Redacción EC

Tokio. (Reuters). Tratando de contener las lágrimas, una investigadora japonesa acusada de falsificar partes de un estudio científico elogiado por su avance en el desarrollo de las dijo que defendía la validez de su descubrimiento y esperaba que todavía pudiera ayudar al mundo.

Las investigaciones publicadas por Haruko Obokata en la revista Nature en enero detallaban formas sencillas de reprogramar células animales maduras de vuelta a un estado similar al embrionario, lo que permitiría generar muchos tipos de tejidos, ofreciendo la esperanza de sustituir células dañadas o hacer crecer nuevos órganos en humanos.

NO LE CREEN

Pero tras conocer reportes sobre irregularidades en los datos e imágenes utilizadas en los informes, el , donde trabaja Obokata, comenzó a investigar y la semana pasada dijo que llegó a la conclusión de que es culpable de falsificación, disculpándose por un comportamiento que había dañado la credibilidad de la comunidad científica del país.

"Definitivamente se puede explicar cómo ocurrieron los errores", dijo Obokata en una rueda de prensa en directo transmitida por la mayoría de canales de televisión de La investigadora dijo que presentó una apelación contra las conclusiones presentadas por el comité de investigación de RIKEN. Inclinándose ante la audiencia, una pálida Obokata se disculpó por sus errores, que achacó a su inexperiencia, pero negó que fueran deliberados.

EL INICIO DE LA SOSPECHA

"Pese a todo, los experimentos tuvieron lugar. Como los datos existen, quiero aclarar que no elaboré estos documentos con malas intenciones", dijo con voz temblorosa. Obokata, de 30 años, causó sensación por su juventud y elegancia en Japón, donde los descubrimientos científicos suelen ser terreno de hombres mayores.

Los medios de comunicación la describieron como una posible ganadora del premio Nobel y modelo a imitar, al tiempo que dedicaban espacio a describir su sentido de la moda y el uso de un delantal tradicional japonés en el laboratorio. Pero pronto surgieron dudas sobre los métodos utilizados por Obokata, después de que otros investigadores fueran incapaces de replicar los resultados.

En la rueda de prensa, Obokata evitó las preguntas sobre si RIKEN había utilizado su hallazgo para aumentar su reputación de cara a una mejora en la consideración del Gobierno para obtener más fondos y por qué se le habían encargado los documentos solo a ella.