Martín  Tumay Soto

Las se están volviendo cada vez más frecuentes en nuestro día a día; sin embargo, a medida que estas crecen también lo hacen los casos de que terminan con el robo de dinero de cuentas bancarias o, en el peor de los casos, la extorsión de las víctimas.

Según cálculos de la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) de la PNP, las organizaciones criminales pueden llegar a obtener, en un solo día, hasta S/100 mil por estafas virtuales.

Si bien dicha cifra es alarmante, expertos en ciberseguridad coinciden en que la clave para evitar ser víctima de este tipo de robos es “pensar críticamente”. Esto se aplica tanto al momento de ingresar los datos de nuestra tarjeta de crédito antes de una compra, así como cuando estamos a punto de hacer clic en cualquier link o abrir archivos adjuntos en un email.

MIRA: Cyber Wow 2022: ¿Cómo puedes encontrar las mejores ofertas durante esta campaña?

Lo que nunca debes hacer si compras por Internet

A continuación, una serie de recomendaciones brindadas a El Comercio por expertos de la Policía, IBM e Indecopi.

1. No confíe en una página web sin antes revisar su URL

Los ciberdelincuentes crean páginas web parecidas a las de empresas reconocidas. Por eso, antes de comprar identifique que la web tenga el candado de seguridad y el nombre de la tienda dentro de su dirección web (URL), así como mecanismos de pagos electrónicos seguros. Las webs falsas suelen ofrecer productos inexistentes con el fin de robar dinero o credenciales personales y financieras.

No confíe en una página web sin antes revisar su URL. (Foto: Pixabay)
No confíe en una página web sin antes revisar su URL. (Foto: Pixabay)

2. No confíe de inmediato en ofertas o promociones “espectaculares”

Si algo se ve sospechoso, puede ser una estafa. Recuerde, si es demasiado bueno para ser verdad, probablemente sea una estafa.

MIRA: ¡Cuidado cuando hagas clic! Las URLs acortadas y los peligros que ocultan

3. No descargue una app sin antes revisar comentarios

Las aplicaciones y páginas web fraudulentas son difíciles de identificar. Cuando le soliciten descargar una aplicación, revise los comentarios de los usuarios referentes a la aplicación. Ver la fecha de publicación de estos comentarios también puede salvarlo de una estafa.

Los ciberdelincuentes están atentos a cualquier falla para robar sus datos. (Foto: Bill Hinton/Getty Images)
Los ciberdelincuentes están atentos a cualquier falla para robar sus datos. (Foto: Bill Hinton/Getty Images)

4. No confíe en cualquier mensaje de texto

Hay casos en que los ciberdelincuentes envían una infinidad de alertas sobre compras o transacciones sospechosas y solicitan que los usuarios de bancos y servicios hagan trámites a través de números telefónicos y enlaces fraudulentos. Lo mejor en esos casos es comunicarnos de manera directa con las empresas que nos requieren.

MIRA: WhatsApp: las estafas más comunes (y peligrosas) que podemos sufrir al abrir cualquier enlace

5. No confíe en el identificador de llamadas del teléfono

Muchos delincuentes tienen acceso a la tecnología de falsificación (CallerID Spoofing) que hace que un número de teléfono se vea como el que ellos quieren. Por ende, pueden fingir que lo están llamando desde un número de teléfono en el que normalmente confía, como su banco.

Ciberseguridad. (Foto: Getty Images)
Ciberseguridad. (Foto: Getty Images)

6. No use redes de WiFi desconocidas

Evita conectarte a redes WiFi gratuitas, desconocidas o sin seguridad (libres). Dos ejemplos de redes seguras son la red WiFi de tu hogar o del trabajo. Las redes WiFi de un centro comercial o una cafetería no son la mejor alternativa para comprar online. Puedes utilizar su red para navegar y buscar productos a buenos precios, pero no para realizar una compra. Los delincuentes pueden apoderarse de los datos que ingresas a través de redes desprotegidas.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más