Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Violencia contra la mujer: esto opinan Paloma Noceda, Arlette Contreras, Fernanda Kanno y más sobre el acoso

#EstamosHartas | A un año de la muerte de Eyvi Ágreda, ¿Hemos visto mejoras o retrocesos? ¿Hay acciones concretas? ¿Cómo podemos hacer llegar nuestras denuncias? ¿De qué manera podemos frenar la ola de feminicidios? Seis mujeres responden.

Arlette Contreras

La abogada y activista Arlette Contreras, quien ha declarado más de 5 veces a lo largo del proceso penal que sigue por los ataques de su ex pareja, Adriano Pozo, ocurridos en julio de 2015.

Arlette Conteras
Abogada

Si bien es cierto que después de la muerte de Eyvi Ágreda se ha regulado el acoso dentro de nuestra normativa con énfasis, y se habla más del tema, los acosadores continúan acosando y no hay mecanismos reales que lo impidan. Sino veamos nada más el caso cercano de Melissa Peschiera, quien ha sido acosada durante años por el mismo sujeto, a quien ya ha denunciado. No quiero imaginar los casos de otras mujeres que no tienen llegada en medios de comunicación. Aquí hay responsabilidades no asumidas de parte de las autoridades también. ¿Qué hacen después de recibir una denuncia? ¿Qué esperan? ¿Feminicidios?

En la mente de algunas personas están normalizadas las conductas acosadoras. Aún hay mucho por hacer: se necesita un trabajo transversal que incluya a distintos sectores para entender la violencia de género en sus diversas manifestaciones. El Estado tiene la obligación de garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, además de prevenirla, sancionarla y erradicarla.

No quiero perder la fe sobre las demás personas. Quisiera que no sean indiferentes con nosotras, pues no hay nada más cruel que un ser humano sin empatía. Por mi experiencia yo parto por creer en el testimonio de la víctima, porque sé lo que se siente cuando no te quieren creer o minimizan la violencia que has sufrido. El hecho de hablar y de tomar conocimiento sobre una denuncia pública nos ayuda a visibilizar la magnitud del problema. Tengamos en cuenta que es importante ponernos del lado correcto. Empecemos por apoyar, aunque sea moralmente, a las víctimas y sobrevivientes de violencia. Eso tiene un significado para nosotras.

Fernanda Kanno

"Quienes denuncian son vistas como mujeres valientes y quienes las apoyan ya no lo hacen en secreto", dice Kanno

Fernanda Kanno
Periodista y piloto

Las regulaciones se han hecho desde antes, se han aumentado las penas, pero la violencia no se ha reducido. Las autoridades aún no saben proteger a una persona amenazada; minimizan el real peligro que corren y luego muchas mujeres mueren asesinadas. Lo que sí creo que está cambiando para bien, es que cada vez más mujeres se están atreviendo a denunciar. Decir que somos víctimas de violencia ya no es algo que nos de vergüenza. Quienes denuncian son vistas como mujeres valientes, y quienes las apoyan ya no lo hacen en secreto. El apoyo público les da fuerza.

Muchos creen que no les va a pasar a ellos, tiene que pasarte de cerca para que entiendas. ¿De qué manera podemos cambiar? Educación, aunque sea algo que siempre repetimos, y creo que las mujeres debemos también ayudar a nuestros amigos, compañeros y familiares. A los hombres de nuestro entorno hay que hablarles, no solo a los niños. Conozco muchos adultos para quienes la violencia hacia la mujer en sus diversas formas está normalizada porque así los han criado. Debemos fomentar el dialogo, no esperar que algo pase para recién conversar del tema.

Paloma Noceda

La congresista Paloma Noceda denunció en diciembre de 2018 al también legislador Luis López Vilela por tocamientos indebidos.

Paloma Noceda
Congresista Acción Popular

Uno de los cambios más importantes dentro de nuestra legislación ha sido la tipificación del acoso como delito dentro del código penal desde el 12 de septiembre de 2018. Casos tan sensibles como el de Eyvi Agreda impulsaron esta norma. Creo que se está generando mayor conciencia sobre las situaciones de acoso y violencia contra la mujer. Las mujeres están aprendiendo a identificar la violencia y se están atreviendo a denunciar actos que antes dejaban pasar, por miedo y vergüenza. Ahora saben que deben denunciar porque sus vidas y las de las personas de su entorno podrían estar en riesgo.

Los esfuerzos por cambiar la situación son visibles: se cuenta con un marco normativo más severo, se han abierto más Centros de Emergencia Mujer; y desde septiembre de 2018, se han creado fiscalías especializadas para atender los casos de violencia contra mujer, pero he podido escuchar las declaraciones de la Fiscal de la Nación Zoraida Avalos, señalando que no se dan abasto y que requieren mayor presupuesto, y esta situación se repite en comisarías y otras entidades.

No es fácil denunciar actos de violencia física y/o psicológica. Por lo general, el proceso que sigue a la denuncia ocasiona la re victimización de la víctima. Casos como los de acoso sexual pueden ser difíciles de demostrar, porque al realizar una denuncia, necesitas pruebas, y una mujer no camina con una cámara en mano, para grabarlas. Felizmente, el sistema actual de Justicia considera como prueba el testimonio de la víctima y la pericia psicológica. Sin embargo, en algunas comisarías, todavía falta capacitar al personal que atiende estos casos, demostrando falta de empatía con la posible víctima.

Annais Yucra

La diseñadora Annais Yucra dedicó su última colección, 'Resistencia' a enviar un poderoso mensaje: la violencia contra la mujer es un mal que salpica a toda la sociedad.

Annais Yucra
Diseñadora

Durante el tránsito del año pasado y este año solo se ha aprobado la modificación de una ley (No 30364) para a sancionar y erradicar la violencia de género; hay 11 proyectos por revisar y aprobar por el Congreso en cuanto a la problemática real que vivimos como mujeres en el día a día. Considero que en la práctica no se está haciendo lo necesario para mejorar como sociedad. Si hay un cambio positivo, este se ha dado en movimientos para ayudar a las víctimas: se han creado más de 20 asociaciones pequeñas de abuso contra la mujer. Es una necesidad y debería ser prioridad de las autoridades gubernamentales tomar la responsabilidad de actuar.

La crianza igualitaria entre géneros es la primera piedra para fomentar este cambio. Desde el momento que encasillamos nuestros valores y permitimos una brecha ancha y otra angosta para definir los roles en nuestra sociedad, estamos marcando una desigualdad que traerá una jerarquía desde nuestros hogares. Los valores arcaicos y cerrados que no fomentan la unión familiar, sino una competencia y limitación entre géneros. Por otro lado, la educación es la base de una sociedad justa que complementa estos valores.

Giovanna Nuñez

"El único cambio posible es desde la educación. Y para eso tenemos que sacar a los monstruos que están enfrascados en el poder político"

Giovanna Nuñez
Cantautora La Lá

La sociedad entera, con su machismo, nos empuja a suponer que no nos van a defender; que estamos entre ser juzgadas e ignoradas, o morir, en muchos casos. Si no hay una estrategia eficiente luego de la denuncia, las mujeres deben volver a su vida cotidiana donde están expuestas a que las maten. No van a denunciar por ese mismo miedo. Siento que el aumento de la violencia es proporcional al cambio de mirada que tenemos hacia nosotras mismas, como si fuera un intento de mantenernos sometidas a la fuerza.

Pienso que entre todos nosotros debemos escuchar, mirar y ayudar. Antes de condenar de manera desinformada, hay que acercarnos a los casos y participar de manera empática y solidaria.

Karina borrero

"No veo un cambio eficaz. Posiblemente lo único que ha variado, desde la muerte de Eyvi, es la estimación con la que ahora se recoge una denuncia por acoso sexual"

Karina Borrero
Periodista

No veo un cambio eficaz. Posiblemente lo único que ha variado, desde la muerte de Eyvi, es la estimación con la que ahora se recoge una denuncia por acoso sexual. Se toma con un poco más de seriedad. Hasta antes de este trágico hecho, ¿qué te iban a hacer caso en una comisaría si denunciabas a alguien por acoso? Hasta se reían y cuestionaban "tu incomodidad por un piropo". Así de desprotegidas estábamos. Así prima la ignorancia sobre el concepto de consentimiento para cualquier acción que vulnere tu intimidad. La única acción que recuerde es la orden del Ministerio de Interior para destituir a cualquier agente de una comisaría que no recoja de manera diligente estas denuncias.

La única manera para contrarrestar todo esto es educando. Ni la severidad de penas, ni más prisiones preventivas, ni el escarnio público va a lograr corregir el machismo enraizado en nuestro país. Nada se logra sin educación. Nos sentimos impotentes al saber que la educación con enfoque de igualdad de género es todavía un tema en discusión. Nos sentimos más impotentes cuando escuchamos expresiones como la "ideología de género" que es un concepto que no existe pero que engaña. Cómo le vas a enseñar a un niño que la mujer no es una ciudadana de segunda ni dependiente de sus voluntades, si es que no naturalizas eso desde el colegio, desde la casa, desde el ejemplo. Ese niño mal educado, será un potencial matón arropado por la ignorancia que fortalece su idea de impunidad. Espero que nunca perdamos la capacidad de impresionarnos por estos hechos, el día que lo hagamos, habremos fracasado como sociedad.


Tags Relacionados:

Feminicidio

Machismo

Estamos hartas

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada