Módulos Temas Día

Más en Somos

Roberto Chale Olarte: "Recuerdo que las tribunas temblaban"

Una de las figuras de aquel célebre empate con Argentina en la Bombonera (1969) rescata una de las grandes lecciones que dejó ese encuentro: jugar sin miedo

Chale

A la izquierda, toda la estampa del crack que fue Roberto Chale. Jugó 48 partidos por la selección y en la Bombonera dejó huella. A la derecha, el jugador conserva como un tesoro la casaquilla número siete con la que integró el equipo de aquel empate de 1969. (Foto: Fidel Carrillo)

A la izquierda, toda la estampa del crack que fue Roberto Chale. Jugó 48 partidos por la selección y en la Bombonera dejó huella. A la derecha, el jugador conserva como un tesoro la casaquilla número siete con la que integró el equipo de aquel empate de 1969. (Foto: Fidel Carrillo)

A la izquierda, toda la estampa del crack que fue Roberto Chale. Jugó 48 partidos por la selección y en la Bombonera dejó huella. A la derecha, el jugador conserva como un tesoro la casaquilla número siete con la que integró el equipo de aquel empate de 1969. (Foto: Fidel Carrillo)

La sagrada blanquirroja que Chale vistió en 1969, el día de aquel mítico empate 2-2 en la Bombonera, pesa. No es un juego metafórico: la camiseta a la que casi medio siglo no le ha robado su distinguible blancura en verdad es un objeto pesado. “Ahora imagina cómo era tenerla cuando estaba mojada…”, dice y se ríe el recordado ‘Niño Terrible’ del fútbol peruano, de 70 años, mientras nos enseña con orgullo el objeto más valioso de su colección. “Todos bajamos unos tres o cuatro kilos en esa época. Así es: la camiseta solo le pesa al que no tiene clase”.

Hace 48 años, con esta misma casaquilla de manga larga y franja roja cruzada, Perú empató con Argentina en un histórico partido en el estadio del Boca Juniors que nos hizo clasificar al Mundial de México 70 y, de paso, dejó sin chances a Argentina, que tuvo que ver la copa del mundo por televisión. “Recuerdo que la Bombonera era un estadio dificilísimo. Las tribunas temblaban con los saltos de la gente y cómo gritaban. Creo que no había visto algo así”, dice.

Chale tenía 22 años cuando supo aprovechar las palabras del entrenador Didí –“ustedes están más seguros en el campo que nosotros fuera de la cancha”– para mirar el partido sin miedo. Con ese mismo ánimo surgió la comentada travesura suya de coger la pelota con las manos y colocarla sobre la cabeza del argentino Juan Carlos Rulli. Un pequeño golpe a los nervios del contrincante, que no estaba para bromas. En su recuerdo, los jugadores de ambos equipos se abrazaron tras el pitazo final, sin mayores problemas. Hasta el público argentino los aplaudió porque reconoció la calidad del rival.

El ex entrenador de Universitario está convencido de que el Perú va a ganar en el próximo encuentro con Argentina, en esa misma cancha sobre la que hizo historia al lado de ‘Cachito’ Ramírez, el ‘Nene’ Cubillas, ‘Perico’ León y don Luis Rubiños, entre tantos otros. “Estoy seguro de que Argentina no está pasando por un momento cómodo ahora, mientras que Perú va en alza. Estos muchachos tienen la oportunidad de hacer su propia historia. La visión de Gareca ha sido excelente. Es un gran conocedor del fútbol desde el lado técnico y ha sabido conformar un equipo desde el arquero hasta la delantera. El fútbol es eso: orden y sistema”.

Tras esa gesta, al equipo peruano le compusieron una canción, la polca del Perú Campeón, que hasta ahora se canta, aunque hace 35 años no vayamos al máximo certamen del fútbol. Para Chale ya es hora de actualizarla. “Sería lo justo. Antes de irme al cielo quiero ver al Perú en el Mundial”.

Tags Relacionados:

La Bombonera

Roberto Chale

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías