Módulos Temas Día

Recuperan colores originales de 700 casonas del Centro Histórico de Lima [FOTOS]

Siguiendo el ejemplo de ciudades del mundo que cuidan el tinte de sus fachadas históricas, la Municipalidad de Lima hace eco de una antigua ordenanza para la recuperación de la real apariencia de sus casonas monumentales 

Habitadas por inquilinos sin recursos para cuidarlas o convertidas en comercios de todo tipo, las casonas coloniales y republicanas del abarrotado Centro Histórico de Lima llevan escondido debajo de varias capas de pintura de ferretería el verdadero tono de sus fachadas. Un grupo de arquitectos, historiadores y conservadores del Programa Municipal para la Recuperación del Centro Histórico de Lima (Prolima) ha desempolvado una ordenanza de 1994 que insta a cuidar y recuperar ‘la calidad arquitectónica’ de los inmuebles considerados históricos y monumentales. Se pusieron manos a la obra en julio del 2016 y, a la fecha, han restaurado los colores de 400 fachadas históricas. “Un artículo de la ordenanza 062 hace referencia al mantenimiento de las fachadas de los inmuebles (tanto casonas como iglesias) y señala que deben ser pintadas con el color original con el que fueron construidos, a mediados del siglo XIX”, explica Luis Martín Bogdanovich, gerente de Prolima.

Memoria original 
Si bien la coloración de los inmuebles del periodo virreinal no ha sido homogénea a lo largo de los siglos, al inicio tuvo una configuración definida en bases blancas sobre las que se añadían detalles ornamentales. Sin embargo, luego del terremoto de Lima de 1746,
empieza a aparecer un nuevo patrón cromático. “Comienza a otorgárseles un color entero a las paredes, especialmente en tonos pasteles como rosados y verdes. Esto contrasta con los tonos fuertes con los que se pintan actualmente", revela Juan José Pacheco, historiador de Prolima.

Así, su restauración no ha sido caprichosa. Para recuperar su real apariencia –más allá del criterio estético–, se ha impuesto una labor casi detectivesca de este equipo de profesionales. Descifrar el color
original de los inmuebles implica dos acciones críticas: la cala estratigráfica y la investigación documental. “La primera es un proceso mecánico de raspado con bisturí, mediante el cual se liberan las capas de pintura hasta llegar a la primera, que en teoría debería de ser la original. Podemos encontrar hasta 20 estratos en los muros. Lo mismo hacemos también en zócalos, rejas, maderas y ornamentos”,
explica Ángel Canales, conservador de Prolima. Sin embargo, en muchos casos esta evidencia no es suficiente o necesita ser respaldada. “Realizamos investigaciones con documentación de la época, como fotografías, pinturas, planos de distribución, títulos de propiedad, periódicos, etc. Revisamos material del Archivo General de la Nación, protocolos de las notarías de la zona, el Archivo de la Municipalidad de Lima y la colección de manuscritos y crónicas de la Biblioteca Nacional”, puntualiza Pacheco.

Una vez terminada la propuesta de color del inmueble, la municipalidad consigna toda la información obtenida en fichas
técnicas, las cuales se comparten con los propietarios de la edificación. “Nosotros le damos asesoría técnica al vecino acerca de todo el proceso de mantenimiento de su fachada y él es quien debe ejecutar el trabajo. En algunos casos facilitamos materiales o andamios. La idea es que a través de estas fichas quede todo evidenciado y el proyecto tenga continuidad en el tiempo, ya que este material está a disposición del público”, especifica Bogdanovich.

Con casi 500 años de antigüedad, las poco más de mil hectáreas del Centro Histórico de Lima fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1991 para resguardar los tesoros arquitectónicos de
la época virreinal y colonial, muchos de los cuales hoy son tugurios
abandonados al lento pasar del tiempo. Algunos rincones –los
más solitarios y marginados– esperan pacientes su turno para ser
reivindicados.

Cifras 

  • 700 casonas del Centro Histórico de Lima han sido pintadas hasta la fecha con sus colores originales. Se ha realizado el mantenimiento general de sus fachadas.

  • 1.278 inmuebles de valor monumental han sido registrados dentro del Centro Histórico de Lima.

  • 20 capas de color ha sido lo máximo que han explorado los expertos al realizar el raspado de pintura. Esto fue en un inmueble en el cruce del jirón Ica con la avenida Tacna. Normalmente, el promedio es de cinco capas. 

  • 1.022 hectáreas tiene el Centro Histórico de Lima (incluyendo el Cercado y el Rímac).

El dato
Las fichas de mantenimiento y pintado de inmuebles del Centro Histórico de Lima cuentan con información detallada sobre la propuesta de color según cada elemento de la fachada, el procedimiento a seguir, los tipos, los acabados y hasta la marca de la pintura. Uno puede solicitarlas en Prolima (jirón Áncash 229, Lima).

Tags Relacionados:

Municipalidad de Lima

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías