Australia esparcirá un tipo de herpes para erradicar sus carpas
Australia esparcirá un tipo de herpes para erradicar sus carpas

tiene previsto esparcir en sus aguas una especie de virus del herpes para erradicar la carpa común, una especie invasiva considerada como "el peor parásito de agua dulce" en este país.

 

El plan nacional para el control de carpas, un pez introducido en Australia a mediados del siglo XIX, contará con un presupuesto de 15 millones de dólares australianos, unos 9,7 millones de euros.

El ministro australiano de Agricultura, Barnaby Joyce, que saltó a la fama por su batalla contra los perros que el actor Johnny Depp introdujo ilegalmente en , indicó que los perjuicios generados por la carpa común costaban cada año a la economía 500 millones de dólares australianos.

Su capacidad para sobrevivir en aguas cálidas y con bajos niveles de oxígeno ha permitido a la carpa común (Cyprinus carpio) proliferar, especialmente en el Estado de Victoria y en su vecino de Australia Meridional.

En algunas zonas, las vías navegables se han vuelto pantanosas a causa de la fuerte población de carpas, que arrancan las raíces de las plantas acuáticas. Además, casi un 90% de los peces endémicos han desaparecido.

La cuenca hidrográfica de Murray-Darling (sureste), donde el virus debe esparcirse por primera vez a finales de 2018, cuenta con una población de carpas, que representa entre el 80% y el 90% de su biomasa de peces.

"Las carpas son el peor parásito de agua dulce en ", afirmó en un comunicado. "Las medidas de control actuales, las trampas, la pesca comercial (...) son costosas y globalmente ineficaces".

Pero una forma de virus del herpes, el CyHV-3 o KHV, se ha revelado eficaz, al atacar especialmente los riñones, branquias e hígado del pez."Hemos observado lagos en Japón (...) donde el 70% de la población de carpa europea ha desaparecido en dos semanas", indicó Joyce.

El ministro de Ciencia, Christopher Pyne, que ha apodado este programa "Carpageddon", aseguró por su parte que el virus no tendría ningún impacto en el ser humano.

"De repente, habrá literalmente cientos de miles, si no son millones, de toneladas de carpas muertas en el río Murray", predijo Pyne.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS