Las alergias estacionales afectan a miles de personas. (Foto: Pixabay)
Las alergias estacionales afectan a miles de personas. (Foto: Pixabay)
Redacción EC

El 22 de septiembre inicia la primavera, y aunque para muchos puede significar una mejor temporada, para otros es la estación más temida del año debido a que árboles y plantas inician su proceso de polinización y esparcen en el aire miles de millones de diminutas partículas de polen que desencadenan diversos síntomas de alergia.

Se estima que alrededor de 400 millones de personas en el mundo sufre de rinitis alérgica, según la Organización Mundial de la Salud, y su condición se agrava con la llegada de la primavera, además, gran porcentaje de ellos no son diagnosticados, lo que afecta su calidad de vida, por lo que es necesario identificarlas y recurrir a un tratamiento que los controle.

MIRA: Coronavirus y gripe: qué hay detrás de los casos de influenza “históricamente bajos” a nivel global

Carlos Francia, médico otorrinolaringólogo comenta que algunos de los síntomas de esta patología pueden ser conjuntivitis, picazón en la nariz y garganta, ojos llorosos, estornudos, congestión nasal, entre otros.

Para evitar las alergias durante esta temporada, el especialista brinda las siguientes recomendaciones:

1. Lleva un registro de tu día.

De esta manera podrás identificar aquellos factores que activan o intensifican los síntomas de la alergia al hacer tus actividades diarias, además de ayudar a tu médico a reconocerlos y así recetarte el mejor tratamiento.

2. Si ya conoces los detonantes, evítalos.

No salir a la calle en días de mucho viento o en momentos de alto nivel de polen (amanecer y atardecer) ayudará a que disminuyan las molestias.

3. Desinfectar correctamente los espacios.

Los ácaros del polvo, hongos, moho e incluso la caspa y pelo de las mascotas pueden desencadenar alergias. Por ello, es necesario limpiar constantemente el interior de la casa, las habitaciones (colchones, almohadas, ventiladores) y el automóvil. También es importante ventilar los espacios, pero cuando la persona no se encuentra en la habitación.

4. Ducharse al ingresar al hogar.

El polen tiende a adherirse a la ropa y el cabello, por lo que cambiarse los zapatos al regresar a casa y tomar un baño hará que estos alérgenos se puedan desprender y así mitigar algunos síntomas.

5. Uso correcto de las mascarillas.

Las mascarillas que se utilizan en el exterior también están expuestas a alérgenos y contaminantes ambientales que se pegan en su superficie. Si se utiliza las desechables, deséchenlas tras su uso sin tocar la parte externa de la misma. Si se utilizan las lavables, tratar de guardarlas en bolsas de papel para su posterior lavado y secado.

Finalmente, el especialista indica: “Ante cuadros de rinitis alérgica o indicio de alguna alergia del sistema respiratorio, los antihistamínicos de segunda generación no solo son efectivos controlando estos síntomas, los cuales pueden ser provocados o exacerbados por la contaminación interna y externa, sino que también tienen menos efectos secundarios en el consumidor”.

VIDEO RELACIONADO

Brigada Humanitaria y su silencioso trabajo de recoger cadáveres COVID-19 en Loreto | FOTOS Y VIDEO

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter:


TAGS RELACIONADOS