Autoridades africanas acuerdan estrategia contra el ébola
Autoridades africanas acuerdan estrategia contra el ébola
Redacción EC

Kwasi Kpodo Acra (Reuters). Las autoridades del y organizaciones sanitarias internacionales adoptaron una nueva estrategia para combatir la mortífera epidemia mundial de , que ha dejado cientos de fallecidos en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

En una reunión de dos días en la capital de Ghana, Acra, las autoridades se comprometieron a una vigilancia más estrecha para detectar los casos de virus, mejorar la colaboración transfronteriza, reforzar el compromiso con las comunidades locales y estrechar la cooperación con la y otros socios.

Los ministros recomendaron también el establecimiento de un centro de control subrregional en Guinea para coordinar el apoyo técnico. Las decisiones implican a gobiernos, Naciones Unidas, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, organizaciones de ayudas y el sector privado.

Al menos 467 personas murieron a causa del desde febrero, según la OMS.

"Exige que los gobiernos movilicen áreas relevantes, que los líderes políticos, religiosos y comunitarios mejoren la percepción, el apoyo psicosocial y la comprensión de la situación del ébola", dijo Francis Kasolo, director de prevención y control de enfermedades de la para África, en rueda de prensa.

El comunicado final de la reunión no hizo referencia a un incremento de la ayuda económica y hubo pocos detalles sobre cómo se aplicarían las medidas. Incluso así, los ministros dijeron que la reunión había dado lugar a un foro valioso para compartir ideas.

Los ministros de Salud dijeron que era esencial que los organismos regionales, como la Unión Africana y la Comunidad Económica de Estados de , encabezaran los esfuerzos.

No hay planes de cerrar las fronteras para intentar frenar la propagación de la , pero deberían incrementarse los esfuerzos para educar a la población sobre los riesgos, dijo la viceministra de Salud de Liberia, Bernice Dahn.

DATOS DE INTERÉS El causa fiebre, vómitos, hemorragias y diarrea y mata a hasta un 90% de los infectados. Es muy contagioso, y se transmite a través de la sangre y otros fluidos. El actual brote es difícil de controlar porque implica coordinar a , lo que hace los protocolos sanitarios más problemáticos. Las zonas fronterizas están densamente pobladas y tienen un elevado nivel de movilidad social pero pobres servicios sanitarios.