(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)
Redacción EC

Según un estudio reciente de la Sociedad Americana de Cáncer, 1 de cada 7 hombres en el mundo será diagnosticado con en el trascurso de su vida y, en Perú, el 75% de casos son detectados en etapas avanzadas, debido a que esta neoplasia no presenta síntomas en su etapa inicial.

La única manera de poder prevenir esta enfermedad es realizándose los chequeos preventivos. Sin embargo, aún existen muchos tabúes relacionados a los exámenes que todo varón debe realizarse para evitar o detectar a tiempo este mal.

A continuación, la doctora Rocío Zavala, uróloga de la Liga Contra el Cáncer, puntualiza sobre algunos algunos mitos y verdades del cáncer de próstata, con la finalidad de sensibilizar a los varones peruanos.

1. ¿El examen de la próstata es molesto, doloroso y afecta la virilidad?

El examen es rápido, sencillo, no causa dolor y no afecta la condición o la opción sexual de los hombres, ni mucho menos su virilidad. Este chequeo se hace para evaluar las condiciones en las que se encuentra la próstata y, es necesario, junto con la prueba de sangre PSA (Antígeno Prostático Específico) para identificar alguna lesión sospechosa de cáncer.

2. ¿A mayor actividad sexual, más riesgo de contraer cáncer de próstata?

No se ha demostrado y no hay estudios que apoyen que, a mayor actividad sexual, se disminuye el riesgo de padecer el cáncer de próstata. Por ello, la importancia de realizarse los exámenes y chequeos preventivos.

3. ¿Si mi familiar no padece de cáncer de próstata, yo tampoco?
Si bien uno de los factores de riesgo para contraer esta enfermedad son los antecedentes familiares, cualquier varón podría desarrollarlo. Por ello, es importante realizarse los chequeos preventivos anuales para poder evitar o tratar a tiempo el cáncer de próstata.

4. ¿Tener el antígeno prostático alto significa cáncer?

Esta prueba permite saber el nivel de antígeno prostático específico, habitualmente está por debajo de 4 y, cuando se eleva, necesita ser evaluado por un especialista, debido a que podría tratarse del agrandamiento prostático, prostatitis o cáncer de próstata. Por ello, para poder descartar esta enfermedad, se tiene que complementar con otros exámenes de rutina.

5. Cuando se agranda la próstata se produce el cáncer

El agrandamiento no maligno de la próstata, o hiperplasia prostática benigna, ocurre con el avance de la edad, provocando chorros de orina débiles y lentos, mayor frecuencia de micción, pujo al orinas y goteo, entre otros síntomas, que no necesariamente pueden estar relacionadas con el cáncer de próstata. Sin embargo, ambas enfermedades pueden estar presentes a la vez.

Síguenos en Twitter...