Una de las herramientas que han ganado protagonismo durante el aislamiento social obligatorio son los : pequeños dispositivos que pasaron de ser empleados en bancos, supermercados y otros lugares públicos para detectar la presencia de personas con fiebre a los hogares de quienes buscan tener un mejor control de la salud de sus integrantes en plena pandemia.

Tal como sucedió con las mascarillas, desde hace varios días estos aparatos se han convertido en el nuevo blanco de las noticias falsas que circulan con gran facilidad en las redes sociales.

Lo más curioso es que, aprovechando el desconocimiento de cómo funciona este dispositivo, quienes buscan sembrar el desconcierto entre la población no se han decidido por una sola versión con respecto al supuesto perjuicio que causarían estos termómetros.

Digemid aclara que termómetros infrarrojos no causan daño al cerebro

VERSIÓN ENGAÑOSA

Uno de los mensajes, que lleva adjunto un audio o un video, trae una advertencia que suena bastante verosímil: “no permitan que se les tome la temperatura con una pistola de directamente a la cara, porque si el rayo láser les toca los ojos podría provocarles un problema en la retina”.

Según el mensaje, “el mecanismo emite radiación en el infrarrojo medio y lejano, de entre 400 y 1.100 nanómetros, que es absorbida en la superficie del ojo, puede producir quemaduras en los tejidos externos del ojo e incluso abrasión en la córnea”.

Medios especializados en la verificación de datos de diversas partes del mundo, como Ojo Público (Perú) y Chequeado (Argentina), coinciden en que los para la piel no causan ese daño. Este tipo de termómetros cuentan con un sensor que no emite, sino que recibe la radiación electromagnética emitida por la persona y la mide para determinar la temperatura corporal. No requieren de un láser.

El único riesgo sería en el caso de los termómetros infrarrojos de uso no médico, sino industrial. Estos sí emplean un rayo láser (a manera de puntero) para apuntar y tomar la temperatura de un objeto a larga distancia. Entonces, se trataría de un mensaje engañoso.

En mayo pasado, el Instituto Nacional de la Calidad (Inacal) presentó la “. El documento busca ayudar en la selección y correcto uso de este aparato como herramienta de prevención en plena pandemia.

SIN DAÑO NEURONAL

El mensaje falso más reciente relacionado con estos termómetros ensayaba una hipótesis más descabellada: en lugar de medir la temperatura, matan las neuronas.

Todas las personas que están en los supermercados y en las tiendas no les dan información de lo que hace esa pistolita. No se siente, como cuando vas con el médico y te hacen rayos X, no se siente, pero se está almacenando [...] Hoy te matan 1.000 neuronas, mañana otras 1.000 y eso a la larga trae un sinnúmero de alteraciones en tu sistema nervioso central”, dice el mensaje viral.

Sanamente: ¿los termómetros infrarrojos dañan los ojos y neuronas?

AFP Factual, Maldita Ciencia (España), Colombiacheck (Colombia) y (México), entre otros sitios de verificación de datos, coinciden en afirmar que no existe evidencia que sustente esas afirmaciones. ¿La razón? La misma relacionada con la acusación anterior: este no emite señales, sino que las recibe.

Cualquier equipo electrónico de pequeña potencia, como estos termómetros, emite una mínima radiación electromagnética que no está demostrado que suponga daño a las neuronas. De demostrarse algo así, tendríamos que prescindir de todo aparato eléctrico y electrónico que usamos hoy y volver a la Edad de Piedra”, dijo Raúl Máximo, ingeniero de soporte técnico de PCE Instruments a la web Maldita Ciencia.

La cifra

El 2% de los jóvenes puede identificar ‘fake news’, según la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo.Los termómetros infrarrojos tienen que ser usados con mucho cuidado para registrar correctamente la temperatura de las personas.

VIDEO RECOMENDADO

Antenas 5G: cuando un ‘fake news’ trasciende y llega hasta nuestro país

TE PUEDE INTERESAR