuevos shows. ¿Será algo diferente con respecto a lo que vimos en Lima en el 2012?

No siento ninguna necesidad de ser diferente. Creo que soy suficientemente extraño, así como soy.

- Has llegado con bastante anticipación. ¿Qué vas a hacer estos días? ¿Ensayar, un poco de turismo?

Cuando viajo soy feliz haciendo absolutamente nada o cosas muy banales. No estoy muy interesado en la historia, si a eso te refieres. Cómo se comporta la gente en el 2013 me parece algo mucho más interesante.

Morrissey en Somos

Portada del nuevo disco de Morrissey, Low in High School, que presentará en Lima este 27 de noviembre.

- Me gustaría hablar de tu salud. Tus fans en Lima estuvieron preocupados por las noticias de tu hospitalización. ¿Qué enfermedad tuviste y cómo te sientes ahora?

Me desplomé en el escenario debido a una úlcera sangrante y durante los exámenes hallaron que tenía síndrome de Barret, que es una enfermedad al esófago. He recibido un montón de tratamiento médico desde entonces, pero yo creo que todos en verdad estamos muriendo de algo y eventualmente llegará mi hora. Tal vez mi “eventualmente” sea ahora.

- Parece que te atrae mucho la cultura latina. Viviste varios años en una comunidad hispánica de Los Angeles, y luego en canciones como First of The Gang to Die o Ganglord cantas sobre héroes del crimen latino. ¿Por qué esto?

Eso siempre me ha fascinado, porque se ha dicho varias veces que mi música es muy británica y muy caucásica, pero en muchos conciertos de Morrissey tú no ves rostros blancos entre el público. Así que esto me dice que las canciones que canto son universales, y eso es algo que me emociona mucho.

- Muchas de tus canciones tratan sobre Inglaterra y lo que significa ser inglés, casi siempre de modo nostálgico. Aún así, se las ingenian para establecer una fuerte conexión con tus fans latinos. ¿Cómo explicas ese vínculo que se crea entre canciones sobre la Reina Elizabeth, Margaret Thatcher, El Frente Nacional, los Hooligans, etc. y tus fans de Sudamérica?

Creo que la gente entiende la naturaleza de lo que es luchar y no importa tanto de donde viene el que canta. El mundo es un solo país en estos días. Pero todos estamos luchando y desesperados por un cambio. Desafortunadamente, los medios impresos y la televisión solo celebrarán a personas que son como zombies. Si escuchas la radio estos días oirás el mismo sonido una y otra vez y escucharás las voces de cantantes que han sido fuertemente tratadas en una computadora. La voz humana natural no la encuentras en ningún lado. Parece que todo y todos deben ser exactamente lo mismo, lo mismo, lo mismo.

Morrissey vuelve con "Low in High-School", su nuevo álbum después de tres años

Morrissey vuelve a Lima para presentar "Low in High-School", su nuevo álbum después de tres años

- Tuviste palabras muy duras sobre Margaret Thatcher luego de su muerte. ¿Te parece que la música que hiciste en los ochenta sería la misma si es que ella no hubiese estado en el gobierno? Me imagino que si no hubiera habido una reina en Inglaterra no tendríamos un álbum tan bueno como The Queen is Dead.

Así es, estás en lo correcto, Thatcher siempre fue algo con lo cual se podía estar en contra. Ella no fue Inglaterra, como dijo la prensa. Thatcher fue una persona muy odiosa y volvió a la policía contra los británicos, mediante la violencia, las varas, los caballos y el gas pimienta. A los líderes políticos no se les debería permitir atacar a su propio pueblo. Además, Thatcher siempre ganó las elecciones con un porcentaje muy pequeño de votos, por tanto, era siempre el caso que la mayoría de los británicos no la querían. Pero la política es extraña y porque alguien gana una elección no significa que sea popular en su país. David Cameron ni siquiera fue elegido por los británicos, aún así se convirtió en Primer Ministro por un defecto del sistema. Él sermonea a la gente ahora aún cuando nadie le ha pedido su opinión y nadie lo quiere. La política me parece ridícula.

- ¿Tendrás palabras así de duras cuando les llegue la hora a Tony Blair o la Reina Elizabeth? ¿A qué funeral importante nunca irías?

Tony Blair fue muy impopular debido a la invasión de Irak, con la cual los británicos estuvimos en contra. Las Naciones Unidas no la aprobaron pero él le mintió al mundo sobre la posición nuclear de Irak. Muchos iraquíes inocentes murieron -fueron asesinados- por Tony Blair, que no quería estar en desacuerdo con George W. Bush. Esto porque Blair quería una posición lucrativa en el circuito de conferencias estadounidense una vez que estuviese fuera del poder. Sin embargo, él es una figura olvidada ahora. La familia real, en cambio, se ha auto elegido, algo que no está en consonancia con una sociedad democrática. Al pueblo británico nunca se le ha preguntado si les gustaría pagar por tener una familia real. No tenemos otra opción. Eso no es democracia.

- Te has pasado varios años sin grabar porque no te ofrecían un contrato discográfico. Pero hoy día muchos artistas optan por sacar su música por sí solos, de modo independiente. Tú, por el contrario, prefieres esperar años a encontrar la oferta de un gran sello. ¿Por qué es eso?

Siempre he estado necesitado de ese empuje que te dan los grandes sellos, que nunca he tenido, así que ahora contemplar la posibilidad de grabar para un pequeño sello me suena raro. Supongo que es una costumbre.

- ¿Has considerado alguna vez grabar y lanzar discos con algún sello propio?
No soy un hombre de negocios. Además, los contratos y acuerdos que he hecho por mí mismo han sido usualmente catastróficos, y no quiero enredarme más en ellos. Es deprimente.

- Tienes un status de leyenda y una muy grande base de fans. ¿Por qué las disqueras no se pelean por trabajar contigo?

Actualmente no tengo un contrato con ningún sello y tampoco tengo ofertas. Hago giras muy exitosas pero ni eso da lugar a una oferta discográfica. Estoy acostumbrado a ello ahora y no tengo un plan de grabar algo en mi cabeza. He aceptado eso.

- Eres un activista vegetariano y en muchas de tus canciones dices que comer carne es sinónimo de muerte. Eres consciente de que muchos de tus seguidores no son vegetarianos pero aún así aman tu música. ¿Dirías que un fan no vegetariano de Morrissey es un mal fan? 

Creo que todo el mundo al final se volverá vegetariano. Estoy seguro de ello. Tal vez no por razones morales o motivos compasivos, pero sí por el bien de su propia salud y por el bien del medio ambiente. La ganadería es responsable del 83% del calentamiento global, y está destruyendo la tierra más que cualquier otra catástrofe. Para mí, comer animales es tan impactante como el canibalismo. No hay ninguna diferencia.


Tags Relacionados:

morrisssey

conciertos

Lima

entrevista

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada