(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

Los usuarios que configuren un nuevo dispositivo en Europa podrán elegir entre distintas opciones de buscador a partir del próximo año, cuya barra de búsqueda aparecerá en la pantalla de inicio y como por defecto en .

Google ha informado en su que ha abierto un proceso de solicitud para que los proveedores de servicios de buscador que quieran participar puedan apuntarse, de cara a los cambios que piensa introducir en Europa en 2020 y que siguen a la multa fijada por la Comisión Europea sobre la compañía en 2018, por abuso de su posición en el mercado móvil.

[ - ]
[ -
[ - ]

De esta forma, y a partir del próximo año, cuando un usuario europeo esté configurando un smartphones o tableta Android nuevo, verá una pantalla en la que podrá elegir un proveedor de servicios de buscador de entre una lista ofrecida por . Esta opción aparecerá en los dispositivos que tengan la aplicación del buscador de Google preinstalada.

El proveedor seleccionado por el usuario será el buscador por defecto, y aparecerá tanto en la pantalla de inicio (la barra de búsqueda) como en el navegador Chrome, si está instalado en el dispositivo. Estará disponible en los dispositivos que empiecen a comercializarse a principios de 2020.

En abril de 2018, la Comisión Europea multó a Google con el pago de 4.340 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado móvil a través de Android, un sistema operativo de código abierto que la compañía tecnológica ofrecía de forma gratuita a los fabricantes de dispositivos, y que suponía la instalación en los mismos de un paquete con hasta 40 aplicaciones propias. 

La multa de la Comisión Europea implicaba también un cambio en la relación de Google con los fabricantes. De esta forma, la compañía dejaba de forzar la instalación del paquete completo de aplicaciones para establecer licencias de pago para incorporar sus aplicaciones a móviles y tabletas en Europa.

Los fabricantes pueden adquirir de forma individual la tienda de aplicaciones de Google, sin necesidad de incorporar el buscador de la compañía o el navegador Chrome, cuyas licencias también se fragmentaron.

Fuente: La Nación / GDA.

Síguenos en Twitter: