Aumenta el riesgo de ciberataques en plantas nucleares
Aumenta el riesgo de ciberataques en plantas nucleares
Redacción EC

LONDRES. Las instalaciones nucleares civiles afrontan un riesgo "creciente" de sufrir ciberataques, según un estudio divulgado hoy por el Instituto de Relaciones Internacionales británico, conocido como Chatham House.

Fallos de diseño en los sistemas de control y la falta de conciencia sobre los potenciales riesgos de un ataque informático hacen vulnerables a las infraestructuras nucleares en todo el mundo, alerta el informe.

Los expertos del centro de pensamiento británico, que estudiaron plantas nucleares en diversos países durante 18 meses, señalan en el documento que la "creencia convencional" de que los sistemas críticos de esas instalaciones están "aislados" de Internet es "un mito".

En ocasiones, existen computadoras conectados a la red pública dentro de las instalaciones incluso sin el conocimiento de los operadores de las plantas.

"La falta de formación, combinada con la falta de comunicación entre ingenieros y personal de seguridad, hace que el personal de las plantas nucleares a veces no conozca los principales procedimientos para asegurar la ciberseguridad", afirma el estudio.

"Incluso un incidente a pequeña escala en una instalación nuclear tendría probablemente un efecto desproporcionado en la opinión pública" y condicionaría "el futuro de la industria nuclear civil", sostienen los expertos.

Dadas las condiciones de seguridad detectadas en diversas centrales nucleares, el informe considera que hay una alta probabilidad de que los responsables de las plantas "no detectaran un ciberataque hasta que este estuviera sustancialmente en camino".

Entre sus recomendaciones, los investigadores de Chatham House defienden la necesidad de crear procedimientos comunes en la industria nuclear para defenderse de posibles atacantes.

Los operadores de las plantas deberían dialogar además con sus ingenieros para aumentar su nivel de alerta e informarles sobre el peligro de establecer conexiones a Internet no autorizadas desde dentro de una central nuclear.

En el 2010 se conoció que Estados Unidos aprovechó los sistemas informáticos vulnerables de instalaciones nucleares iraníes para instalar el programa malicioso Stuxnet, destinado a destruir las centrifugadoras para enriquecer uranio de Teherán.

Se calcula que el malware (programa malicioso) llegó a destruir alrededor de mil centrifugadoras iraníes, una sexta parte del total que entonces tenía Irán.

Fuente: EFE