Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

Las copas menstruales son seguras, eficaces y económicas, concluye la ciencia

Una nueva investigación publicada en la revista 'The Lancet' comparó este producto con los tampones y las toallas higiénicas, y determinó que es un método igual de eficiente

copas

Las copas menstruales son reutilizables y pueden durar hasta diez años. (Foto: Pixabay)

Las copas menstruales, baratas y reutilizables, son tan seguras y eficaces como las toallas higiénicas o compresas y los tampones, según el primer gran estudio científico sobre el tema publicado por la revista médica The Lancet Public Health.

Un 70% de mujeres que han usado copas menstruales aseguran que prefieren seguir usándolas, de acuerdo con la investigación.

[El descubrimiento de que la anorexia no es sólo un desorden psiquiátrico]
[Caster Semenya | Cómo este caso puede cambiar la definición de género biológico en los deportes]

Este estudio reúne 43 trabajos anteriores que abarcaron a 3.300 mujeres y es el primero en evaluar las copas menstruales, dispositivo poco conocido en comparación con las toallas sanitarias y los tampones.

"Un total de 1.900 millones de mujeres en el mundo están en edad de menstruar -y pasan en promedio 65 días al año manejando su flujo de sangre menstrual- y, sin embargo, hay pocos estudios de calidad que comparan los medios protección", subrayó una de las autoras del estudio, Penelope Phillips-Howard, profesora de la Liverpool School of Tropical Medicine.

Muchas mujeres en el mundo no tienen acceso a esos medios de protección, lo que puede ser perjudicial para ellas en la escuela, en el trabajo o en su vida cotidiana, señalan los investigadores.

Elaborados en silicona o en latex, las copas se insertan en la vagina para recoger la sangre menstrual. Deben ser vaciadas cada cuatro a doce horas.

El estudio concluyó que son una protección tan eficaz como los tampones y las toallas y que no reveló ningún riesgo adicional de infección.

Cinco casos de síndrome de choque tóxico menstrual fueron observados, pero dado que se desconoce el número total de usuarias de copas, los investigadores no pudieron determinar si el riesgo era más elevado que el de los tampones.

Este síndrome lo causa una bacteria, el estafilococo dorado, y provoca fiebre, presión arterial baja y otros trastornos potencialmente graves (digestivos, musculares, renales).

Para evitarlo, las autoridades sanitarias recomiendan no dejar dentro del cuerpo mucho tiempo la misma protección, tampón o copa.

El estudio también analizó el costo de las copas menstruales. En algunos países, cuestan menos de un dólar y son de 5% a 7% más caras que una caja de de 12 toallas o tampones. Pero a largo plazo, son muy económicas porque se pueden volver a usar y duran hasta diez años.

En los países más ricos, algunos modelos pueden, no obstante, costar hasta 40 dólares.

"Estos resultados muestran que las copas pueden ser una opción segura y económica para las mujeres", juzgó Julie Hennegan, especialista británica de la salud pública, en un comentario publicado por The Lancet Public Health.

Importancia del buen uso del tampón y copa

Un estudio publicado en Applied and Environmental Microbiology, una revista de la Sociedad Estadounidense de Microbiología, el año pasado afirma que los tampones de algodón orgánico a menudo se anuncian como alternativas más seguras, pero no son mejores que los tampones comunes para prevenir el síndrome de shock tóxico.

copa

Expertos aconsejan que se cambien los tampones y copas con frecuencia para evitar el riesgo del síndrome de shock tóxico. (Foto: Pixabay)

Las copas menstruales también pueden aumentar el riesgo de shock tóxico, y deben hervirse entre usos, dijo el mismo informe.

Aconsejan que se cambien los tampones con frecuencia para evitar el riesgo del síndrome de shock tóxico.

Los autores descubrieron que no importaría qué tipo de material contenía el tampón, sino que es la cantidad de aire entre las fibras lo que parece aumentar el riesgo de crecimiento bacteriano.

"Nuestros resultados no respaldan la hipótesis que sugiere que los tampones compuestos exclusivamente de algodón orgánico podrían ser intrínsecamente más seguros que los hechos de algodón mixto y rayón", dijo Gerard Lina, profesor de microbiología en la Universidad Claude Bernard, en Lyon, Francia.

Las copas menstruales habrían permitido incluso que crecieran más bacterias que los tampones, también al parecer debido al aire adicional implicado.

Por ello, los médicos recomiendan utilizar el método que más se acomode a las necesidades de cada mujer y que lo hagan siguiendo las recomendaciones de los productos.

AFP/El Comercio

Síguenos en Twitter:


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ