(Foto: MasterTux en Pixabay. Bajo licencia Creative Commons)
(Foto: MasterTux en Pixabay. Bajo licencia Creative Commons)
Redacción EC

Fue en 1908, el 30 de junio, cuando un impactó en la superficie de la Tierra terminando con la vida de un bosque y poniendo en peligro el ecosistema. Fue precisamente en Siberia, entonces en la Federación de Rusia, cuando ocurrió el Evento de Tungunska.

Decretado en 2015 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Día del Asteroide es una instancia internacional no para celebrar la existencia de estos cuerpos rocosos en el Universo, sino para hacer conciencia en la población sobre el peligro que significan estas "piedras flotantes".

El Evento de Tungunska ocurrió a las 7:17 horas locales y hasta la fecha no se han logrado recuperar restos de lo que habría causado este hecho, por lo que las teorías apuntan a un cometa formado por hielo que se destruyó antes de llegar a la superficie, ya que no existe ningún cráter en la zona.

En aquella oportunidad se produjo un incendio y se derribaron árboles en una zona de 2.150 kilómetros cuadrados, además de romper ventanas y tirar a la gente al suelo que se encontraba incluso en un radio de 400 kilómetros.

A causa de esto, más de 100 años después, la ONU decidió dedicarle un día a esta amenaza constante desde el espacio para que la gente entienda las condiciones naturales en que se encuentra el planeta y se potencie la investigación en este campo, para así aumentar la detección de los NEO, objetos cercanos a la Tierra, por sus siglas en inglés.

Fuente: Emol-GDA

TAGS RELACIONADOS