(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)
Giovanni Bisso

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Raventós Codorníu es una de las familias de tradición vitivinícola más antigua de España. Dedicada a la vitivinicultura desde 1551, suma más de 465 años haciendo y cavas que se disfrutan en todo el mundo.

Luego de años de búsqueda de un terruño excepcional en el nuevo mundo, la génesis de la séptima bodega de Raventós Codorníu comenzó en el año 1999 y se construyó en 2001 en Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza, al pie de los Andes y a 1.050 metros sobre el nivel del mar.

MIRA TAMBIÉN: Chivite: un vino rosado con aroma a frambuesas, moras, cerezas

Actualmente, Raventós Codorníu cuenta con 14 bodegas centenarias, la mayoría en sus territorios vitivinícolas, entre las que se encuentra Bodega Séptima, en Mendoza, Argentina. Así Raventós Codorníu ofrece vinos que ponen en valor la tradición vitivinícola, la de cada territorio en que se erigen, vinos que brotan de un terroir característico; potenciando la identidad y autonomía de cada una de las bodegas que lo integran.

Los confiado son una línea nueva de vinos singulares únicos y de partidas muy pequeñas. Este vino es una mezcla de Angellotta con Tannat. El Ancellotta viene de una finca plantada en parral situada en Fray Luis Beltrán, Maipú. El Tannat es de espalderos de 17 años que nacen en la Finca Emblema de Agrelo.

Debido a diversas situaciones climáticas el viñedo redujo su producción naturalmente, dando poco volumen de fruta, pero de gran calidad. El resultado es tener vinos frescos, de gran concentración, equilibrados, con buenos niveles de acidez natural y alta intensidad de color. Los viñedos se encuentran entre los 600 y mil metros sobre el nivel del mar.

COMPARTE: La enigmática sidra que terminará por conquistar tu paladar

Es interesante como el Tannat aporta su estructura y termina de definir la identidad de un corte que usa como base otra variedad, y probando se puede descubrir que el Angellotta se expresa de manera especial. Una cepa francesa y una italiana ensambladas con estilo argentino.

Ambas uvas se elaboran de idéntica manera: cosecha manual, selección de racimos, despalillado, selección manual de granos y suave rotura del grano para liberar el jugo. Fermentación con levaduras seleccionadas para cada varietal en tanques de acero inoxidable. Finalizada la fermentación alcohólica, el Tannat se cría durante 10 meses en barricas francesas de segundo uso mientras que el Ancellotta permanece en tanques de acero. Luego de criado el Tannat, se realiza el blend final y se embotella filtrando suavemente. El vino se estiba en la cava de la bodega durante 5 meses.

Vista: Vino de colores entre violeta y negro.

Olfato: recién abierta muestra mucha fruta, se siente marcado las grosellas y los arándanos. Después vienen los toques de pimienta negra y anís estrella y finalmente los dejos avainillados junto a los tostados de la barrica.

Gusto: Vino intenso, vivo, con taninos marcados y buena acidez. Conforme va pasando los minutos va teniendo más equilibrio y con un final largo.

Maridaje: Si eres confiado tómalo como aperitivo a una temperatura de 14°C. Sugiero este vino para acompañar carnes a la cacerola y estofados. Puede guardarse siete años; seguirá ganando en complejidad.

EL DATO

SEPTIMA CONFIADO NEGRE

PAIS: Argentina

REGION:  Luján de Cuyo, Mendoza

MATERIA PRIMA: 60% Ancellotta – 40% Tannat

PRECIO:  S/. 99.90 soles

CONTACTO:

*Giovanni Bisso, sommelier, catador de pisco y destilados. Pueden seguirlo en Instagram: 

TAGS RELACIONADOS