La ameba entra al organismo por la nariz y de allí migra hacia el cerebro. (SCIENCE PHOTO LIBRARY)
La ameba entra al organismo por la nariz y de allí migra hacia el cerebro. (SCIENCE PHOTO LIBRARY)

Su nombre científico es Naegleria fowleri, pero se le conoce coloquialmente como la ameba "come cerebros", porquepuede provocar una infección en ese órgano que a menudo es mortal.

Ahora funcionarios de salud en Florida, Estados Unidos, confirmaron un raro caso de esta infección.

El Departamento de Salud de Florida indicó el viernes que una persona en el condado de Hillsborough contrajo la ameba.

El parásito unicelular, que típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas, puede entrar al organismo por la nariz.

Las autoridades de Florida no indicaron dónde fue contraída la infección ni cuál es el estado del paciente.

Pero dadas las consecuencias potencialmente letales de la infección, las autoridades sanitarias emitieron una advertencia a los residentes de Hillsborough.

Están urgiendo a los habitantes locales a evitar el contacto nasal con el agua de grifos y otras fuentes, como ríos, estanques, piscinas, aguas termales y canales, donde puede incrementarse la probabilidad de una infección en los meses de verano.

Infección letal

Las infecciones por Naegleria fowleri son extremadamente raras y sus síntomas incluyen fiebre, náusea, vómito, dolor de cuello y de cabeza.

La infección de la ameba N. fowleri es extremadamente rara pero a menudo es letal. (GETTY IMAGES)
La infección de la ameba N. fowleri es extremadamente rara pero a menudo es letal. (GETTY IMAGES)

La mayoría de los pacientes que contraen la infección mueren en una semana.

Las autoridades estadounidenses indican que las personas que experimentan estos síntomas deben "buscar asistencia médica de inmediato, porque la enfermedad progresa rápidamente".

"Recuerden, esta enfermedad es rara y las estrategias efectivas de prevención pueden permitir tener una temporada de verano segura y relajante", indica el Departamento de Salud de ese país.

La mayoría de las infecciones en Estados Unidos han ocurrido en estados como Texas y Florida, durante los meses de verano.

La N. fowleri habita en cuerpos de agua dulce templada, en los sedimentos depositados en el fondo, donde suele encontrar alimento.

Cuando estos sedimentos se revuelven, la ameba se mueve en el agua y, como consecuencia, puede ser inhalada por alguien que esté nadando en los alrededores.

Una vez en la nariz, el microorganismo invade los nervios olfatorios y migra hacia el cerebro, donde se alimenta de las células nerviosas causando un peligroso trastorno llamado meningoencefalitis amebiana.

Aunque el agua dulce es la fuente más probable de infección de esta ameba, también ha habido casos en los que el parásito ha causado inflamación en personas que realizan lavados nasales con agua de grifo.

Casos raros

Aunque mortales, las infecciones de la N. fowleri, señalan las autoridades, son extremadamente raras.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) desde 1962 se han reportado en todo Estados Unidos 146 casos de meningoencefalitis amebina, de los cuales solo cuatro pacientes sobrevivieron.

El parásito unicelular típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas. (GETTY IMAGES)
El parásito unicelular típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas. (GETTY IMAGES)

Entre 2009 y 2018, solo se han reportado 34 infecciones. De estos casos, indican los CDC, 30 personas resultaron infectadas nadando en cuerpos de agua dulce, tres se contagiaron por irrigación nasal con agua del grifo contaminada y una persona con agua contaminada en un tobogán o resbaladilla de agua.

Los expertos afirman que es sumamente letal porque una vez que entra al organismo, el parásito provoca una rápida destrucción del tejido cerebral.

Además, debido a que no hay pruebas para diagnosticar la N. fowleri, los síntomas pueden confundirse con los de otras infecciones menos graves, y no existen tratamientos establecidos eficaces contra la infección.

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

-----------------------------------------------------------------

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RELACIONADO

¿Qué es la peste negra?: Brote en Mongolia preocupa en tiempos de la COVID-19

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS