Conforme con el Índice Cisco Mobile Visual Networking, se calcula que para el año 2020 habrá 929 millones de dispositivos portátiles conectados en todo el mundo. (Foto: EFE)
Conforme con el Índice Cisco Mobile Visual Networking, se calcula que para el año 2020 habrá 929 millones de dispositivos portátiles conectados en todo el mundo. (Foto: EFE)
Redacción EC

Los han lanzado en los últimos meses los ciberataques de más potentes de la historia, amenazando a empresas, bancos e instituciones de todo el mundo al infectar más de 300.000 equipos.

Para el experto en temas de seguridad informática Antonio Ramos, las grandes corporaciones deben prepararse para aminorar el daño de estos delitos, que tan solo pueden significar un ensayo de lo que podría ser una futura arremetida a gran escala.

“Algo estamos haciendo mal, estos contundentes ataques para secuestrar datos y pedir rescate han causado daños económicos, sociales y han tenido gran impacto mediático justo en el momento en que las empresas están invirtiendo más dinero en ciberseguridad y en dispositivos de monitoreo para proteger sus sistemas. Hay que recapacitar y analizar nuestras vulnerabilidades”, indicó el especialista.

“Hemos conectado servicios vitales a sistemas digitales que pueden ser atacados desde Internet. Estadísticamente hablando, el riesgo tiende a maximizarse. El número de dispositivos que pueden ser atacados están creciendo exponencialmente y no todos pueden ser protegidos al mismo tiempo”, alerta Ramos.

Conforme al Índice Cisco Mobile Visual Networking, se calcula que para el año 2020 habrá 929 millones de dispositivos portátiles conectados en todo el mundo, casi tres veces más que los 325 millones que hubo en 2016.

Se prevé que el elevado crecimiento de usuarios móviles, teléfonos inteligentes, las conexiones de Internet de las Cosas (IoT), así como las mejores en la velocidad de la red y el consumo de video; el tráfico de datos móviles aumente siete veces en los próximos cinco años.

“Nos estamos llenando de millones de dispositivos, smartphones, tablets, laptops, y ahora con la llegada del Internet de las Cosas es inimaginable lo que puede llegar a suceder. Hay mucha información sensible que puede ser rastreada”, acotó. El blanco predilecto: la banca

Aunque las principales instituciones atacadas en los últimos meses destacan hospitales en el Reino Unido, Telefónica en España, el Metro de Kiev, entre otros, el espacio predilecto para estos ataques informáticos está en la banca.

“Eso es precisamente lo que los convierte en las víctimas idóneas del crimen organizado en Internet”, analiza Ramos. “A la ciberdelincuencia hoy en día solo le motiva el lucro. Los ataques suelen estar relacionados con la extorsión para robar datos y conseguir dinero a cambio. Actualmente, el cibercrimen mueve tanto dinero como el narcotráfico mundial. Lo ha equiparado”, destaca.

El experto considera que el sector financiero es el de mayor avance registra en lucha contra los delitos en la red. “En términos generales, entre los sectores de la economía productiva, el sector financiero es el que más ha aprendido y el que más ha hecho en términos de ciberseguridad. El hecho de ser el blanco perfecto de estos ataques lo ha impulsado a madurar en términos tecnológicos de procedimientos, de controles y de tecnología más que otras organizaciones en otras áreas”.