(Foto: captura de YouTube)
(Foto: captura de YouTube)
Redacción EC

Este 21 de agosto se observará en Estados Unidos un total, que también podrá ser apreciado en otras partes del mundo, incluyendo el norte del Perú. En ese contexto, muchos fotógrafos profesionales y aficionados ya se preparan para registrar el fenómeno.

Conscientes de ello, los trabajadores de una tienda y estudio fotográfico de Iowa (Estados Unidos), decidieron mostrar en un clip de , qué sucedía si se realizaba este tipo de capturas sin un filtro solar adecuado.

Tras advertir que el experimento no debía ser replicado en casa, los profesionales de Everything Photography montaron una cámara digital réflex común en un potente lente superteleobjetivo Canon de 400 milímetros.

Las cámaras réflex se caracterizan por mostrar directamente en el visor la imagen captada por el lente y, teniendo en cuenta la enorme magnitud del modelo usado en este caso, la amplificación de los rayos solares tendría como consecuencia inmediata un daño más que severo a la vista de colocar el ojo en la mira.

“No querrás que tus retinas sean derretidas”, explica de forma contundente uno de los autores del clip de YouTube.

(Video: YouTube Everything Photography)

Es en este punto que el video pasa a mostrar qué sucede con la cámara propiamente dicha y se destaca que la luminosidad amplificada no tarda en comenzar a quemar el interior de la cámara. Los hombres del video destacan que esta ya comenzaba a oler a plástico quemado al poco tiempo de iniciar la exposición.

El material audiovisual incluso llega a mostrar que la luz se manifiesta de forma notoria en un delgado y destructivo halo. El resultado es un sensor completamente destruido, al igual que el sistema de espejos interno.

“La moraleja de la historia es que, si no tienes un filtro adecuado y no eres un profesional, no trates de fotografiar el eclipse, simplemente disfrútalo con tus amigos y familia”, explica el autor hacia el final del video de YouTube.

Obviamente, cuando el eclipse sea total, la luz solar será cubierta por la luna y el filtro podrá ser retirado para registrar todos los detalles del fenómeno, pero antes y después sigue siendo fundamental el uso del accesorio por seguridad.

Es pertinente señalar que hay una gran cantidad de filtros solares en el mercado, lo que también trae una variedad de precios que puede oscilar entre los 100 y los 1.300 dólares.