Módulos Temas Día

"Preguntas a un ‘Loco’ heroico", por Pedro Suárez-Vértiz

Ramón Quiroga, la leyenda que me faltaba conocer

"Preguntas a un ‘Loco’ heroico", por Pedro Suárez-Vértiz

"Preguntas a un ‘Loco’ heroico", por Pedro Suárez-Vértiz

La única vez que lo vi, él tomaba un café con su esposa en Miraflores. Mi niño interior, que vio a Perú en Argentina 78 y España 82, quiso agradecerle. ‘Tocarlo’, siquiera. Los autos pasaban y le gritaban “Buena, ‘Loco’!”. “¡Hey, ‘Chupete’ Ramón!”. Descubrí que no era el único emocionado. Como cantante conocido que soy, sé lo que es el acoso y no quise invadirlo. Con mucha pena solo le di la mano. Él vio mi cara y, como leyéndome, el corazón, me dijo: “Ten el número de mi esposa, cuando quieras hablamos”. Todavía yo no escribía en Somos. Pero esta semana no aguanté más y lo contacté para desahogar mis curiosidades. 

¿Esperabas que tú, nuestro último arquero mundialista, puedas ser hasta el abuelo de los actuales arqueros clasificados? “No solamente abuelo de los arqueros, sino de muchos chicos de la selección. Y si quieres un consejo de abuelo, les diría que sigan humildes, pensando que son un equipo fuerte. Pues por jugar en equipo, con Gareca a la cabeza y al lado Oblitas, hemos clasificado”. 

En una época en que no se tapaban penales, atajaste uno en Argentina 78. ¿Por qué los jugadores temen tanto patear un penal hoy? “Depende mucho del tiempo. Entre el minuto 1 y el 25, es más fácil que quien patee tenga ventaja sobre el arquero. Ahora, si el penal es al final de los primeros 45 o de los 90, el arquero tiene más ventaja para atajarlo. Si eres atrevido, como Higuita o Chilavert, es mucho más fácil. Taparlo, como me tocó, es un poco de suerte y mucha intuición”. 

Te decían ‘Loco’ porque salías jugando hasta la media cancha. Hoy todos lo hacen. ¿Por qué? “El arquero ahora es un líbero, tiene que ser rápido con las manos y jugar muy bien con los pies. Él inicia el juego y también los contragolpes, pues tiene el mejor panorama. Hoy tiene mucha consecuencia en el juego. Entonces, un arquero como yo, el ‘Loco’, como dices, con atrevimiento puede hacer todas esas cosas”.  

¿Cuáles son las situaciones más difíciles para un arquero? “Es muy difícil para un arquero el cabezazo dentro de la 5-50 o entre el área chica y el punto de penal, porque tiene que decidir rápido. Tienes que meter un manotazo, a veces tapado por algún compañero o rival”.  

¿Por qué recién en el 2018 tenemos dos excelentes arqueros nacionales? “Antes hubo buenos arqueros, Burela, Sartor, Bazán, Asca, Dimas, Zegarra. Pero en los últimos tiempos le tocó una camada bárbara a Perú. Entonces Gareca decidió por Gallese y Cáceda. Porque también estaba Penny, Delgado, Carvallo”.  

Tu esposa, tus hijas y tu vida son peruanas. ¿Cómo sobrellevabas la frustración de transmitir partidos en los que quedábamos fuera del Mundial? “Como dices, era una frustración bárbara porque hemos seguido 36 años a la selección y recién entramos en el 2017. Como dicen todos: ‘Jugamos como nunca y perdimos como siempre’. Nos vencían con un cabezazo faltando tres minutos o con una pelota parada. Espero que este año no suceda eso”.  

¿Qué sentiste cuando el Chavo del Ocho dijo en un episodio que quería ser como tú? “La verdad es que no lo había visto nunca, pero ahora que lo vi quisiera que sea al revés, yo quisiera ser el Chavo del Ocho. Sería muy divertido imitarlo. Kiko seguramente va a leer esto, si tú se lo haces llegar. Así que le mando un saludo a toda la gente del Chavo por haberme hecho pasar momentos muy felices”.  

Daniel Peredo no acababa una frase sin mencionar la palabra ‘Ramón’; los nuevos conductores continúan haciéndolo y a los televidentes nos encanta. ¿Sabes que no podrás retirarte de los medios por haberte convertido en una especie de comentarista cábala? “Bueno, yo le agradezco mucho a Daniel, o como yo le decía: el ‘Cabezón’. Habíamos formado una pareja que era una cábala, a veces de la frustración, pero que terminó siendo la cábala para llegar al Mundial. Estoy muy agradecido con el público, así que voy a seguir comentando los partidos hasta que la gente me escuche, hasta que la gente me quiera ver”. 

Esta columna fue publicada el 21 de abril del 2018 en la edición impresa de la revista Somos.

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018
Ir a portada